/ martes 28 de septiembre de 2021

¿Y la transparencia de la transparente contratación?

La transparente contratación de 585 médicos cubanos que costó al erario público un monto de 255 millones 873 mil 177 pesos, según datos aportados por el senador panista Julen Rementeria, sigue sin transparentarse.

A ocho días de la denuncia del senador panista, las autoridades involucradas en el llamado “CubaGate”, respondieron con frases trilladas y fallidas cortinas de humo, sin que hasta ahora hayan aportado ningún dato o prueba documental sobre el grado de estudios, título profesional y especialidad de cada uno de los médicos cubanos que llegaron a México en el punto más álgido de la pandemia.

Fieles al estilo de la 4T, autoridades y legisladores soltaron un feroz ataque contra quienes los cuestionan, pero de la contratación no dijeron nada, por lo que todavía la ciudadanía está a la espera de saber ¿a qué unidades de salud fueron asignados los médicos?, ¿a cuántos pacientes atendieron? Y ¿cuál fue la evolución de estos pacientes?, lo que es indispensable conocer, ante la denuncia de que dichos médicos no contaban con grado de estudios, conocimientos y habilidades requeridas para las fueron contratados.

Tal parece que la transparencia no es del agrado del gobierno actual, ya que el propio senador Rementeria explicó en diversas entrevistas los obstáculos y dificultades que enfrentó a lo largo de seis meses que llevó a cabo esta investigación y la reticencia de instituciones públicas como IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud, INSABI y Secretaría de Salud de la Ciudad de México, entre otras, para dar respuesta a sus preguntas.

En agosto, el INAI ya había solicitado esta información; sin embargo, la Secretaría de Salud federal se declaró incompetente por no tener dicha información y remitió a dirigir la solicitud al INSABI y a las secretarías de Salud y de Administración y Finanzas capitalinas.

La senadora panista Guadalupe Saldaña informó que por cada médico cubano, México gastó en tres meses alrededor de 437 mil pesos; es decir, 150 mil mensuales por cada uno. Pero lo más grave es que ellos no recibieron un pago directo.

Medios internacionales señalan que las misiones médicas cubanas representan una importante fuente de divisas para el país caribeño, incluso, superior al ingreso que genera el turismo, ya que el gobierno se queda con la mayor parte de los recursos y paga sueldos modestos a los médicos.

La transparente contratación de 585 médicos cubanos que costó al erario público un monto de 255 millones 873 mil 177 pesos, según datos aportados por el senador panista Julen Rementeria, sigue sin transparentarse.

A ocho días de la denuncia del senador panista, las autoridades involucradas en el llamado “CubaGate”, respondieron con frases trilladas y fallidas cortinas de humo, sin que hasta ahora hayan aportado ningún dato o prueba documental sobre el grado de estudios, título profesional y especialidad de cada uno de los médicos cubanos que llegaron a México en el punto más álgido de la pandemia.

Fieles al estilo de la 4T, autoridades y legisladores soltaron un feroz ataque contra quienes los cuestionan, pero de la contratación no dijeron nada, por lo que todavía la ciudadanía está a la espera de saber ¿a qué unidades de salud fueron asignados los médicos?, ¿a cuántos pacientes atendieron? Y ¿cuál fue la evolución de estos pacientes?, lo que es indispensable conocer, ante la denuncia de que dichos médicos no contaban con grado de estudios, conocimientos y habilidades requeridas para las fueron contratados.

Tal parece que la transparencia no es del agrado del gobierno actual, ya que el propio senador Rementeria explicó en diversas entrevistas los obstáculos y dificultades que enfrentó a lo largo de seis meses que llevó a cabo esta investigación y la reticencia de instituciones públicas como IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud, INSABI y Secretaría de Salud de la Ciudad de México, entre otras, para dar respuesta a sus preguntas.

En agosto, el INAI ya había solicitado esta información; sin embargo, la Secretaría de Salud federal se declaró incompetente por no tener dicha información y remitió a dirigir la solicitud al INSABI y a las secretarías de Salud y de Administración y Finanzas capitalinas.

La senadora panista Guadalupe Saldaña informó que por cada médico cubano, México gastó en tres meses alrededor de 437 mil pesos; es decir, 150 mil mensuales por cada uno. Pero lo más grave es que ellos no recibieron un pago directo.

Medios internacionales señalan que las misiones médicas cubanas representan una importante fuente de divisas para el país caribeño, incluso, superior al ingreso que genera el turismo, ya que el gobierno se queda con la mayor parte de los recursos y paga sueldos modestos a los médicos.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 12 de octubre de 2021

Después de la pandemia ya nada es igual

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

martes 05 de octubre de 2021

No queremos ser pesimistas… pero

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

martes 21 de septiembre de 2021

Infodemia gubernamental

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

martes 07 de septiembre de 2021

Los misterios del coronavirus

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

martes 31 de agosto de 2021

Cauteloso regreso

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

martes 24 de agosto de 2021

¿Aventarse como el borras?

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

martes 17 de agosto de 2021

¿Qué hacer?

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

martes 10 de agosto de 2021

¡Que pongan el color que quieran!

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

Cargar Más