/ miércoles 23 de diciembre de 2020

Guerrero ¿Prioritario para MORENA?

Conocí a Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros en la Facultad de Economía, cuando estudiábamos en la UNAM. Desde entonces, por ahí de 1993, siempre demostró un liderazgo notable, comprometido con causas sociales, que en aquella época no eran nada menores.

Solo por recordar los asesinatos de 600 militantes del PRD de aquellos años, y la sacudida del levantamiento del EZLN, más los asesinatos políticos de Colosio y Ruiz Massieu, que provocaron un voto de miedo al final de un sexenio salinista lleno de sangre y crisis económica.

Épocas estudiantiles, donde Pablo Amílcar Sandoval demostraba desde entonces, una notable inteligencia y gran sensibilidad social. Esa fue nuestra vida de universitarios, donde compartimos experiencias en el Consejo Técnico de Economía.

Ambos coincidimos en ideales, y me dio la oportunidad de compartir en lo personal, experiencias que me hicieron saber de dónde provenía su liderazgo. Cito solo un viaje a Acapulco, acompañado de sus hermanos, su madre y su padre, Pablo Sandoval Ramírez (QEPD), quien en ese entonces, 1998, fue el primer Presidente de la Cámara de Diputados de oposición.

Me llamó poderosamente la atención conocer la sencillez con la que esta familia guerrerense se conducía, y el cariño, respeto y admiración que le expresaban sus paisanos. Sentimientos de los guerrerenses que siguen muy presentes hacia la familia Sandoval Ballesteros, y que hoy son parte de ese impulso con el que Pablo Amílcar ha recibido el apoyo y confianza de sus paisanos para traer la paz a Guerrero, cambiando sus condiciones económicas y sociales.

Morena tiene esa gran oportunidad ahora de cambiar el rostro de Guerrero, contando con figuras que representen los valores que dice tener la Cuarta Transformación, y que desafortunadamente en ese estado vemos en muy pocos políticos.

PAS representa la honestidad, el trabajo duro, la preparación académica, el amor por su familia y por Guerrero. Habrá que preguntarse si Morena dará más de lo mismo o si realmente está comprometido con México. Ya lo veremos.

@floresaquino

Conocí a Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros en la Facultad de Economía, cuando estudiábamos en la UNAM. Desde entonces, por ahí de 1993, siempre demostró un liderazgo notable, comprometido con causas sociales, que en aquella época no eran nada menores.

Solo por recordar los asesinatos de 600 militantes del PRD de aquellos años, y la sacudida del levantamiento del EZLN, más los asesinatos políticos de Colosio y Ruiz Massieu, que provocaron un voto de miedo al final de un sexenio salinista lleno de sangre y crisis económica.

Épocas estudiantiles, donde Pablo Amílcar Sandoval demostraba desde entonces, una notable inteligencia y gran sensibilidad social. Esa fue nuestra vida de universitarios, donde compartimos experiencias en el Consejo Técnico de Economía.

Ambos coincidimos en ideales, y me dio la oportunidad de compartir en lo personal, experiencias que me hicieron saber de dónde provenía su liderazgo. Cito solo un viaje a Acapulco, acompañado de sus hermanos, su madre y su padre, Pablo Sandoval Ramírez (QEPD), quien en ese entonces, 1998, fue el primer Presidente de la Cámara de Diputados de oposición.

Me llamó poderosamente la atención conocer la sencillez con la que esta familia guerrerense se conducía, y el cariño, respeto y admiración que le expresaban sus paisanos. Sentimientos de los guerrerenses que siguen muy presentes hacia la familia Sandoval Ballesteros, y que hoy son parte de ese impulso con el que Pablo Amílcar ha recibido el apoyo y confianza de sus paisanos para traer la paz a Guerrero, cambiando sus condiciones económicas y sociales.

Morena tiene esa gran oportunidad ahora de cambiar el rostro de Guerrero, contando con figuras que representen los valores que dice tener la Cuarta Transformación, y que desafortunadamente en ese estado vemos en muy pocos políticos.

PAS representa la honestidad, el trabajo duro, la preparación académica, el amor por su familia y por Guerrero. Habrá que preguntarse si Morena dará más de lo mismo o si realmente está comprometido con México. Ya lo veremos.

@floresaquino

ÚLTIMASCOLUMNAS