/ jueves 24 de junio de 2021

Tips financieros para papá

En esta columna los papás son muy importantes y, antes que otra cosa, reciban una cordial felicitación de parte mía y un abrazo muy fuerte, que Dios los bendiga siempre.

Ahora sí viene el regaño: No quiero que pase un año más sin que se pongan las pilas, dejen de gastar de más con los amigotes o dejen a sus hijos sin pensión.

Sé que este año la situación económica en los hogares lastimó la cartera de muchos. Algunos perdieron sus empleos, otros cerraron sus negocios y hubo a quienes les redujeron su salario a la mitad.

Algunos, recibieron la noticia de que serían nuevamente papás o papás primerizos. Es por eso que es momento de reorganizar los gastos y multiplicar los ingresos.

Ualá México, la compañía de tecnología enfocada en mejorar las finanzas personales, nos comparte tres recomendaciones para todos aquellos que están por comenzar este proceso y puedan hacerlo con estabilidad financiera.


1. Crea un presupuesto. Un papá precavido vale por dos; identifica cuáles serán los nuevos gastos totales, incluso antes de que se presenten, esto es una forma muy responsable de recibir la paternidad. Desde los primeros ultrasonidos, visitas al pediatra, hasta la fórmula láctea y pañales, son los gastos básicos que deben ser considerados mes con mes. Con esto lograrás un mayor control de tu presupuesto, ya que podrás distribuir los ingresos de la familia con base en sus necesidades, así como identificar en qué se gasta más y dónde puedes recortar.



2. Apóyate de herramientas digitales. Con la llegada de un nuevo integrante a la familia vas a querer que el día tenga más horas. Puedes apoyarte en soluciones tecnológicas como las aplicaciones móviles de tu banco que te permiten realizar pagos de servicios y transferencias electrónicas, lo cual puede ser de gran ayuda para evitar salir de casa y tener un mejor registro de tus operaciones para controlar los gastos innecesarios.


3. Comienza a ahorrar. Este es uno de los puntos más importantes, ya que desafortunadamente nadie está exento de visitar al doctor por una enfermedad o de experimentar algún otro imprevisto que se debe atender de forma inmediata. Destinar cierto porcentaje de los ingresos familiares a un fondo de emergencias para cualquier situación que se presente es clave en la paternidad. Si no lo hacías, es momento de que comiences a guardar un porcentaje de tu ingreso quincenal o mensual para imprevistos.


El pilón: Protégete a través de seguros. Si ya tienes hijos, trabajan y pueden apoyarte económicamente, quizás no es tarde para decirles que te regalen la anualidad de tu seguro de auto o incluso que te paguen una póliza funeraria, hay unas que cuestan menos de 500 pesos al año y cubren el certificado médico, el velatorio y la cremación, pregunta en las aseguradoras. Con esto no quiero decir que estemos llamando a la muerte o algún accidente, siempre es necesario contar con estos instrumentos financieros para evitar desfalcos en el futuro o desfalcos.


@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com


En esta columna los papás son muy importantes y, antes que otra cosa, reciban una cordial felicitación de parte mía y un abrazo muy fuerte, que Dios los bendiga siempre.

Ahora sí viene el regaño: No quiero que pase un año más sin que se pongan las pilas, dejen de gastar de más con los amigotes o dejen a sus hijos sin pensión.

Sé que este año la situación económica en los hogares lastimó la cartera de muchos. Algunos perdieron sus empleos, otros cerraron sus negocios y hubo a quienes les redujeron su salario a la mitad.

Algunos, recibieron la noticia de que serían nuevamente papás o papás primerizos. Es por eso que es momento de reorganizar los gastos y multiplicar los ingresos.

Ualá México, la compañía de tecnología enfocada en mejorar las finanzas personales, nos comparte tres recomendaciones para todos aquellos que están por comenzar este proceso y puedan hacerlo con estabilidad financiera.


1. Crea un presupuesto. Un papá precavido vale por dos; identifica cuáles serán los nuevos gastos totales, incluso antes de que se presenten, esto es una forma muy responsable de recibir la paternidad. Desde los primeros ultrasonidos, visitas al pediatra, hasta la fórmula láctea y pañales, son los gastos básicos que deben ser considerados mes con mes. Con esto lograrás un mayor control de tu presupuesto, ya que podrás distribuir los ingresos de la familia con base en sus necesidades, así como identificar en qué se gasta más y dónde puedes recortar.



2. Apóyate de herramientas digitales. Con la llegada de un nuevo integrante a la familia vas a querer que el día tenga más horas. Puedes apoyarte en soluciones tecnológicas como las aplicaciones móviles de tu banco que te permiten realizar pagos de servicios y transferencias electrónicas, lo cual puede ser de gran ayuda para evitar salir de casa y tener un mejor registro de tus operaciones para controlar los gastos innecesarios.


3. Comienza a ahorrar. Este es uno de los puntos más importantes, ya que desafortunadamente nadie está exento de visitar al doctor por una enfermedad o de experimentar algún otro imprevisto que se debe atender de forma inmediata. Destinar cierto porcentaje de los ingresos familiares a un fondo de emergencias para cualquier situación que se presente es clave en la paternidad. Si no lo hacías, es momento de que comiences a guardar un porcentaje de tu ingreso quincenal o mensual para imprevistos.


El pilón: Protégete a través de seguros. Si ya tienes hijos, trabajan y pueden apoyarte económicamente, quizás no es tarde para decirles que te regalen la anualidad de tu seguro de auto o incluso que te paguen una póliza funeraria, hay unas que cuestan menos de 500 pesos al año y cubren el certificado médico, el velatorio y la cremación, pregunta en las aseguradoras. Con esto no quiero decir que estemos llamando a la muerte o algún accidente, siempre es necesario contar con estos instrumentos financieros para evitar desfalcos en el futuro o desfalcos.


@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com