Se terminó la neutralidad de la internet: Ing. Novoa Romo

Foto: Web

Se terminó la neutralidad de la internet: Ing. Novoa Romo

La Prensa en línea

México.- La neutralidad de la Internet se acabó, luego de que hace unos días el Congreso de los Estados Unidos dio por concluida la neutralidad de Internet, aseguró el consultor Luis Novoa Romo al advertir que, ahora, las empresas que ofrecen este servicio podrán restringir sus contenidos.

El experto en ciberseguridad afirmó que dicho decreto no sólo afectará a los habitantes de aquel país, sino a casi todos los países, toda vez que la mayoría de las compañías que tienen presencia en la red de redes publican servicios que se consumen por la mayoría de las personas en el mundo.

El ingeniero, con grado académico de maestro, señaló que con la cancelación de la neutralidad de Internet, el servicio que consumimos, al menos hasta hoy de manera discrecional, se convertirá en un servicio parecido a la radio o televisión, donde los operadores de estos sistemas deciden sus contenidos.

Novoa Romo advirtió que con la decisión del Congreso norteamericano se impactará, no solo a las personas y compañías que se localizan en la unión americana, sino que “lamentablemente la dependencia que tenemos los usuarios del resto del mundo a los servicios que ofrecen estas empresas también nos hace víctimas de tal decisión, ya que servicios de “streaming”, buscadores de Internet, redes sociales, servicios de mensajería instantánea e incluso, servicios de correo electrónico en línea podrían verse afectados con esta decisión”.

Aseguró que una de las posibilidades en las que nos afectaría a los usuarios fuera de los Estados Unidos será a través de los precios, ya que las compañías que colocan sus servicios en la red, acceden mediante un proveedor de Internet, el cual podría restringir el ancho del canal de salida del servicio. Si el servicio en línea quiere mantener una amplitud de canal para que el servicio que le presta a sus usuarios no se vea afectado, tendrá que pagar más por más amplitud de canal, un incremento que se verá reflejado en el precio del consumidor final.

Lamentablemente –puntualizó el especialista Novoa Romo– esta decisión también lleva tintes de censura, ya que por más que un proveedor de servicios, como por ejemplo un periódico en línea, pague por más amplitud de canal a su proveedor de Internet, si este último ve alguna afectación a sus intereses simplemente no dará acceso a sus clientes, argumentando que hay alguna situación técnica que impide su acceso a Internet.

Esta centralización de servicios en línea que tiene los Estados Unidos hace que hoy nos encontremos en esta situación. Como usuarios sólo nos queda buscar otros servicios que no se encuentren dentro del alcance de esta decisión, o mejor aún, crear alternativas a estos servicios, de esta forma, las regulaciones locales que puedan surgir, no afectarán nuestro servicio y tampoco a los usuarios, señaló.

El panorama es quizá desalentador, pero es en estos momentos difíciles cuando las ideas irrumpen como luz esperanzadora, actuemos hoy, para evitar que la decisión de unos cuantos nos afecte, de otra forma mañana será muy tarde, concluyó.