/ sábado 23 de octubre de 2021

Mal semestre periodístico en México

Esta semana se celebró la 77 asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa, con un corte de caja del estado que guarda la libertad de prensa en el continente y las conclusiones no fueron buenas.

El capítulo de nuestro país es lamentable. Sólo México contribuyó con seis periodistas asesinados en un semestre, en los estados de Sinaloa, Oaxaca, Coahuila, Sonora, Michoacán y Veracruz, con un índice e impunidad en el 99% los casos.

El reporte incluyó un apartado al presidente Andrés Manuel López Obrador, con su cotidiana descalificación de la actividad periodística y se calificó a su sección “Quién es quién en las mentiras”, como un ejercicio fallido de réplica pero muy efectivo para estigmatizar una actividad que le es sistemáticamente crítica.

“Durante todo el semestre, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador no ha dejado de condenar e insultar a los medios de comunicación, desde su conferencia mañanera, de los que siempre dice que lo critican en supuesta represalia por haberle quitado sus privilegios publicitarios y responder a los intereses de los empresarios más ricos de México que no quieren su política social.”, dice el informe

Se destacan con mucha preocupación las amenazas cada vez más burdas del crimen organizado contra comunicadores, en especial la que se dio el pasado 9 de agosto cuando se registró una amenaza descarada hacia comunicadores de Televisa, Milenio y El Universal.

Un criminal del Cartel Jalisco Nueva Generación acusó a la conductora de Milenio TV, Azucena Uresti, de utilizar la “televisora y noticiero para lavar dinero” y la amenazó diciendo “si sigues tirándome, te lo aseguro que donde sea que estés doy contigo y te haré que te comas tus palabras aunque me acusen de feminicidio porque no me conocen a mí”.

Se encuentra tan descompuesto el panorama que la misma Secretaría de Gobernación reconoció, el 5 de octubre pasado que en lo que va del sexenio las personas que se han incorporado al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas ha crecido más de 88 por ciento, lo que evidencia un incremento de la violencia en algunas regiones y estados del país.

De acuerdo con datos presentados por la subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, encabezada por Alejandro Encinas, este incremento fue de 708 personas que se sumaron desde diciembre de 2018 a las 798 personas que ya estaban en este mecanismo, para un total de mil 506 personas.

Aun así, el reporte dice que se mantiene la distribución discrecional de la publicidad oficial a los medios de comunicación, pues en agosto la organización Artículo 19 dio a conocer que el 52% del gasto en publicidad del gobierno se concentra en 10 medios.

Las dos principales empresas de televisión de México, Televisa y TV Azteca, así como el periódico La Jornada, están entre los 10 medios de comunicación que concentran el 52% del presupuesto que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador destina a publicidad oficial.

“Persiste la concentración del gasto en publicidad oficial, ya que más de la mitad de los recursos se concentran en una decena de medios de comunicación.”

Esta es la pobre imagen que tiene el mundo de lo que está pasando con la prensa en nuestro país.


Esta semana se celebró la 77 asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa, con un corte de caja del estado que guarda la libertad de prensa en el continente y las conclusiones no fueron buenas.

El capítulo de nuestro país es lamentable. Sólo México contribuyó con seis periodistas asesinados en un semestre, en los estados de Sinaloa, Oaxaca, Coahuila, Sonora, Michoacán y Veracruz, con un índice e impunidad en el 99% los casos.

El reporte incluyó un apartado al presidente Andrés Manuel López Obrador, con su cotidiana descalificación de la actividad periodística y se calificó a su sección “Quién es quién en las mentiras”, como un ejercicio fallido de réplica pero muy efectivo para estigmatizar una actividad que le es sistemáticamente crítica.

“Durante todo el semestre, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador no ha dejado de condenar e insultar a los medios de comunicación, desde su conferencia mañanera, de los que siempre dice que lo critican en supuesta represalia por haberle quitado sus privilegios publicitarios y responder a los intereses de los empresarios más ricos de México que no quieren su política social.”, dice el informe

Se destacan con mucha preocupación las amenazas cada vez más burdas del crimen organizado contra comunicadores, en especial la que se dio el pasado 9 de agosto cuando se registró una amenaza descarada hacia comunicadores de Televisa, Milenio y El Universal.

Un criminal del Cartel Jalisco Nueva Generación acusó a la conductora de Milenio TV, Azucena Uresti, de utilizar la “televisora y noticiero para lavar dinero” y la amenazó diciendo “si sigues tirándome, te lo aseguro que donde sea que estés doy contigo y te haré que te comas tus palabras aunque me acusen de feminicidio porque no me conocen a mí”.

Se encuentra tan descompuesto el panorama que la misma Secretaría de Gobernación reconoció, el 5 de octubre pasado que en lo que va del sexenio las personas que se han incorporado al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas ha crecido más de 88 por ciento, lo que evidencia un incremento de la violencia en algunas regiones y estados del país.

De acuerdo con datos presentados por la subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, encabezada por Alejandro Encinas, este incremento fue de 708 personas que se sumaron desde diciembre de 2018 a las 798 personas que ya estaban en este mecanismo, para un total de mil 506 personas.

Aun así, el reporte dice que se mantiene la distribución discrecional de la publicidad oficial a los medios de comunicación, pues en agosto la organización Artículo 19 dio a conocer que el 52% del gasto en publicidad del gobierno se concentra en 10 medios.

Las dos principales empresas de televisión de México, Televisa y TV Azteca, así como el periódico La Jornada, están entre los 10 medios de comunicación que concentran el 52% del presupuesto que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador destina a publicidad oficial.

“Persiste la concentración del gasto en publicidad oficial, ya que más de la mitad de los recursos se concentran en una decena de medios de comunicación.”

Esta es la pobre imagen que tiene el mundo de lo que está pasando con la prensa en nuestro país.