/ lunes 8 de noviembre de 2021

Paola Félix rompió la mesura y la austeridad

A pesar de que el titular de la UIF, Santiago Nieto, y la consejera electoral Carla Humphrey querían una boda discreta y lejos de los reflectores, la imprudencia de algunos de sus invitados puso los reflectores sobre el evento llevado a cabo este sábado en la ciudad de Antigua, Guatemala.

Según pudo verificar este columnista, los novios solicitaron a los asistentes ser mesurados tanto en los traslados como en la información que se compartiera sobre la ceremonia; primero, por un asunto de seguridad por las labores específicas de Nieto Castillo y, en segundo lugar, para evitar escándalos que empañaran el festejo. No obstante, la presunta detención de la depuesta secretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix Díaz, en el Aeropuerto Internacional La Aurora ocasionó que la boda estuviera en el ojo del huracán; incluso permaneció dentro de las tendencias de redes sociales durante todo el fin de semana.

La exfuncionaria capitalina fue una de los alrededor de 300 invitados al enlace matrimonial. Cada uno de los asistentes debía pagar sus gastos de transporte y hospedaje. Incluso trascendió que tanto los novios como la mayoría de los presentes en el festejo llegaron al país vecino en vuelos comerciales.

Ni el Canciller Marcelo Ebrard, ni el titular de Aduanas Horacio Duarte estuvieron presentes, como se ha difundido en redes; mientras que el director del IMSS, Zoé Robledo, habría cancelado su asistencia de último momento. Quienes sí acudieron fueron el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, la gobernadora de Campeche, Layda Sansores; el exgobernador sinaloense Quirino Ordaz; la ministra Yasmín Esquivel y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez; así como familiares y amigos de la pareja.

Cada uno de los arriba mencionados debió encargarse de sus correspondientes traslados al Hotel Casa Santo Domingo, cuyos costos promedios por noche rondan los tres mil 500 pesos y ubicado a unos 20 kilómetros del aeropuerto en el que Paola Félix y un grupo de empresarios (nos cuentan que incluso un proveedor de gobierno) causaron el revuelo por no declarar dólares en efectivo transportados en un jet privado.

La pifia obligó a la también excandidata morenista para la alcaldía de Cuajimalpa a poner su renuncia sobre la mesa de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien al respecto dijo únicamente que en la 4T “no hay privilegios para los servidores públicos, y en este caso aunque era una servidora pública muy eficiente, que le echaba muchas ganas, pues cometió un error al haberse subido a un avión privado, aquí nadie puede subirse a aviones privados”.

En su cuenta de Twitter, la titular de la Secretaría de Turismo aseguró que no fue detenida y que no cometió ninguna actividad ilícita, como reveló el columnista Darío Celis. “Me encuentro en Guatemala en un evento social al que fui invitada. Viajé en un vuelo privado, es falso que haya sido detenida y es falso que el vuelo lo pagó un proveedor, No he cometido ninguna actividad ilícita pero he decidido poner a disposición de @Claudiashein mi renuncia”, informó en las redes.

La renuncia fue aceptada, pero muchas preguntas todavía flotan en el aire.

A pesar de que el titular de la UIF, Santiago Nieto, y la consejera electoral Carla Humphrey querían una boda discreta y lejos de los reflectores, la imprudencia de algunos de sus invitados puso los reflectores sobre el evento llevado a cabo este sábado en la ciudad de Antigua, Guatemala.

Según pudo verificar este columnista, los novios solicitaron a los asistentes ser mesurados tanto en los traslados como en la información que se compartiera sobre la ceremonia; primero, por un asunto de seguridad por las labores específicas de Nieto Castillo y, en segundo lugar, para evitar escándalos que empañaran el festejo. No obstante, la presunta detención de la depuesta secretaria de Turismo de la Ciudad de México, Paola Félix Díaz, en el Aeropuerto Internacional La Aurora ocasionó que la boda estuviera en el ojo del huracán; incluso permaneció dentro de las tendencias de redes sociales durante todo el fin de semana.

La exfuncionaria capitalina fue una de los alrededor de 300 invitados al enlace matrimonial. Cada uno de los asistentes debía pagar sus gastos de transporte y hospedaje. Incluso trascendió que tanto los novios como la mayoría de los presentes en el festejo llegaron al país vecino en vuelos comerciales.

Ni el Canciller Marcelo Ebrard, ni el titular de Aduanas Horacio Duarte estuvieron presentes, como se ha difundido en redes; mientras que el director del IMSS, Zoé Robledo, habría cancelado su asistencia de último momento. Quienes sí acudieron fueron el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri, la gobernadora de Campeche, Layda Sansores; el exgobernador sinaloense Quirino Ordaz; la ministra Yasmín Esquivel y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez; así como familiares y amigos de la pareja.

Cada uno de los arriba mencionados debió encargarse de sus correspondientes traslados al Hotel Casa Santo Domingo, cuyos costos promedios por noche rondan los tres mil 500 pesos y ubicado a unos 20 kilómetros del aeropuerto en el que Paola Félix y un grupo de empresarios (nos cuentan que incluso un proveedor de gobierno) causaron el revuelo por no declarar dólares en efectivo transportados en un jet privado.

La pifia obligó a la también excandidata morenista para la alcaldía de Cuajimalpa a poner su renuncia sobre la mesa de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien al respecto dijo únicamente que en la 4T “no hay privilegios para los servidores públicos, y en este caso aunque era una servidora pública muy eficiente, que le echaba muchas ganas, pues cometió un error al haberse subido a un avión privado, aquí nadie puede subirse a aviones privados”.

En su cuenta de Twitter, la titular de la Secretaría de Turismo aseguró que no fue detenida y que no cometió ninguna actividad ilícita, como reveló el columnista Darío Celis. “Me encuentro en Guatemala en un evento social al que fui invitada. Viajé en un vuelo privado, es falso que haya sido detenida y es falso que el vuelo lo pagó un proveedor, No he cometido ninguna actividad ilícita pero he decidido poner a disposición de @Claudiashein mi renuncia”, informó en las redes.

La renuncia fue aceptada, pero muchas preguntas todavía flotan en el aire.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 28 de enero de 2022

La Tormenta que viene en Segalmex

El Espectador

Hiroshi Takahashi

miércoles 26 de enero de 2022

El pleito por Akumal

El Espectador

Hiroshi Takahashi

miércoles 19 de enero de 2022

Temen el posible colapso del Estado

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 17 de enero de 2022

Escenas inconfesables

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

miércoles 22 de diciembre de 2021

El silencio del Banco de México

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 20 de diciembre de 2021

¿Y no le echarán la culpa a algún perno?

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 13 de diciembre de 2021

Luces y sombras que ve la Coparmex

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

viernes 10 de diciembre de 2021

Los riesgos de la coordinación UIF-FGR

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

Cargar Más