..

Archivos Secretos

Porque los dioses ocultos siempre están sedientos de sangre y son insaciables… sus emisarios están entre nosotros y se encargan de alimentarlos.

A su corta edad, asesinaban sin escrúpulos, ahora cargan con la sombra de sus víctimas; la culpa los arrinconará a donde quiera que vayan.

Los sucesos a lo largo de la historia de México lo comprueban de sobra, que en las esferas del poder, éste quita y pone, da y arrebata, según sea lo conveniente.

Fueron mutiladas y reducidas a cenizas por la violencia y humillación masculina; por todo el país resuena el clamor: “¡justicia!”

Lo atraparon una madrugada de octubre en su departamento de la colonia guerrero, cuando saciaba su hambre con la carne de su novia.

Ríos Galeana logró consolidar a su grupo criminal, a tal grado, que reclutó a más hombres y formó diversos grupos de delincuentes; a unos los utilizaba para asaltar bancos, otros para instituciones gubernamentales y privadas, algunos más para cometer delitos en el Distrito Federal y el Estado de México, y el resto para atracar en varios estados de la República, como Veracruz, Oaxaca, Puebla, Hidalgo, Guerrero, entre otros.

Peluquero mató a tres mujeres a navajazos en el barrio de Tacubaya. Jueves 3 de mayo de 1934, LA PRENSA publicó: ¡Lo galleguearon!, en recuerdo de la ley fuga aplicada a Alberto Gallegos, el presunto asesino de la multimillonaria Jacinta Aznar.