/ viernes 14 de febrero de 2020

Ni una menos, del dicho a la acción

Se registraron 976 feminicidios durante el 2019 en México, como nunca antes en la historia; es una realidad que hay que cambiar, que hay que denunciar. El Estado mexicano está obligado a brindar seguridad a sus gobernados, tarea en la que falla. El problema está en las calles y se refleja en los medios de comunicación.

Los tres niveles de gobierno: municipal, estatal y federal no cumplen con su tarea fundamental de brindar seguridad, no en vano el 2019 fue el año más violento del que se tenga registro; crímenes quedaron asentados no sólo en las estadísticas oficiales sino en las páginas de los periódicos, en donde muchas familias demandan justicia.

Es como darse un balazo en un pie, como sociedad debemos emprender acciones que vayan desde una nueva educación hasta hacer realidad lo plasmado en leyes. Hay que detener el feminicidio a como dé lugar. La mujer no puede ser un sector vulnerable en pleno siglo XXI.

Las cifras del INEGI estiman que en promedio entre 2013 y 2015, fueron asesinadas siete mujeres diariamente en México, mientras que entre 2001-2006 era de 3.5, lo que indica que se incrementó en un cien por ciento la agresión letal contra ese sector de la población. Y es el Estado de México la entidad donde ocurrió el mayor número de homicidios de mujeres. En 2015 se registraron 406 casos y representan el 17% de los homicidios a nivel nacional.

Urge poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo, así como eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación, lo cual fue aceptado por México.

Hay que resaltar que la mujer es un pilar de la sociedad mexicana por su trabajo invaluable en la familia, en la escuela, en la economía, en la academia, la investigación. Su desempeño es fundamental para todas las actividades de la nación. Entonces al atentar contra este sector de la población se hace contra el desarrollo del país.

Textualmente hay que decirlo: Como sociedad enfrentamos un problema que inició hace muchos años, siglos; hoy todos los actores estamos debemos estar conscientes de la situación y cada uno hacer lo que nos corresponde para superarlo. El primer paso es el respeto mutuo, impulsar la equidad de género y erradicar el feminicidio.

En Twitter @TXTUALes

Se registraron 976 feminicidios durante el 2019 en México, como nunca antes en la historia; es una realidad que hay que cambiar, que hay que denunciar. El Estado mexicano está obligado a brindar seguridad a sus gobernados, tarea en la que falla. El problema está en las calles y se refleja en los medios de comunicación.

Los tres niveles de gobierno: municipal, estatal y federal no cumplen con su tarea fundamental de brindar seguridad, no en vano el 2019 fue el año más violento del que se tenga registro; crímenes quedaron asentados no sólo en las estadísticas oficiales sino en las páginas de los periódicos, en donde muchas familias demandan justicia.

Es como darse un balazo en un pie, como sociedad debemos emprender acciones que vayan desde una nueva educación hasta hacer realidad lo plasmado en leyes. Hay que detener el feminicidio a como dé lugar. La mujer no puede ser un sector vulnerable en pleno siglo XXI.

Las cifras del INEGI estiman que en promedio entre 2013 y 2015, fueron asesinadas siete mujeres diariamente en México, mientras que entre 2001-2006 era de 3.5, lo que indica que se incrementó en un cien por ciento la agresión letal contra ese sector de la población. Y es el Estado de México la entidad donde ocurrió el mayor número de homicidios de mujeres. En 2015 se registraron 406 casos y representan el 17% de los homicidios a nivel nacional.

Urge poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo, así como eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación, lo cual fue aceptado por México.

Hay que resaltar que la mujer es un pilar de la sociedad mexicana por su trabajo invaluable en la familia, en la escuela, en la economía, en la academia, la investigación. Su desempeño es fundamental para todas las actividades de la nación. Entonces al atentar contra este sector de la población se hace contra el desarrollo del país.

Textualmente hay que decirlo: Como sociedad enfrentamos un problema que inició hace muchos años, siglos; hoy todos los actores estamos debemos estar conscientes de la situación y cada uno hacer lo que nos corresponde para superarlo. El primer paso es el respeto mutuo, impulsar la equidad de género y erradicar el feminicidio.

En Twitter @TXTUALes

viernes 07 de agosto de 2020

Falsa victoria

viernes 31 de julio de 2020

Es la bancarrota

viernes 24 de julio de 2020

Comicios en Bolivia

viernes 17 de julio de 2020

En la calle

viernes 10 de julio de 2020

Años débiles

viernes 03 de julio de 2020

Razón de peso

viernes 26 de junio de 2020

¿Qué sigue?

viernes 19 de junio de 2020

Regreso costoso

viernes 12 de junio de 2020

¿Quién gobierna en Bolivia?

viernes 05 de junio de 2020

Futuro incierto

Cargar Más