Redes sociales e ‘influencers’ quitaron monopolio informativo a periodistas

Diplomado Ibero-oem

Redes sociales e ‘influencers’ quitaron monopolio informativo a periodistas

La Prensa en línea

México.- Las empresas periodísticas ya no tienen el monopolio de la información, pues hoy en día compiten con las redes sociales y los nuevos liderazgos en internet (influencers), que fraccionan a las audiencias, las cuales apelan a la confianza y a la credibilidad, consideró el maestro Ulises Castellanos Herrera, académico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Pero este nuevo ecosistema, donde el único cáncer son las fake news (noticias falsas), es una oportunidad para que los periodistas profesionales y sus empresas marquen una diferencia, destacó, durante el comienzo de las actividades docentes del diplomado ‘Competencias directivas en administración y mercadotecnia para la industria periodística’, que la Dirección de Educación Continua (DEC) de la IBERO imparte a directivos de la Organización Editorial Mexicana (OEM).

Durante la apertura e inicio de clases del diplomado, coordinado por Castellanos, éste dijo que el mundo de los medios de comunicación vive un proceso de cambio cuya magnitud y velocidad son únicos en la historia. “En internet se van creando nuevas formas de hacer periodismo y nuevos modelos de negocio que desafían a los modelos tradicionales”. Con base en la gratuidad, “nuevos medios ofrecen más materiales de calidad, pero no a cambio de dinero, sino a cambio de tiempo; el tiempo que el usuario está dispuesto a darle a su publicidad”.

Hoy en día los usuarios de los medios, lectores y televidentes, están dispuestos a darle un tiempo a la información, pero abandonando su pasividad, para convertirse en productores de contenidos que compiten con los de los periodistas, y por ende con los medios tradicionales.

“Mientras tanto, varios medios tradicionales en México siguen debatiendo viejos problemas y cometiendo los mismos errores. La estrategia, la planificación, el control de gestión y liderazgo, la noción de valor y de valores, se van instalando de manera muy lenta en las redacciones, empujando con dificultad viejos prejuicios que se resisten a morir”.

Es por ello que en este diplomado de periodismo, gestión y liderazgo (que inició en julio y concluirá en noviembre) se están abordando temas que suelen ser tabú en las redacciones de algunos medios de comunicación, con la idea de descubrir la posibilidad de que convivan calidad y creatividad a la par de una buena gestión, que arroje eficiencia económica y alta productividad.

“La era dorada de los medios masivos de comunicación comienza a declinar y está siendo reemplazada por un ambiente donde los lectores y consumidores serán mucho más exigentes, y ya no estarán dispuestos a pagar por contenidos que no desean. Sólo porque (a) otros dos o tres lectores del mismo medio les resulta interesante no nos van a comprar el resto del producto”, dijo Castellanos, quien se ha desempeñado como fotógrafo y editor de fotografía en su trayectoria profesional en diversos medios de comunicación mexicanos y extranjeros.

Agregó: “Hoy la fidelidad de nuestros lectores se construye cada día, casi en tiempo real, porque la relación actual entre el emisor y el receptor, como nos lo habían enseñado en la universidad, se torna horizontal y a veces incluso intercambiable”.

En este ambiente informativo contemporáneo las herramientas y conocimientos que adquirirán las y los alumnos del diplomado les deberán acercar más a sus lectores, es decir, a la sociedad. “Y en función de eso los anunciantes estarán interesados en ser parte de nuestras plataformas, para poder llegar a más y mejores audiencias”.

“El reto de hoy se resume en dos puntos críticos: la gratuidad de la información creciente en internet, y el hecho de que la publicidad migra hacia otros soportes; y si bien la tendencia no es aún dramática en México, ahí está y de nada sirve el consuelo que subestime estos cambios. Los medios tradicionales deberían tomarlo en serio, como hoy lo hace la OEM. Estos datos, como una oportunidad para no dejarse avasallar, son fundamentales; se necesita aprovechar esto en beneficio de su gente, sus audiencias y sus trabajadores”, dijo a los directivos de la organización.

Por todo lo anterior opinó que llega a tiempo el diplomado que la IBERO les imparte a ellos, los miembros de la Organización Editorial Mexicana, para que entiendan estos nuevos paradigmas y con ello entreguen a su público información veraz cada vez más significativa y útil, capaz de transmitir y generar experiencias y conocimiento, “a través de contar lo que nos sucede como sociedad, con una nueva mirada, y así conectar mejor con el nuevo lector, es decir, brindar información digna de ser pagada”.

“Esta puede ser la última oportunidad para todos nosotros. Si no se alinean todas las fortalezas de una empresa periodística en función de un periodismo para el siglo XXI, en el marco de un país renovado políticamente, en medio de un contexto de violencia generalizada y nuestro nuevo aire democrático, no tendremos futuro”.

Por su parte, la licenciada Martha Ramos Sosa, directora General Editorial de OEM, dijo que a vuelta de siglo todos los periódicos y empresas editoriales se metieron en un círculo de sobrevivencia con todos los retos digitales y nuevos modelos de negocio que ahora existen. Y eso metió en un problema al gremio informativo, con periodistas de la ‘vieja guardia’ que tienen muy poca capacidad administrativa, y administradores que no entienden la complejidad de manejar una redacción.

“Es el momento en que ambas partes: primero, trabajemos juntas; y segundo, entendamos qué está pasando y cuáles son los nuevos retos, de tal suerte que seamos empresas que verdaderamente garanticemos una libertad que beneficie a los lectores”. Y “creo que lo que nos va a traer este diplomado (‘Competencias directivas en administración y mercadotecnia para la industria periodística’) es encaminarnos hacia allá, llevarnos hacia empresas robustas, económicamente sanas, que puedan trabajar el periodismo en libertad”.