/ domingo 15 de septiembre de 2019

Preguntas sin respuestas

Patrulla Mexiquense

En torno al atentado que sufrió la noche del pasado martes el Fiscal de Tecámac Joel Sánchez Bravo, amigo lector, existen muchas preguntas sin respuesta.

La Primera de ellas es qué hacía el Fiscal mexiquense en el Estado de Hidalgo a esa hora de la noche, en un restaurante de Mariscos? A quién esperaba y para qué?, porque evidentemente a alguien esperaba.

Nunca se dijo que tenía alguna reunión de trabajo y para ir a comer a un restaurante que está a más de una hora distancia de sus oficinas, donde se suponía tenía que estar trabajando atendiendo las demandas de la ciudadanía, resulta poco creíble, algún interés tenía para estar en ese lugar.

Vaya usted a saber amigo lector si esto sea cierto o no, pero en los pasillos de la misma Fiscalía de Tecámac surgió el rumor de que el Fiscal tenía una entrevista en dicho lugar con unas personas para concretar “un bisne” muy jugoso, por esto se trasladó hasta dicho lugar.

El pasado mes de Julio, Joel Sánchez recibió amenazas de muerte por parte de presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, quienes le dejaron escrito una amenaza, en una manta, la cual colgaron de un puente vehicular, ubicado sobre la carretera México-Texcoco, en la colonia Venta de Carpio, en Ecatepec.

En aquella ocasión, policías ministeriales que pidieron anonimato revelaron que el Fiscal Joel Sánchez Bravo recibió tal amenaza de muerte porque presuntamente sus elementos más allegados de Tecámac brindaban protección a cambio de importantes cantidades de dinero a un grupo de delincuentes contrario a los del Cartel Jalisco Nueva Generación que operaban en la zona.

Integrantes de esta organización criminal expresaban en la citada manta tal “inconformidad” porque aseguraban que ellos eran los “dueños” de las Plazas de Tecámac, Acolman y varios otros municipios ubicados a la redonda.

Después de que el fiscal de Tecámac fue atacado, el Fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez salió al paso y para defender a su Fiscal, dijo que este había sido atacado por los buenos resultados que había dado en su zona en el[S1] ataque a la delincuencia y a la inseguridad. Sin embargo, los mismos ministeriales que pidieron anonimato rechazaron tajantemente esta versión y aseguraron que el Fiscal de Tecámac fue atacado en un claro ajuste de cuentas de presuntos mafiosos, por lo que ya se comentó. alvarovem@hotmail.

En torno al atentado que sufrió la noche del pasado martes el Fiscal de Tecámac Joel Sánchez Bravo, amigo lector, existen muchas preguntas sin respuesta.

La Primera de ellas es qué hacía el Fiscal mexiquense en el Estado de Hidalgo a esa hora de la noche, en un restaurante de Mariscos? A quién esperaba y para qué?, porque evidentemente a alguien esperaba.

Nunca se dijo que tenía alguna reunión de trabajo y para ir a comer a un restaurante que está a más de una hora distancia de sus oficinas, donde se suponía tenía que estar trabajando atendiendo las demandas de la ciudadanía, resulta poco creíble, algún interés tenía para estar en ese lugar.

Vaya usted a saber amigo lector si esto sea cierto o no, pero en los pasillos de la misma Fiscalía de Tecámac surgió el rumor de que el Fiscal tenía una entrevista en dicho lugar con unas personas para concretar “un bisne” muy jugoso, por esto se trasladó hasta dicho lugar.

El pasado mes de Julio, Joel Sánchez recibió amenazas de muerte por parte de presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, quienes le dejaron escrito una amenaza, en una manta, la cual colgaron de un puente vehicular, ubicado sobre la carretera México-Texcoco, en la colonia Venta de Carpio, en Ecatepec.

En aquella ocasión, policías ministeriales que pidieron anonimato revelaron que el Fiscal Joel Sánchez Bravo recibió tal amenaza de muerte porque presuntamente sus elementos más allegados de Tecámac brindaban protección a cambio de importantes cantidades de dinero a un grupo de delincuentes contrario a los del Cartel Jalisco Nueva Generación que operaban en la zona.

Integrantes de esta organización criminal expresaban en la citada manta tal “inconformidad” porque aseguraban que ellos eran los “dueños” de las Plazas de Tecámac, Acolman y varios otros municipios ubicados a la redonda.

Después de que el fiscal de Tecámac fue atacado, el Fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez salió al paso y para defender a su Fiscal, dijo que este había sido atacado por los buenos resultados que había dado en su zona en el[S1] ataque a la delincuencia y a la inseguridad. Sin embargo, los mismos ministeriales que pidieron anonimato rechazaron tajantemente esta versión y aseguraron que el Fiscal de Tecámac fue atacado en un claro ajuste de cuentas de presuntos mafiosos, por lo que ya se comentó. alvarovem@hotmail.

México

Concluye la Jornada de Sana Distancia con casi 10 mil muertos por Covid-19

En las últimas 24 horas se registraron 2 mil 885 casos, con lo que México suma 87 mil 512 contagios

Gossip

Christian Nodal, el futuro del regional mexicano

El cantante ha apostado por mezclar sonidos y géneros distintos con el mariachi

Gossip

#Ya es hora, abre el diálogo entre mujeres

Profesionales de la industria audiovisual crean un podcast para trabajar en una agenda de género

México

“Es un golpe”, CIDE pide a AMLO reconsiderar recorte en presupuesto

Los firmantes recordaron que el primer mandatario ha subrayado que los recortes no causarían desempleo