..
Cinco cosas por las que agradecemos de que exista el Internet

Foto: La Prensa

Cinco cosas por las que agradecemos de que exista el Internet

La Prensa en Línea

Desde que llegó el Internet no solo revolucionó la forma en como comunicarnos, sino que se volvió en una herramienta fundamental para nuestras vidas y entretenimiento.

En este jueves que se celebra el Día del Internet te presentamos una lista de las cinco cosas por las que agradecemos este maravilloso e ingenioso invento, del cual estamos muy arraigados.

1.- ¡Memes!

Bien sabemos que el humor mexicano no guarda respeto ni a la misma muerte, pero es lo que nos caracteriza como habitantes de este país latino que, sin importar el momento, acude a la burla para olvidarse de sus problemas, y qué mejor que los memes, que son una sátira que refleja el contexto actual de la juventud.

2.- Redes Sociales

Gracias al Internet las formas de comunicarnos revolucionaron, al grado que hoy en día existe Twitter y Facebook, donde no solo nos sirve para informarnos de las noticias más importantes, sino para convocar una fiesta en la casa de tu mejor amigo o escribir indirectas porque te tronaron de la peor manera.

3.- WiFi

Sin duda alguna el Wifi es el mejor bebé que pudo procrear el Internet, pues gracias a él nos podemos conectar dónde y cuándo queramos a nuestras apps favoritas como Whast App, Instagram, Pinterest, etc.

4.- Netflix y Spotify

El Siglo XXI es la era de la tecnología, pues no solo nos metieron la idea de tener el mejor celular, sino que ahora ya no solo es por gusto tener Netflix, sino una necesidad, ya que gracias a sus películas y series, nos podemos olvidar un poco de nuestra realidad. Así como Spotify y sus listas de reproducción. Estos increíbles servicios de streaming no se pudieron construir sin la existencia del Internet.

5.- Compras en Línea

Antes uno tenía que ir a la plaza, tardarse hasta dos horas comprando y salir ¡sin nada! pero ahora la compras están a un click y con las mejores ofertas que en algunas ocasiones te engañan para que caigas en las garras del capitalismo.