Apple, interrogada por agencias de EU sobre ralentizamiento de iPhones

Imagen: Ilustrativa

Apple, interrogada por agencias de EU sobre ralentizamiento de iPhones

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

San Francisco, Estados Unidos | AFP |.-Apple confirmó el miércoles que está respondiendo preguntas de agencias estadounidenses sobre su decisión de ralentizar los iPhones más antiguos a medida que sus baterías se debilitan.

“Hemos recibido preguntas de algunas agencias gubernamentales y les estamos respondiendo”, contestó Apple por correo electrónico a una consulta de la AFP.

La respuesta llegó como comentario a un informe de Bloomberg sobre que el Departamento de Justicia estadounidense y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) están investigando si Apple violó la ley al no revelar una actualización de software que hizo que los modelos más antiguos de iPhone funcionaran más despacio.

Los críticos han acusado a Apple de convencer a los usuarios de iPhone de pasarse a modelos más nuevos al dejarles creer que eran los teléfonos los que necesitaban reemplazarse, y no solo las baterías.

La compañía enfrenta demandas en Estados Unidos y Rusia por este asunto.

“Nunca hemos hecho, y nunca haríamos, nada para acortar intencionalmente la vida útil de ningún producto de Apple o degradar la experiencia del usuario para impulsar las actualizaciones por parte de los clientes”, aseguró el gigante tecnológico de California.

El Departamento de Justicia no quiso hacer ningún comentario y la SEC no respondió a las preguntas de la AFP.

Apple admitió a fines del año pasado que enlenteció intencionalmente los modelos más antiguos de sus iPhones.

La compañía argumentó que era para extender el rendimiento del teléfono, que usa menos energía cuando se ejecuta a velocidades más lentas, y para evitar bloqueos inesperados debido a poca batería.

El grupo planea lanzar una actualización de software este año que permitirá a los usuarios apagar la función de enlentecimiento del iPhone. También alertará sobre cuándo es necesario reemplazar las baterías.

A fines de diciembre, la compañía emitió una disculpa por enlentecer los modelos más antiguos y dijo que devolvería el dinero de las baterías de reemplazo para algunos teléfonos.

Una investigación francesa sobre posible “obsolescencia programada” o “fraude” por parte de Apple está siendo llevada adelante por especialistas en defensa del consumidor.

La obsolescencia programada es una práctica comercial muy criticada en la que los fabricantes incorporan mecanismos de expiración de sus productos para que los consumidores se vean obligados a reemplazarlos.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem