/ jueves 18 de febrero de 2021

¿Por qué las mujeres son más cautas al gastar?

Muchas mujeres crecieron viendo a su madre administrar el dinero que papá traía a casa, además de verla comprar todo lo que la gestión de una casa requería. Por esta razón las mujeres crecimos sabiendo cómo gastar, pero no sabiendo ganar, nos explica la especialista en finanzas y autora de Armonía Financiera, Joselyn Quintero.

La especialista asegura que esta memoria emocional de utilizar todo con prudencia, nos ha ayudado a las mujeres a desarrollar esquemas de manejos de dinero más prudentes que a los hombres. En realidad no somos mejores ni peores, sino que somos diferentes, dice.

Joselyn es venezolana y los últimos cinco años se ha enfocado en estudiar la neurociencia de las decisiones es decir la neuroeconomía, el neuromarketing y las neurofinanzas.

Quintero nos invita a profundizar en el concepto de memoria emocional. “¿Alguna vez has escuchado que las mujeres recordamos las cosas que pasaron años atrás?” Sí, esto se debe a la habilidad propia de la mujer recordar emociones pasadas (activándose la amígdala cerebral izquierda), mientras los hombres son mejores recordando hechos concretos (amígdala derecha).

Esta capacidad, explica la especialista, que nos hace vulnerables pero también precavidas, es lo que nos permite frenarnos ante las crisis económicas (primero que los hombres). En cambio, los hombres y su testosterona, al tomar los mayores riesgos en medio de dicha situación, pueden tener grandes pérdidas o altas ganancias. Son más arriesgados y nosotras más conservadoras.

¿Pero, tienen que ver en algo el ciclo menstrual con las finanzas de una mujer? Joselyn nos dice que sí. “Para nadie es un misterio que las mujeres somos un cóctel de emociones en tan sólo 28 días”, comenta. Esto se debe a que las emociones, que están relacionadas con las hormonas y además con las decisiones, tienen una influencia poderosa al momento de invertir.

Es muy importante conocer nuestras reacciones ante cada fase del ciclo menstrual, para saber qué hacer con nuestro dinero, dice la experta.

“De acuerdo con el Dr. Pedro Bermejo, especialista en neurociencia y neuroeconomía, una mujer que manifiesta mal humor durante la fase pre-menstrual, no debería invertir. La razón es porque en esta fase se manifiesta una memoria exacerbada de cualquier experiencia negativa en el pasado. Conocer nuestros ciclos es fundamental no sólo para invertir, sino para tomar otras decisiones de dinero”, explica.

En conclusión, las mujeres somos más precavidas al momento de invertir, lo que con seguridad nos hace perder menos, pero también ganar menos. Educarnos para reducir los miedos es una manera excelente para aprender y atrevernos a ganar aunque sea un poco más, recomienda Joselyn Quintero.

@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com

Muchas mujeres crecieron viendo a su madre administrar el dinero que papá traía a casa, además de verla comprar todo lo que la gestión de una casa requería. Por esta razón las mujeres crecimos sabiendo cómo gastar, pero no sabiendo ganar, nos explica la especialista en finanzas y autora de Armonía Financiera, Joselyn Quintero.

La especialista asegura que esta memoria emocional de utilizar todo con prudencia, nos ha ayudado a las mujeres a desarrollar esquemas de manejos de dinero más prudentes que a los hombres. En realidad no somos mejores ni peores, sino que somos diferentes, dice.

Joselyn es venezolana y los últimos cinco años se ha enfocado en estudiar la neurociencia de las decisiones es decir la neuroeconomía, el neuromarketing y las neurofinanzas.

Quintero nos invita a profundizar en el concepto de memoria emocional. “¿Alguna vez has escuchado que las mujeres recordamos las cosas que pasaron años atrás?” Sí, esto se debe a la habilidad propia de la mujer recordar emociones pasadas (activándose la amígdala cerebral izquierda), mientras los hombres son mejores recordando hechos concretos (amígdala derecha).

Esta capacidad, explica la especialista, que nos hace vulnerables pero también precavidas, es lo que nos permite frenarnos ante las crisis económicas (primero que los hombres). En cambio, los hombres y su testosterona, al tomar los mayores riesgos en medio de dicha situación, pueden tener grandes pérdidas o altas ganancias. Son más arriesgados y nosotras más conservadoras.

¿Pero, tienen que ver en algo el ciclo menstrual con las finanzas de una mujer? Joselyn nos dice que sí. “Para nadie es un misterio que las mujeres somos un cóctel de emociones en tan sólo 28 días”, comenta. Esto se debe a que las emociones, que están relacionadas con las hormonas y además con las decisiones, tienen una influencia poderosa al momento de invertir.

Es muy importante conocer nuestras reacciones ante cada fase del ciclo menstrual, para saber qué hacer con nuestro dinero, dice la experta.

“De acuerdo con el Dr. Pedro Bermejo, especialista en neurociencia y neuroeconomía, una mujer que manifiesta mal humor durante la fase pre-menstrual, no debería invertir. La razón es porque en esta fase se manifiesta una memoria exacerbada de cualquier experiencia negativa en el pasado. Conocer nuestros ciclos es fundamental no sólo para invertir, sino para tomar otras decisiones de dinero”, explica.

En conclusión, las mujeres somos más precavidas al momento de invertir, lo que con seguridad nos hace perder menos, pero también ganar menos. Educarnos para reducir los miedos es una manera excelente para aprender y atrevernos a ganar aunque sea un poco más, recomienda Joselyn Quintero.

@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com