/ domingo 21 de marzo de 2021

Rebasaron límite

Sin duda amigo lector que los asesinatos que cometieron integrantes de un grupo delictivo contra 13 policías mexiquenses la tarde del pasado jueves, en el municipio de Coatepec Harinas rebaso todo límite y puso en alerta a las autoridades mexiquenses, pues nunca antes en la historia del Estado de México se había registrado un hecho semejante.

Después de este hecho, con razón fundada, surgió el temor y el miedo entre los mexiquenses, quienes señalaron que si esto sucede con la misma policía que se espera un ciudadano común y corriente.

A merced de quién estamos?, quienes son estos delincuentes o quiénes se creen para llegar y como si nada asesinar a mansalva a 13 policías, 8 estatales y 5 de investigación que presuntamente patrullaban la zona para combatir las actividades ilícitas de estos grupos criminales que operan en la denominada tierra caliente, en los límites con los estados de Michoacán y Guerrero que se sabe también son víctimas de los contantes embates de la delincuencia que opera en sus estados.

Las autoridades correspondientes, en este caso el gobierno del Estado de México a través de la FGJEM y de la SSEM tienen que trabajar a marchas forzadas y sin descanso para ubicar y detener a los responsables de esta masacre, porque de lo contrario dejarían un mal precedente y abrirían la puerta para que no solamente este grupo criminal siga haciendo de las suyas, sino que también los más de 4 que operan en la entidad mexiquense.

El gobierno del Estado de México enfrenta un gran desafío y tiene la obligación de buscar y poner tras las rejas a estos delincuentes para dar confianza a la ciudadanía y demostrar que en territorio del Estado de México hay seguridad y que no es una tierra sin ley.

Que la delincuencia no puede hacer de las suyas y que debe de saber que en la entidad mexiquense existe un aparato de seguridad eficiente que no va a permitir que hagan de las suyas y que va actuar con todo el rigor de la ley cuando sea necesario.

Eso es lo que tienen que hacer las autoridades mexiquenses, aunque evidentemente con este último acontecimiento se demuestra lo contrario. Se dice que al menos 4 grupos delincuenciales operan desde hace varios años en el Estado de México y que las autoridades mexiquenses no habían hecho nada por evitarlo.

Tal vez por las complicidades de la policía y de los mismos servidores públicos de alto rango del mismo gobierno que los dejaban trabajar y permitieron que crecieran, a cambio de importantes cantidades de dinero. Ahora, después del niño ahogado, las autoridades policíacas tienen la obligación de trabajar y buscar y poner tras las rejas a estos delincuentes para que los ciudadanos vuelvan a confiar en ellas y tengan tranquilidad, además de evitar que se llegue a pensar que el gobierno del Estado de México es una tierra sin ley. Nos leemos el domingo. alvisvem@hotmail.com

Sin duda amigo lector que los asesinatos que cometieron integrantes de un grupo delictivo contra 13 policías mexiquenses la tarde del pasado jueves, en el municipio de Coatepec Harinas rebaso todo límite y puso en alerta a las autoridades mexiquenses, pues nunca antes en la historia del Estado de México se había registrado un hecho semejante.

Después de este hecho, con razón fundada, surgió el temor y el miedo entre los mexiquenses, quienes señalaron que si esto sucede con la misma policía que se espera un ciudadano común y corriente.

A merced de quién estamos?, quienes son estos delincuentes o quiénes se creen para llegar y como si nada asesinar a mansalva a 13 policías, 8 estatales y 5 de investigación que presuntamente patrullaban la zona para combatir las actividades ilícitas de estos grupos criminales que operan en la denominada tierra caliente, en los límites con los estados de Michoacán y Guerrero que se sabe también son víctimas de los contantes embates de la delincuencia que opera en sus estados.

Las autoridades correspondientes, en este caso el gobierno del Estado de México a través de la FGJEM y de la SSEM tienen que trabajar a marchas forzadas y sin descanso para ubicar y detener a los responsables de esta masacre, porque de lo contrario dejarían un mal precedente y abrirían la puerta para que no solamente este grupo criminal siga haciendo de las suyas, sino que también los más de 4 que operan en la entidad mexiquense.

El gobierno del Estado de México enfrenta un gran desafío y tiene la obligación de buscar y poner tras las rejas a estos delincuentes para dar confianza a la ciudadanía y demostrar que en territorio del Estado de México hay seguridad y que no es una tierra sin ley.

Que la delincuencia no puede hacer de las suyas y que debe de saber que en la entidad mexiquense existe un aparato de seguridad eficiente que no va a permitir que hagan de las suyas y que va actuar con todo el rigor de la ley cuando sea necesario.

Eso es lo que tienen que hacer las autoridades mexiquenses, aunque evidentemente con este último acontecimiento se demuestra lo contrario. Se dice que al menos 4 grupos delincuenciales operan desde hace varios años en el Estado de México y que las autoridades mexiquenses no habían hecho nada por evitarlo.

Tal vez por las complicidades de la policía y de los mismos servidores públicos de alto rango del mismo gobierno que los dejaban trabajar y permitieron que crecieran, a cambio de importantes cantidades de dinero. Ahora, después del niño ahogado, las autoridades policíacas tienen la obligación de trabajar y buscar y poner tras las rejas a estos delincuentes para que los ciudadanos vuelvan a confiar en ellas y tengan tranquilidad, además de evitar que se llegue a pensar que el gobierno del Estado de México es una tierra sin ley. Nos leemos el domingo. alvisvem@hotmail.com

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 01 de agosto de 2021

La diversidad laboral empresarial

Nadia Espejel

sábado 17 de julio de 2021

España e Israel: enemigos gratuitos

Nadia Espejel

domingo 21 de marzo de 2021

Rebasaron límite

Nadia Espejel

sábado 07 de diciembre de 2019

El Desempleo

Nadia Espejel