/ lunes 6 de diciembre de 2021

Los de Israel siguen vendiendo tecnologías para espiar en México

El grupo de famosos vendedores de Israel que comenzó a promocionar los sistemas de espionaje de NSO en este país desde antes de los escándalos de Pegaso continúa operando con gobernadores y altos mandos de la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador.

Aunque dicen que ya no espían en este gobierno de cambio, lo cierto es que la tecnología que venden estos personajes en México sigue siendo un sistema necesario para complementar las aspiraciones políticas de cualquiera que tenga presupuesto en sus manos. Recordemos, Pegasus es el nombre del producto de surveillance de la empresa israelí NSO Group, fundada en 2010. Es un software que permitía monitorear smartphones exclusivamente.

A inicios de noviembre, Estados Unidos agregó a NSO Group a su lista negra federal que prohíbe a la empresa recibir tecnologías estadounidenses, después de determinar que sus herramientas de hackeo son utilizadas por gobiernos de todo el mundo para debilitar a funcionarios, empresarios, activistas, periodistas, académicos y trabajadores de embajadas de todo el mundo, como recuerda The Washington Post.

La medida es una sanción significativa contra una empresa destacada en julio en una investigación del consorcio global Pegasus Project, que incluye a The Washington Post y otras 16 organizaciones de noticias en todo el mundo. El consorcio publicó decenas de artículos detallando cómo los clientes de NSO habían hecho un mal uso de su poderoso software espía, Pegasus.

“La medida también podría aumentar las tensiones entre Estados Unidos e Israel, donde NSO es una potencia tecnológica preciada. Las exportaciones de software de NSO están reguladas por el Ministerio de Defensa de Israel, que debe aprobarlas como lo haría con cualquier venta de armas”, indica en una nota del diario estadounidense Drew Harwell, Ellen Nakashima y Craig Timberg.

Los hombres que se relacionan con la embajada de Israel en México, que ofrecen estas tecnologías al mejor postor por todo el país, han sido vistos negociando con gobernadores y encargados de seguridad de varios estados. Cierran contratos ofreciendo todo el know how de los israelíes en el conflicto armado y el espionaje.

Pegasus, como bien saben después de tanta publicidad gratuita en medios, se puede utilizar para grabar conversaciones y para acceder a fotos, mensajes de texto y tráfico de internet, pero también puede tomar control completo de los dispositivos móviles. Puede operar de forma remota la cámara del dispositivo para filmar subrepticiamente el entorno del usuario.

El grupo de vendedores sigue activo ofreciendo estos y muchos más servicios a políticos y empresarios en México, a pesar de que la 4T dice que ellos no están en ese mismo nivel de espionaje.

Como explicó alguna vez el famoso Armando Pérez: El director de mi compañía es Rodrigo Ruiz de Teresa Treviño. “Somos una empresa que vende inteligencia y seguridad al gobierno mexicano. Somos una subsidiaria de una compañía más grande que se llama Balam Seguridad que es una de las empresas de inteligencia más importantes en el país y número uno en la PGR y la Marina. Nuestros mejores clientes son los Marines mexicanos, la PGR, el Cisen, la Policía Federal y muchas procuradurías”.

Dicen representar a muchas compaías de Israel y tener protección de ese gobierno, pues uno de los dueños es Asaf Zanzuri.

Otro grupo de vendedores de esa nación, encabezado por Niv Moshe Yarimi, es señalado por competir fuerte con la oferta de software espía en México, pero en una de sus última declaraciones públicas, al diario El País, aseguró que ya no está en el negocio de inermediario para empresas de ciberespionaje, a través de sus empresas Grupo Kabat o SYM Servicios Integrales. A él se le liga más con Philippe Vinci, Nicolas Ruggiero y Marco Bettini, del Hacking Team y su programa Galileo. Y claro, con Israel y su embajada en México. Aunque en público digan una cosa, y en privado vendan otra.

El grupo de famosos vendedores de Israel que comenzó a promocionar los sistemas de espionaje de NSO en este país desde antes de los escándalos de Pegaso continúa operando con gobernadores y altos mandos de la Cuarta Transformación de Andrés Manuel López Obrador.

Aunque dicen que ya no espían en este gobierno de cambio, lo cierto es que la tecnología que venden estos personajes en México sigue siendo un sistema necesario para complementar las aspiraciones políticas de cualquiera que tenga presupuesto en sus manos. Recordemos, Pegasus es el nombre del producto de surveillance de la empresa israelí NSO Group, fundada en 2010. Es un software que permitía monitorear smartphones exclusivamente.

A inicios de noviembre, Estados Unidos agregó a NSO Group a su lista negra federal que prohíbe a la empresa recibir tecnologías estadounidenses, después de determinar que sus herramientas de hackeo son utilizadas por gobiernos de todo el mundo para debilitar a funcionarios, empresarios, activistas, periodistas, académicos y trabajadores de embajadas de todo el mundo, como recuerda The Washington Post.

La medida es una sanción significativa contra una empresa destacada en julio en una investigación del consorcio global Pegasus Project, que incluye a The Washington Post y otras 16 organizaciones de noticias en todo el mundo. El consorcio publicó decenas de artículos detallando cómo los clientes de NSO habían hecho un mal uso de su poderoso software espía, Pegasus.

“La medida también podría aumentar las tensiones entre Estados Unidos e Israel, donde NSO es una potencia tecnológica preciada. Las exportaciones de software de NSO están reguladas por el Ministerio de Defensa de Israel, que debe aprobarlas como lo haría con cualquier venta de armas”, indica en una nota del diario estadounidense Drew Harwell, Ellen Nakashima y Craig Timberg.

Los hombres que se relacionan con la embajada de Israel en México, que ofrecen estas tecnologías al mejor postor por todo el país, han sido vistos negociando con gobernadores y encargados de seguridad de varios estados. Cierran contratos ofreciendo todo el know how de los israelíes en el conflicto armado y el espionaje.

Pegasus, como bien saben después de tanta publicidad gratuita en medios, se puede utilizar para grabar conversaciones y para acceder a fotos, mensajes de texto y tráfico de internet, pero también puede tomar control completo de los dispositivos móviles. Puede operar de forma remota la cámara del dispositivo para filmar subrepticiamente el entorno del usuario.

El grupo de vendedores sigue activo ofreciendo estos y muchos más servicios a políticos y empresarios en México, a pesar de que la 4T dice que ellos no están en ese mismo nivel de espionaje.

Como explicó alguna vez el famoso Armando Pérez: El director de mi compañía es Rodrigo Ruiz de Teresa Treviño. “Somos una empresa que vende inteligencia y seguridad al gobierno mexicano. Somos una subsidiaria de una compañía más grande que se llama Balam Seguridad que es una de las empresas de inteligencia más importantes en el país y número uno en la PGR y la Marina. Nuestros mejores clientes son los Marines mexicanos, la PGR, el Cisen, la Policía Federal y muchas procuradurías”.

Dicen representar a muchas compaías de Israel y tener protección de ese gobierno, pues uno de los dueños es Asaf Zanzuri.

Otro grupo de vendedores de esa nación, encabezado por Niv Moshe Yarimi, es señalado por competir fuerte con la oferta de software espía en México, pero en una de sus última declaraciones públicas, al diario El País, aseguró que ya no está en el negocio de inermediario para empresas de ciberespionaje, a través de sus empresas Grupo Kabat o SYM Servicios Integrales. A él se le liga más con Philippe Vinci, Nicolas Ruggiero y Marco Bettini, del Hacking Team y su programa Galileo. Y claro, con Israel y su embajada en México. Aunque en público digan una cosa, y en privado vendan otra.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 28 de enero de 2022

La Tormenta que viene en Segalmex

El Espectador

Hiroshi Takahashi

miércoles 26 de enero de 2022

El pleito por Akumal

El Espectador

Hiroshi Takahashi

miércoles 19 de enero de 2022

Temen el posible colapso del Estado

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 17 de enero de 2022

Escenas inconfesables

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

miércoles 22 de diciembre de 2021

El silencio del Banco de México

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 20 de diciembre de 2021

¿Y no le echarán la culpa a algún perno?

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 13 de diciembre de 2021

Luces y sombras que ve la Coparmex

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

viernes 10 de diciembre de 2021

Los riesgos de la coordinación UIF-FGR

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

Cargar Más