/ viernes 25 de septiembre de 2020

La corrupción es consustancial

El robo de piedras preciosas es un asunto politiquero, y no hay nada de qué preocuparse.

Así lo expresó el Presidente Andrés Manuel López Obrador al ser cuestionado sobre la corrupción en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

Pero no sólo eso, a todos los funcionarios de su administración les pidió “lealtad a ciegas” al “proyecto de transformación”.

Incluso dejó en claro que se puede torcer la ley “por la maraña de normas que impiden avanzar para hacer justicia”.

Después de escuchar esto surgieron las dudas que se explican de inmediato por sí solas.

Así es como se entiende que el tristemente célebre señor de las ligas, René Bejarano Martínez, forme parte de la “cuarta transformación”.

También que ya no aborde el tema de su hermano Pío captado recibiendo bolsas repletas de dinero para su campaña.

Y que haya desaparecido la subsecretaría de Gobernación, sin haber investigado o denunciado las acusaciones en contra de su ex titular, Ricardo Peralta.

Entonces, para el Presidente también son normales los escándalos de corrupción en los que se ha relacionado a Manuel Bartlett.

O bien lo que se ha dicho de la polémica pareja Irma Eréndira Sandoval y su esposo John Ackerman.

En realidad la corrupción es consustancia a la deformada “cuarta transformación”. Los ejemplos sobran en el entorno del Ejecutivo Federal.

Lo ideal sería que explicara en esas extensas conferencias, cómo vivió sin trabajar tantos años.

¿De dónde salieron los recursos para recorrer día y noche toda la República? ¿Los gastos de hospedaje, transporte e infraestructura para mítines?

¿El pago de servicios de sus domicilios como luz, agua, teléfono, colegiaturas y exquisitos gustos de sus familiares?

¿Todo lo anterior es justo? ¿Lo avala el pueblo sumido en la pobreza?

PROSPECCIÓN… El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, acordó con la empresa Newmont Corporation que administra la mina “El Peñasquito”, un incremento salarial de 7% y 5% en prestaciones para los 2 mil 160 trabajadores que laboran en la mina de Mazapil, Zacatecas.

Twitter: @JoelSaucedo

saucedosj@yahoo.com.mx

El robo de piedras preciosas es un asunto politiquero, y no hay nada de qué preocuparse.

Así lo expresó el Presidente Andrés Manuel López Obrador al ser cuestionado sobre la corrupción en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

Pero no sólo eso, a todos los funcionarios de su administración les pidió “lealtad a ciegas” al “proyecto de transformación”.

Incluso dejó en claro que se puede torcer la ley “por la maraña de normas que impiden avanzar para hacer justicia”.

Después de escuchar esto surgieron las dudas que se explican de inmediato por sí solas.

Así es como se entiende que el tristemente célebre señor de las ligas, René Bejarano Martínez, forme parte de la “cuarta transformación”.

También que ya no aborde el tema de su hermano Pío captado recibiendo bolsas repletas de dinero para su campaña.

Y que haya desaparecido la subsecretaría de Gobernación, sin haber investigado o denunciado las acusaciones en contra de su ex titular, Ricardo Peralta.

Entonces, para el Presidente también son normales los escándalos de corrupción en los que se ha relacionado a Manuel Bartlett.

O bien lo que se ha dicho de la polémica pareja Irma Eréndira Sandoval y su esposo John Ackerman.

En realidad la corrupción es consustancia a la deformada “cuarta transformación”. Los ejemplos sobran en el entorno del Ejecutivo Federal.

Lo ideal sería que explicara en esas extensas conferencias, cómo vivió sin trabajar tantos años.

¿De dónde salieron los recursos para recorrer día y noche toda la República? ¿Los gastos de hospedaje, transporte e infraestructura para mítines?

¿El pago de servicios de sus domicilios como luz, agua, teléfono, colegiaturas y exquisitos gustos de sus familiares?

¿Todo lo anterior es justo? ¿Lo avala el pueblo sumido en la pobreza?

PROSPECCIÓN… El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, acordó con la empresa Newmont Corporation que administra la mina “El Peñasquito”, un incremento salarial de 7% y 5% en prestaciones para los 2 mil 160 trabajadores que laboran en la mina de Mazapil, Zacatecas.

Twitter: @JoelSaucedo

saucedosj@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 30 de octubre de 2020

El Frankenstein de AMLO

Joel Saucedo

jueves 29 de octubre de 2020

La disputa azul

Joel Saucedo

miércoles 28 de octubre de 2020

¿Vulgares ambiciosos?

Joel Saucedo

martes 27 de octubre de 2020

Sin cambio en Segob

Joel Saucedo

lunes 26 de octubre de 2020

La relación transexenal

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

viernes 23 de octubre de 2020

Ni derrotas eternas, ni…

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

jueves 22 de octubre de 2020

Sin derecho a la disidencia

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

miércoles 21 de octubre de 2020

Los partidos que perderán en 2021

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

martes 20 de octubre de 2020

La derrota

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

lunes 19 de octubre de 2020

La línea de flotación

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

Cargar Más