/ martes 12 de octubre de 2021

Mujeres que gobiernan

Columna por Cristina Cruz, Delegada de la Secretaría para el Fortalecimiento de Ideales y Valores Morales, Espirituales y Cívicos del CEN de Morena


Desde 1953, las mujeres mexicanas gozamos de ciudadanía plena y podemos votar y ser votadas, sin embargo, todavía son pocas las mujeres que participan en política o como candidatas a cargos de elección popular. Antes de 2021, solamente nueve mujeres habían logrado ser gobernadoras en Yucatán, Tlaxcala, Colima, Zacatecas, Puebla, Sonora y en la Ciudad de México.

En la contienda electoral de 2021, las mujeres compitieron con hombres en las candidaturas, no por una repartición de cargos como equidad de género, sino porque hoy se están generando cambios importantes en la manera de hacer política y porque la Cuarta Transformación Nacional, significa igualdad, equidad y democracia participativa.

La paridad de género se logró hasta 2014 cuando se incorporó a nuestra Constitución. Fue resultado de una lucha política que por décadas, hemos dado las mujeres de este país; en 2019 la Suprema Corte de Justicia, mandató que la paridad no fuera solamente en cargos legislativos, sino en todos los de representación popular.

Hoy siete entidades del país son gobernadas por mujeres, la mitad de las Secretarías de Estado están a cargo de mujeres, y la Cámara de Diputados es totalmente paritaria con 250 mujeres legisladoras y 250 hombres.

Sin embargo, no se trata solamente de números, sino de participación y generación de cambios en temas de derechos humanos y de justicia, como lo es la reciente decisión de no penalizar a las mujeres por abortar. Cada día se abren nuevos caminos por la no exclusión, la igualdad de género, la equidad y para que la voz de las mujeres sea tomada en cuenta en todos los espacios públicos y privados.

Las mujeres comprometidas con la 4T y con los principios de igualdad y equidad, buscan disminuir la brecha de género, promueven la inclusión, el empoderamiento a través de la educación política y la oportunidad de dirigir espacios públicos sin barreras que impidan el ejercicio del derecho o el acceso a las instituciones o cargos públicos.

Falta mucho por hacer para lograr más participación de mujeres en la política, pero ya hay avances importantes en la defensa de derechos humanos, derechos electorales, reproductivos, y muchos logros más. Las mujeres que gobiernan, hoy impulsan agendas y políticas públicas con perspectiva de género.

Las mujeres que hoy gobiernan en México, son resultado muchos años de lucha y del crecimiento democrático. La justicia, la libertad y los derechos, sí se pueden alcanzar con la participación de todas y todos.


Columna por Cristina Cruz, Delegada de la Secretaría para el Fortalecimiento de Ideales y Valores Morales, Espirituales y Cívicos del CEN de Morena


Desde 1953, las mujeres mexicanas gozamos de ciudadanía plena y podemos votar y ser votadas, sin embargo, todavía son pocas las mujeres que participan en política o como candidatas a cargos de elección popular. Antes de 2021, solamente nueve mujeres habían logrado ser gobernadoras en Yucatán, Tlaxcala, Colima, Zacatecas, Puebla, Sonora y en la Ciudad de México.

En la contienda electoral de 2021, las mujeres compitieron con hombres en las candidaturas, no por una repartición de cargos como equidad de género, sino porque hoy se están generando cambios importantes en la manera de hacer política y porque la Cuarta Transformación Nacional, significa igualdad, equidad y democracia participativa.

La paridad de género se logró hasta 2014 cuando se incorporó a nuestra Constitución. Fue resultado de una lucha política que por décadas, hemos dado las mujeres de este país; en 2019 la Suprema Corte de Justicia, mandató que la paridad no fuera solamente en cargos legislativos, sino en todos los de representación popular.

Hoy siete entidades del país son gobernadas por mujeres, la mitad de las Secretarías de Estado están a cargo de mujeres, y la Cámara de Diputados es totalmente paritaria con 250 mujeres legisladoras y 250 hombres.

Sin embargo, no se trata solamente de números, sino de participación y generación de cambios en temas de derechos humanos y de justicia, como lo es la reciente decisión de no penalizar a las mujeres por abortar. Cada día se abren nuevos caminos por la no exclusión, la igualdad de género, la equidad y para que la voz de las mujeres sea tomada en cuenta en todos los espacios públicos y privados.

Las mujeres comprometidas con la 4T y con los principios de igualdad y equidad, buscan disminuir la brecha de género, promueven la inclusión, el empoderamiento a través de la educación política y la oportunidad de dirigir espacios públicos sin barreras que impidan el ejercicio del derecho o el acceso a las instituciones o cargos públicos.

Falta mucho por hacer para lograr más participación de mujeres en la política, pero ya hay avances importantes en la defensa de derechos humanos, derechos electorales, reproductivos, y muchos logros más. Las mujeres que gobiernan, hoy impulsan agendas y políticas públicas con perspectiva de género.

Las mujeres que hoy gobiernan en México, son resultado muchos años de lucha y del crecimiento democrático. La justicia, la libertad y los derechos, sí se pueden alcanzar con la participación de todas y todos.