/ domingo 14 de julio de 2019

La nueva imagen no asusta a los delincuentes

Esta semana fue ajetreada para la jefa de gobierno capitalino Claudia Sheimbaun y uno de sus más cercanos colaboradores, Jesús Orta Martínez, quien se gana sus quincenas como jefe de la policía de la Ciudad de México, con la entrega de las patrullas con la imagen renovada.

Además de que las burlas y comparaciones no se hicieron esperar, esta nueva imagen no ha servido para espantar a los delincuentes, pues el crimen en la capital continúa al por mayor, exhibiendo la incompetencia de quienes deberían de evitarlo.

Apenas el viernes entregaron nuevas patrullas en la alcaldía Cuauhtémoc, y a las pocas horas un sujeto fue asesinado en calles de la colonia Centro, no fue ultimado en un atraco, fue un claro ajuste de cuentas, de los que ya vemos como normal todos los días.

Sin contar que la entrada de la Guardia Nacional a algunas de las alcaldías ha dejado más temor de los ciudadanos que sentimiento de seguridad, pues hay vecinos de Iztapalapa que aseguran que apenas se voltean los militares y los delincuentes hacen de las suyas. Nada extraño en alcaldías donde la pobreza y el índice de criminalidad están hasta arriba.

El gobierno nada más no da pie con bola, pues esta semana, también, quedó exhibido al ufanarse de las muchas ambulancias que operan en la ciudad de México para acelerar la atención de las emergencias, cosa que está muy lejos de suceder.

Apenas el martes, la cuenta de Twitter del gobierno capitalino hizo circular un video donde aseguraba 17 ambulancias nuevas para el Centro Regulador de Urgencias Médicas; la realidad queridos lectores, esas unidades están desde el año pasado en la corporación.

A estas unidades les falta fuerza de voluntad de la parte administrativa, pues están detenidas, literalmente, por falta de personal comprometido y preparado, que debe de haber en algún lado, pero no entre las amistades de quienes contratan. El nepotismo no acabó con la llegada de la 4T.

Casi en la misma situación está el ERUM, pues piensan echar a la calle en septiembre a cientos de elementos, algunos en motocicleta, para atender las emergencias; aplauso, pero, si no hay ambulancias que funcionen, de poco o nada va a servir. Dicen por ahí, nada mas dan palos de ciego.

Esta semana fue ajetreada para la jefa de gobierno capitalino Claudia Sheimbaun y uno de sus más cercanos colaboradores, Jesús Orta Martínez, quien se gana sus quincenas como jefe de la policía de la Ciudad de México, con la entrega de las patrullas con la imagen renovada.

Además de que las burlas y comparaciones no se hicieron esperar, esta nueva imagen no ha servido para espantar a los delincuentes, pues el crimen en la capital continúa al por mayor, exhibiendo la incompetencia de quienes deberían de evitarlo.

Apenas el viernes entregaron nuevas patrullas en la alcaldía Cuauhtémoc, y a las pocas horas un sujeto fue asesinado en calles de la colonia Centro, no fue ultimado en un atraco, fue un claro ajuste de cuentas, de los que ya vemos como normal todos los días.

Sin contar que la entrada de la Guardia Nacional a algunas de las alcaldías ha dejado más temor de los ciudadanos que sentimiento de seguridad, pues hay vecinos de Iztapalapa que aseguran que apenas se voltean los militares y los delincuentes hacen de las suyas. Nada extraño en alcaldías donde la pobreza y el índice de criminalidad están hasta arriba.

El gobierno nada más no da pie con bola, pues esta semana, también, quedó exhibido al ufanarse de las muchas ambulancias que operan en la ciudad de México para acelerar la atención de las emergencias, cosa que está muy lejos de suceder.

Apenas el martes, la cuenta de Twitter del gobierno capitalino hizo circular un video donde aseguraba 17 ambulancias nuevas para el Centro Regulador de Urgencias Médicas; la realidad queridos lectores, esas unidades están desde el año pasado en la corporación.

A estas unidades les falta fuerza de voluntad de la parte administrativa, pues están detenidas, literalmente, por falta de personal comprometido y preparado, que debe de haber en algún lado, pero no entre las amistades de quienes contratan. El nepotismo no acabó con la llegada de la 4T.

Casi en la misma situación está el ERUM, pues piensan echar a la calle en septiembre a cientos de elementos, algunos en motocicleta, para atender las emergencias; aplauso, pero, si no hay ambulancias que funcionen, de poco o nada va a servir. Dicen por ahí, nada mas dan palos de ciego.

domingo 21 de julio de 2019

Ídolos tontos

domingo 30 de junio de 2019

El gobierno de los records batidos

domingo 09 de junio de 2019

La ignorancia protege delincuentes

domingo 02 de junio de 2019

Todo es pose

domingo 12 de mayo de 2019

¿Abrazos y no balazos?

Cargar Más