/ martes 10 de septiembre de 2019

La trampa en impuestos

Una declaración poco afortunada realizó el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo.

Al término de la entrega del paquete económico 2020, aseguró a los medios de comunicación que no habrá nuevos impuestos.

Pero sobre todo, precisó que se mantendrá el precio de los energéticos, tal y como lo prometió el Ejecutivo Federal.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera habló en términos similares en cuanto que no habrá alza de impuestos.

Sin embargo, en esto hay una trampa que es importante exhibir, pues con el alza a un solo impuesto la cascada será imparable.

En el recinto de San Lázaro existe la propuesta de aumentar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) en materia de tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no esenciales altos en densidad calórica.

La Ley de Ingresos de la Federación para 2018, estimó una recaudación por el IEPS a bebidas azucaradas en 26 mil 797.50 millones de pesos.

Para el presente año, la estimación en ese mismo rubro osciló en los 27 mil 958.50 millones de pesos.

De acuerdo a la propuesta, el principal objetivo es desincentivar el consumo de los productos mencionados.

El problema radica que las bebidas azucaradas, son consumidas en gran medida por los sectores de escasos recursos.

A ello se le suma que las clases populares son las que más sufren enfermedades como obesidad y diabetes.

En 2018 y 2019, el impuesto a los refrescos fue de una tasa de 1.17 pesos por litro.

Para el 2020, los legisladores piensan tomar como referencia las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera un aumento del 20% a ese tipo de bebidas para desalentar su consumo.

Como se observa, no es nada alentador el panorama para que con el pretexto del incremento a los refrescos, tabaco y alcohol, se desate una inusitada alza en el precio de otros productos sobre todo de la canasta básica.

En el Senado, Ricardo Monreal adelantó que presentará una iniciativa para que las plataformas digitales extranjeras paguen los mismos impuestos que las empresas mexicanas.

¿Qué significa esto? Que habrá otros incrementos con la reforma al Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Se trata de imponer impuestos de “equidad tributaria”, en las plataformas del entretenimiento.

Otra trampa radica en que el IVA, ISR y los IEPS, son impuestos federales, de los cuales el 80% se le quedan a la Federación y el 20% se regresa a estados y municipios, que es donde se genera el total.

Eso es a grandes rasgos lo que se plantea en materia tributaria para el próximo año.

¿Y mientras, en donde queda la promesa de mejorar los salarios de los que menos perciben en el país?

La organización no gubernamental “Acción Ciudadana Frente a la Pobreza”, demandó un incremento inmediato al salario mínimo de 30 pesos al día, es decir, antes de la fijación anual de cada mes de septiembre.

Para dicha agrupación, México tiene los salarios más bajos de América Latina, incluso inferior a Guatemala, El Salvador y Honduras.

Así las cosas en materia de impuestos.

PROSPECCIÓN… La diputada federal María Rosete Sánchez, informó que impulsa la iniciativa ciudadana de la Ley de Trabajadores No Asalariados, Prestadores de Servicios por Cuenta Propia y Comerciantes en la Vía Pública y Espacio Público en la Ciudad de México, para garantizar sus derechos. Dicha ley busca integrar a todas las personas que trabajan por cuenta propia, incluidos los comerciantes ambulantes. Se trata de una iniciativa similar a la presentada la semana pasada en el Congreso de la Ciudad de México por la activista Diana Sánchez Barrios.

Twitter: @JoelSaucedo

saucedosj@yahoo.com.mx

Una declaración poco afortunada realizó el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo.

Al término de la entrega del paquete económico 2020, aseguró a los medios de comunicación que no habrá nuevos impuestos.

Pero sobre todo, precisó que se mantendrá el precio de los energéticos, tal y como lo prometió el Ejecutivo Federal.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera habló en términos similares en cuanto que no habrá alza de impuestos.

Sin embargo, en esto hay una trampa que es importante exhibir, pues con el alza a un solo impuesto la cascada será imparable.

En el recinto de San Lázaro existe la propuesta de aumentar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) en materia de tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no esenciales altos en densidad calórica.

La Ley de Ingresos de la Federación para 2018, estimó una recaudación por el IEPS a bebidas azucaradas en 26 mil 797.50 millones de pesos.

Para el presente año, la estimación en ese mismo rubro osciló en los 27 mil 958.50 millones de pesos.

De acuerdo a la propuesta, el principal objetivo es desincentivar el consumo de los productos mencionados.

El problema radica que las bebidas azucaradas, son consumidas en gran medida por los sectores de escasos recursos.

A ello se le suma que las clases populares son las que más sufren enfermedades como obesidad y diabetes.

En 2018 y 2019, el impuesto a los refrescos fue de una tasa de 1.17 pesos por litro.

Para el 2020, los legisladores piensan tomar como referencia las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que considera un aumento del 20% a ese tipo de bebidas para desalentar su consumo.

Como se observa, no es nada alentador el panorama para que con el pretexto del incremento a los refrescos, tabaco y alcohol, se desate una inusitada alza en el precio de otros productos sobre todo de la canasta básica.

En el Senado, Ricardo Monreal adelantó que presentará una iniciativa para que las plataformas digitales extranjeras paguen los mismos impuestos que las empresas mexicanas.

¿Qué significa esto? Que habrá otros incrementos con la reforma al Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Se trata de imponer impuestos de “equidad tributaria”, en las plataformas del entretenimiento.

Otra trampa radica en que el IVA, ISR y los IEPS, son impuestos federales, de los cuales el 80% se le quedan a la Federación y el 20% se regresa a estados y municipios, que es donde se genera el total.

Eso es a grandes rasgos lo que se plantea en materia tributaria para el próximo año.

¿Y mientras, en donde queda la promesa de mejorar los salarios de los que menos perciben en el país?

La organización no gubernamental “Acción Ciudadana Frente a la Pobreza”, demandó un incremento inmediato al salario mínimo de 30 pesos al día, es decir, antes de la fijación anual de cada mes de septiembre.

Para dicha agrupación, México tiene los salarios más bajos de América Latina, incluso inferior a Guatemala, El Salvador y Honduras.

Así las cosas en materia de impuestos.

PROSPECCIÓN… La diputada federal María Rosete Sánchez, informó que impulsa la iniciativa ciudadana de la Ley de Trabajadores No Asalariados, Prestadores de Servicios por Cuenta Propia y Comerciantes en la Vía Pública y Espacio Público en la Ciudad de México, para garantizar sus derechos. Dicha ley busca integrar a todas las personas que trabajan por cuenta propia, incluidos los comerciantes ambulantes. Se trata de una iniciativa similar a la presentada la semana pasada en el Congreso de la Ciudad de México por la activista Diana Sánchez Barrios.

Twitter: @JoelSaucedo

saucedosj@yahoo.com.mx

viernes 13 de septiembre de 2019

La alianza Morena-CNTE

jueves 12 de septiembre de 2019

Cárdenas, artífice de la transformación

miércoles 11 de septiembre de 2019

La contra mañanera

martes 10 de septiembre de 2019

La trampa en impuestos

lunes 09 de septiembre de 2019

Los moralmente derrotados

viernes 06 de septiembre de 2019

¿Hay venganzas de AMLO?

jueves 05 de septiembre de 2019

La vergüenza de Morena

miércoles 04 de septiembre de 2019

Regular comercio informal

martes 03 de septiembre de 2019

La cultura reeleccionistas

lunes 02 de septiembre de 2019

El doble informe de AMLO

Cargar Más