Buscan reducir Enfermedades de Transmisión Alimentaria

Foto: Internet

Buscan reducir Enfermedades de Transmisión Alimentaria

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por Arturo R. Pansza

México.- La reducción de hasta 200 tipos de Enfermedades de Transmisión Alimentaria (ETA), por las cuales en México cada año mueren 16 mil personas, se podría logar mediante el impulso de la producción de alimentos orgánicos, aseguró el diputado de Nueva Alianza, Francisco Javier Pinto Torres.

Según la Dirección General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), las enfermedades ocurridas por alimentos contaminados por plagas, bacterias, virus y parásitos, representan el 50 por ciento del total mundial.

El legislador refirió que la ingestión de alimentos contaminados puede provocar una insuficiencia de múltiples órganos del cuerpo humano a causa de enfermedades diarreicas, de tipo infeccioso invasivo, gastrointestinales, pero lo preocupante es que también estas afecciones pueden dar lugar a síntomas neurológicos, ginecológicos, inmunológicos e incluso cáncer.

Dijo que pese a los esfuerzos para promover buenas prácticas en el campo mexicano para evitar que los alimentos dañen la salud, datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), dan cuenta que México enfrenta un promedio de 160 alertas de inocuidad al año por productos frescos.

Pinto Torres acotó que una alternativa viable para combatir este problema de salud pública, es que el Estado mantenga el fortalecimiento al sector agroalimentario de producción orgánica que, de acuerdo con la SAGARPA, duplicó su superficie destinada para la producción de alimentos en los en los últimos cuatro años.

“Las hectáreas de cultivo pasaron de 500 mil a un millón, con lo que se consiguió exportar cerca de mil 800 millones de dólares en insumos. Asimismo, con los apoyos al campo mexicano, se ha logrado registrar a más de 169 mil productores y generar empleo para 372 mil trabajadores dedicados a esta actividad productiva”, declaró.

Una vez que destacara los beneficios de los alimentos orgánicos, el también integrante de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, resaltó que contribuyen a reducir el impacto ambiental pues disminuyen la contaminación química del agua, suelo y atmósfera.

Señaló que esos consumibles, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), exigen mayor calidad, al no contener aditivos químicos, saborizantes, colorantes o conservadores artificiales, pesticidas, fertilizantes, químicos ni hormonas que comúnmente usan algunos productores para acelerar la maduración y crecimiento de algunas plantas”, agregó.