/ domingo 17 de octubre de 2021

Semáforo ¿Verde?

Este viernes fue anunciado el tan anhelado (por segunda vez) semáforo epidemiológico Verde Sin Arriesgar, en la capital mexicana, lo que significa que ya prácticamente todo vuelve a ser como antes, es decir, sin restricciones, pero con medidas de seguridad; es cierto que hay disminución considerable en contagios y decesos, no precisamente es una luz verde para dejar de lado el cubrebocas y las medidas de seguridad.

Esto, por supuesto se dice desde el gobierno, pero no hay modo de que se haga cumplir, si no, hagamos el experimento de contar cuantas personas van a salir el día de mañana sin cubrebocas, cuantos saldrán en bola para festejar y olvidarse de la sana distancia, porque el mensaje es que la prohibición ha terminado, aunque esto no sea cierto.

Sin embargo, la verdadera duda viene en si es correcto o no, políticamente hablando, que la ciudad cambie a semáforo verde, pues hay varios mensajes discordantes, por ejemplo, la SEP y el presidente dicen que ya todos los alumnos a las escuelas, pero a nivel plantel, las cosas siguen siendo voluntarias, pareciera que los maestros desafían a la autoridad educativa o la autoridad educativa solo dice lo que el presidente quiere escuchar.

Es decir, que no hay acuerdos por ningún lado, pero ya se está acomodando todo (otra vez) para que en el Buen Fin y la temporada decembrina haya condiciones para que todos salgan sin miedo a la calle a comprar lo que no necesitan y muchos ni pueden pagar, pero lo van a consumir. El chiste es que se sientan seguros de que pueden salir a la calle.

En definitiva, la situación económica ha sido insostenible y mucho más para quienes viven en la informalidad, pues a estos ni ayuda, ni subsidios ni mucho menos ventas, pues la incertidumbre sanitaria ha llevado a muchos, otros a la desesperación, a esto le sumamos falta de empleo y oportunidades.

Esto pudiera ser la verdadera causa de este nuevo semáforo en verde, pudiera ser también que el ritmo de contagios bajó y que la estrategia de vacunación vaya muy adelantada, eso no se sabrá a ciencia cierta, porque en el gobierno los intereses por lo regular son económicos y políticos, aun a costa de la salud de los gobernados.

Mientras tanto, basta esperar que tras este nuevo semáforo verde, no se desate una cuarta ola de contagios en la capital mexicana y que esto vuelva a traer encierro, pues en definitiva una cuarta ola acabaría de rematar la ya de por sí fregada economía.


Este viernes fue anunciado el tan anhelado (por segunda vez) semáforo epidemiológico Verde Sin Arriesgar, en la capital mexicana, lo que significa que ya prácticamente todo vuelve a ser como antes, es decir, sin restricciones, pero con medidas de seguridad; es cierto que hay disminución considerable en contagios y decesos, no precisamente es una luz verde para dejar de lado el cubrebocas y las medidas de seguridad.

Esto, por supuesto se dice desde el gobierno, pero no hay modo de que se haga cumplir, si no, hagamos el experimento de contar cuantas personas van a salir el día de mañana sin cubrebocas, cuantos saldrán en bola para festejar y olvidarse de la sana distancia, porque el mensaje es que la prohibición ha terminado, aunque esto no sea cierto.

Sin embargo, la verdadera duda viene en si es correcto o no, políticamente hablando, que la ciudad cambie a semáforo verde, pues hay varios mensajes discordantes, por ejemplo, la SEP y el presidente dicen que ya todos los alumnos a las escuelas, pero a nivel plantel, las cosas siguen siendo voluntarias, pareciera que los maestros desafían a la autoridad educativa o la autoridad educativa solo dice lo que el presidente quiere escuchar.

Es decir, que no hay acuerdos por ningún lado, pero ya se está acomodando todo (otra vez) para que en el Buen Fin y la temporada decembrina haya condiciones para que todos salgan sin miedo a la calle a comprar lo que no necesitan y muchos ni pueden pagar, pero lo van a consumir. El chiste es que se sientan seguros de que pueden salir a la calle.

En definitiva, la situación económica ha sido insostenible y mucho más para quienes viven en la informalidad, pues a estos ni ayuda, ni subsidios ni mucho menos ventas, pues la incertidumbre sanitaria ha llevado a muchos, otros a la desesperación, a esto le sumamos falta de empleo y oportunidades.

Esto pudiera ser la verdadera causa de este nuevo semáforo en verde, pudiera ser también que el ritmo de contagios bajó y que la estrategia de vacunación vaya muy adelantada, eso no se sabrá a ciencia cierta, porque en el gobierno los intereses por lo regular son económicos y políticos, aun a costa de la salud de los gobernados.

Mientras tanto, basta esperar que tras este nuevo semáforo verde, no se desate una cuarta ola de contagios en la capital mexicana y que esto vuelva a traer encierro, pues en definitiva una cuarta ola acabaría de rematar la ya de por sí fregada economía.


ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 05 de diciembre de 2021

Nueva variante, nuevos retos

Jose Melton

domingo 28 de noviembre de 2021

Se acerca la fecha

Jose Melton

domingo 21 de noviembre de 2021

Vacuna a cuentagotas

Jose Melton

domingo 07 de noviembre de 2021

Ojalá no haya una cuarta ola

Jose Melton

domingo 31 de octubre de 2021

Como si no pasara nada

Jose Melton

domingo 24 de octubre de 2021

Al viejo estilo

TEORÍA PRÁCTICA

Jose Melton

domingo 17 de octubre de 2021

Semáforo ¿Verde?

Jose Melton

domingo 10 de octubre de 2021

El llamado enérgico

Jose Melton

domingo 03 de octubre de 2021

¿Y el resto para cuándo?

Jose Melton

domingo 26 de septiembre de 2021

Semáforo planeado

Jose Melton

Cargar Más