Necesario reforzar detección oportuna y tratamiento para hepatitis: FundHepa

Foto @FundHepa

Necesario reforzar detección oportuna y tratamiento para hepatitis: FundHepa

Por: Genoveva Ortiz

Ciudad de México.- La Hepatitis es una infección viral que afecta al hígado y puede desencadenar complicaciones como cirrosis, fibrosis, cáncer de hígado y hasta la muerte.

Se estima que en 2016 a nivel mundial 1.4 millones de personas murieron a causa de algún tipo de las cinco hepatitis (A, B, C, D y E), informaron la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa) y la organización civil DKT en ocasión al Día Mundial contra la Hepatitis que se celebra este 28 de julio.

Los tipos de hepatitis van desde A y E causados por consumir agua, alimentos contaminados o por el consumo excesivo de alcohol y drogas; los tipos B, C y D se transmite mediante contacto sexual con una persona contagiada, material médico infectado, transfusión de sangre o por transmisión de madre a hijo durante el embarazo, parto o lactancia.

La hepatitis afecta a 400 millones de personas en el mundo, de las cuales solo un 5% sabe que está infectado y menos del 1% accede a un tratamiento, según datos de la OMS.

Entre los tipos de hepatitis más comunes se encuentra el B y C en el que una de sus vías de transmisión es median contacto sexual con una persona infectada. Se estima así que hay 257 millones de personas con estos dos tipos de hepatitis y tan solo en 2015, la hepatitis B ocasionó 887 000 muertes.

A fin de fortalecer el conocimiento sobre esta enfermedad y generar mayor conciencia del cuidado y prevención de la infección por Virus de la Hepatitis C (VHC), así como lanzar un llamado a la detección oportuno y al acceso a tratamiento, la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa) llevará a cabo su III Jornada Educativa para Pacientes con Hepatitis C, en el marco del Día Mundial.

La hepatitis C es la inflamación del hígado que es producida por el virus de la hepatitis C. Se calcula que en México 14 de 1000 personas han adquirido esta infección.

De acuerdo con Lucía Brown, Coordinadora de Programas de FundHepa, “la hepatitis C se adquiere a través de sangre contaminada, principalmente aquellos individuos que recibieron una transfusión antes de 1992; en sujetos que utilizan drogas intravenosas y en pacientes hemofílicos.

“También se ha informado su transmisión en sujetos en hemodiálisis, durante procedimientos como perforaciones corporales y tatuajes cuando el material no está debidamente esterilizado y en algunos casos por contacto sexual. Por ello la importancia de que más gente conozca los factores de riesgo para contraer este virus, así como el cuidado que deben de seguir una vez siendo detectados”, apuntó la activista.

En el tema de nuevas terapias para el Hepatitis C, así como los genotipos de la infección, la doctora Ruby Ann Chirino, dio a conocer que hoy en día existen nuevas terapias seguras, eficaces y con menos efectos adversos que garantizan una mejor calidad de vida del paciente.

Respecto a los genotipos de la enfermedad aseguró que “los diferentes genotipos de VHC generalmente actúan igual en la manera de infectar a una persona y causar enfermedad. Responden de manera diferente al tratamiento con medicamentos como interferón y ribavirina.”

Durante una década el tratamiento de la hepatitis C se basó en el tratamiento con interferón pegilado y ribavirina con respuesta variable según el genotipo. En pacientes con genotipo 2 las tasas de éxito se alcanzan en un 65% al 75% de los pacientes, siendo menor en pacientes con genotipo 1, aproximadamente entre un 40% al 50%.

Explicó que los nuevos medicamentos antivirales directos contra el virus de Hepatitis C son más efectivos curando hasta el 95% de los pacientes y pueden recomendarse tratamientos distintos para personas con genotipos específicos.

La especialista señaló que, para la determinación de cada genotipo, es necesario analizar una muestra de sangre para determinar la secuencia genética del virus. El análisis del genotipo se hace una

a del virus.