/ sábado 12 de diciembre de 2020

Vacaciones y Pandemia

El coronavirus nos obliga a hablar con más énfasis sobre las vacaciones; el trabajo a distancia ha abierto el camino para que se cometan irregularidades. El patrón le dice al trabajador, para qué quieres vacaciones si todo este tiempo te lo has pasado con tu familia y en tu casa. Otros empresarios que han olvidado el máximo de la jornada, el descanso diario y el descanso semanal, también quieren olvidar el derecho que el trabajador tiene a sus vacaciones.

Las vacaciones son un descanso natural que requieren los trabajadores para olvidar por un tiempo más o menos largo sus responsabilidades diarias, sus compromisos sistemáticos, para pensar y ocuparse de sí mismos, para pensar y ocuparse de su familia, para estrechar los lazos de sus amistades y fortalecer sus relaciones humanas con vecinos y conocidos.

Las vacaciones permiten romper fijaciones de los trabajadores con sus labores ordinarias. Cómo recuerdo a aquel trabajador que en las vacaciones iba hasta las puertas de su taller que estaban cerradas. Se sentaba en un peñasco cercano, se ponía a leer el periódico, caminaba un buen rato, a la hora de su comida consumía su torta y su refresco; leía algo, caminaba, así hasta la el final de su jornada en que partía rumbo a su casa. Así lo hacía todos los días de vacaciones.

Estos hábitos que perjudican hondamente al trabajador y a su familia, son los que se trata de evitar con el descanso en las vacaciones. Por eso los sindicatos deben ayudar a rodear de atenciones a las vacaciones de los trabajadores. Pueden proponerles tareas personales, familiares y de grupo, para que los trabajadores encuentren sentido a sus descansos. Ahora con la pandemia no se pueden realizar estas actividades fácilmente, pero los dirigentes sindicales deseosos de servir a los trabajadores encontrarán formas de alentarlos para encontrar actividades que puedan ser provechosas para ellos y su familia.

Los patrones deben tener presente la calidad de persona humana de sus trabajadores, ayudarlos a sacar provecho personal y familiar de sus descansos diarios, de sus descansos semanales, de sus períodos de vacaciones. Si los patrones colaboran en estos aspectos con los trabajadores, los empleados se entregarán con más entusiasmo y generosidad a sus labores diarias.

En esta porción del ser humano, saber sacar provecho de sus tiempos libres, también tienen que ver mucho las autoridades gubernamentales. Está en sus manos orientar este amplísimo espacio de tiempo de sus gobernados.

josedavalosmorales@yahoo.com.mx

El coronavirus nos obliga a hablar con más énfasis sobre las vacaciones; el trabajo a distancia ha abierto el camino para que se cometan irregularidades. El patrón le dice al trabajador, para qué quieres vacaciones si todo este tiempo te lo has pasado con tu familia y en tu casa. Otros empresarios que han olvidado el máximo de la jornada, el descanso diario y el descanso semanal, también quieren olvidar el derecho que el trabajador tiene a sus vacaciones.

Las vacaciones son un descanso natural que requieren los trabajadores para olvidar por un tiempo más o menos largo sus responsabilidades diarias, sus compromisos sistemáticos, para pensar y ocuparse de sí mismos, para pensar y ocuparse de su familia, para estrechar los lazos de sus amistades y fortalecer sus relaciones humanas con vecinos y conocidos.

Las vacaciones permiten romper fijaciones de los trabajadores con sus labores ordinarias. Cómo recuerdo a aquel trabajador que en las vacaciones iba hasta las puertas de su taller que estaban cerradas. Se sentaba en un peñasco cercano, se ponía a leer el periódico, caminaba un buen rato, a la hora de su comida consumía su torta y su refresco; leía algo, caminaba, así hasta la el final de su jornada en que partía rumbo a su casa. Así lo hacía todos los días de vacaciones.

Estos hábitos que perjudican hondamente al trabajador y a su familia, son los que se trata de evitar con el descanso en las vacaciones. Por eso los sindicatos deben ayudar a rodear de atenciones a las vacaciones de los trabajadores. Pueden proponerles tareas personales, familiares y de grupo, para que los trabajadores encuentren sentido a sus descansos. Ahora con la pandemia no se pueden realizar estas actividades fácilmente, pero los dirigentes sindicales deseosos de servir a los trabajadores encontrarán formas de alentarlos para encontrar actividades que puedan ser provechosas para ellos y su familia.

Los patrones deben tener presente la calidad de persona humana de sus trabajadores, ayudarlos a sacar provecho personal y familiar de sus descansos diarios, de sus descansos semanales, de sus períodos de vacaciones. Si los patrones colaboran en estos aspectos con los trabajadores, los empleados se entregarán con más entusiasmo y generosidad a sus labores diarias.

En esta porción del ser humano, saber sacar provecho de sus tiempos libres, también tienen que ver mucho las autoridades gubernamentales. Está en sus manos orientar este amplísimo espacio de tiempo de sus gobernados.

josedavalosmorales@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 13 de febrero de 2021

Trabajadores del Estado

José Dávalos

sábado 06 de febrero de 2021

Héctor Fix Zamudio

José Dávalos

sábado 09 de enero de 2021

El año que comienza

José Dávalos

sábado 12 de diciembre de 2020

Vacaciones y Pandemia

José Dávalos

sábado 05 de diciembre de 2020

El Decreto de austeridad

José Dávalos

Cargar Más