/ lunes 30 de noviembre de 2020

¿La 4T es feminista?

Con el lema Pinta el mundo de naranja: ¡financiar, responder, prevenir, recopilar!, la ONU lanzó la campaña ÚNETE de aquí al 2030, para eliminar la violencia contra las mujeres y niñas en todo el mundo, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y los 16 días de activismo.

La ONU recomienda a los países incrementar los presupuestos para asegurar servicios esenciales a las sobrevivientes de violencia durante la crisis de Covid-19, y concentrarse en la prevención y la recopilación de datos que puedan mejorar los servicios para salvar vidas.

En México, la violencia contra las mujeres arroja cifras escalofriantes. El 66.1% de las mujeres de 15 años y más reconocen haber experimentado violencia de cualquier tipo alguna vez en su vida, según datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el INEGI.

En 2018 se registraron 3,752 defunciones por homicidio de mujeres, el más alto registrado en los últimos 29 años, lo que en promedio significa que fallecieron 10 mujeres diariamente por agresiones intencionales.

De enero a septiembre del 2020 se registraron en el país 234,042 víctimas de delitos; de éstas, el 31.2% fueron mujeres. Del total de las víctimas de delitos de violencia, 59% fueron víctimas de lesiones dolosas, 14.6% lesiones culposas, 9.4% delitos que atentan contra la libertad personal, y 3.3% delitos que atentan contra la vida y la integridad corporal.

El 16 de octubre, expertos en derechos humanos de la ONU instaron a México a no hacer más recortes presupuestarios a los programas dedicados a la prevención y el apoyo a las mujeres víctimas de violencia, así como a la salud materna, sexual y reproductiva.

Los expertos advierten que el proyecto de ley de presupuesto 2021 incluye recortes del 10 al 20% a programas contra la violencia, salud sexual y reproductiva, así como a promoción de los derechos de las mujeres indígenas, en comparación con los presupuestos de 2019 y 2020.

No fueron pocas las voces que, el pasado 25 de noviembre declararon a la 4T como “un gobierno feminista”. Sin embargo, la realidad tiene otros datos y los expertos de la ONU advierten que la aprobación del proyecto de presupuesto 2021, tal cual, pondrá en riesgo los avances significativos que México ha logrado en las últimas dos décadas en materia de presupuestos con perspectiva de género.

Con el lema Pinta el mundo de naranja: ¡financiar, responder, prevenir, recopilar!, la ONU lanzó la campaña ÚNETE de aquí al 2030, para eliminar la violencia contra las mujeres y niñas en todo el mundo, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y los 16 días de activismo.

La ONU recomienda a los países incrementar los presupuestos para asegurar servicios esenciales a las sobrevivientes de violencia durante la crisis de Covid-19, y concentrarse en la prevención y la recopilación de datos que puedan mejorar los servicios para salvar vidas.

En México, la violencia contra las mujeres arroja cifras escalofriantes. El 66.1% de las mujeres de 15 años y más reconocen haber experimentado violencia de cualquier tipo alguna vez en su vida, según datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el INEGI.

En 2018 se registraron 3,752 defunciones por homicidio de mujeres, el más alto registrado en los últimos 29 años, lo que en promedio significa que fallecieron 10 mujeres diariamente por agresiones intencionales.

De enero a septiembre del 2020 se registraron en el país 234,042 víctimas de delitos; de éstas, el 31.2% fueron mujeres. Del total de las víctimas de delitos de violencia, 59% fueron víctimas de lesiones dolosas, 14.6% lesiones culposas, 9.4% delitos que atentan contra la libertad personal, y 3.3% delitos que atentan contra la vida y la integridad corporal.

El 16 de octubre, expertos en derechos humanos de la ONU instaron a México a no hacer más recortes presupuestarios a los programas dedicados a la prevención y el apoyo a las mujeres víctimas de violencia, así como a la salud materna, sexual y reproductiva.

Los expertos advierten que el proyecto de ley de presupuesto 2021 incluye recortes del 10 al 20% a programas contra la violencia, salud sexual y reproductiva, así como a promoción de los derechos de las mujeres indígenas, en comparación con los presupuestos de 2019 y 2020.

No fueron pocas las voces que, el pasado 25 de noviembre declararon a la 4T como “un gobierno feminista”. Sin embargo, la realidad tiene otros datos y los expertos de la ONU advierten que la aprobación del proyecto de presupuesto 2021, tal cual, pondrá en riesgo los avances significativos que México ha logrado en las últimas dos décadas en materia de presupuestos con perspectiva de género.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 18 de enero de 2021

La salud no se politiza

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

lunes 11 de enero de 2021

¿Vamos Bien?

Genoveva Ortiz

lunes 28 de diciembre de 2020

De doctor a doctor

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

lunes 14 de diciembre de 2020

Pandemia jaquea derechos humanos

A TÚ SALUD

Genoveva Ortiz

lunes 07 de diciembre de 2020

Sean serios

A TU SALUD

Genoveva Ortiz

lunes 30 de noviembre de 2020

¿La 4T es feminista?

Genoveva Ortiz

lunes 23 de noviembre de 2020

Hay prioridades

Genoveva Ortiz

lunes 09 de noviembre de 2020

Honesto saqueo

Genoveva Ortiz

Cargar Más