/ domingo 24 de octubre de 2021

Esperan empresas dinamizar ventas durante El Buen Fin

Por Edgar F. Garza Ancira

Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

Twitter: @EFGANCIRA


El Buen Fin que se llevará a cabo del 10 al 16 de noviembre en México, tiene como objetivo que las empresas lancen al mercado miles de ofertas especiales y con ello incentivar las compras entre la población y seguir fortaleciendo la economía que continúa afectada por varios meses de pandemia.


En apoyo a los trabajadores del estado, el gobierno federal al igual que lo hizo el año pasado, determinó adelantar la mitad del aguinaldo en la semana previa a El Buen Fin, para facilitar que las personas tengan recursos y realicen sus compras.


Se espera que en este año El Buen Fin inyecte dinamismo a la economía al reunir a cientos de empresas y negocios que ofrecen sus productos y servicios a través de ofertas, descuentos, rebajas y compras a crédito con meses sin intereses, vía el consumo interno, al atraer a miles de clientes y alcanzar ventas superiores a los 130 mil millones de pesos.


Para las empresas representa un momento ideal para lanzarse con ofertas agresivas y precios competitivos. Permite aumentar sus ventas y agotar sus inventarios. Las ganancias ofrecen liquidez para pagar a proveedores, reinvertir en cadenas de valor, posicionarse y apoyar la economía del país.


El Buen Fin es un mecanismo idóneo para fomentar la inversión, dinamizar el consumo, conservar empleos, apoyar a los consumidores con descuentos y ahorros exclusivos y permitir a la economía tener un respiro.


El Buen Fin es una oportunidad para que todos los consumidores realicen compras útiles, responsables y bien planeadas para evitar deudas innecesarias.


Se prevé que en este año el comercio electrónico pueda alcanzar más del 45% del total de ventas, debido a la comodidad al adquirir productos mediante las distintas plataformas de internet y a la posibilidad de realizar una comparativa de precios en las páginas web de las distintas empresas, así como realizar compras mejor pensadas.


Asimismo, los pagos online, transferencias bancarias y sobre todo el pago con tarjeta de débito y crédito se han vuelto las formas más usadas, reemplazando el manejo de dinero en efectivo, aunque sigue siendo indispensable mantener medidas de seguridad para evitar fraudes, robo de datos y clonación de las tarjetas.


Es fundamental valorar que nuestras finanzas permitan adquirir productos o servicios y dejar de adquirir aquellos artículos que en lo futuro resulten innecesarios, puesto que afectan la economía familiar.


Se recomienda tener como buena práctica, la compra de productos locales, indicador esencial para evitar desempleo y cierre de empresas de todos los tamaños. En el país existen más de dos millones de pequeños comercios que ofrecen miles de productos. Consumiendo esos artículos apoyamos la economía de miles de familias mexicanas.

Por Edgar F. Garza Ancira

Consejero de empresas y consorcios de carácter multinacional, así como Fundador de la asociación civil Dime y Juntos lo Hacemos

Twitter: @EFGANCIRA


El Buen Fin que se llevará a cabo del 10 al 16 de noviembre en México, tiene como objetivo que las empresas lancen al mercado miles de ofertas especiales y con ello incentivar las compras entre la población y seguir fortaleciendo la economía que continúa afectada por varios meses de pandemia.


En apoyo a los trabajadores del estado, el gobierno federal al igual que lo hizo el año pasado, determinó adelantar la mitad del aguinaldo en la semana previa a El Buen Fin, para facilitar que las personas tengan recursos y realicen sus compras.


Se espera que en este año El Buen Fin inyecte dinamismo a la economía al reunir a cientos de empresas y negocios que ofrecen sus productos y servicios a través de ofertas, descuentos, rebajas y compras a crédito con meses sin intereses, vía el consumo interno, al atraer a miles de clientes y alcanzar ventas superiores a los 130 mil millones de pesos.


Para las empresas representa un momento ideal para lanzarse con ofertas agresivas y precios competitivos. Permite aumentar sus ventas y agotar sus inventarios. Las ganancias ofrecen liquidez para pagar a proveedores, reinvertir en cadenas de valor, posicionarse y apoyar la economía del país.


El Buen Fin es un mecanismo idóneo para fomentar la inversión, dinamizar el consumo, conservar empleos, apoyar a los consumidores con descuentos y ahorros exclusivos y permitir a la economía tener un respiro.


El Buen Fin es una oportunidad para que todos los consumidores realicen compras útiles, responsables y bien planeadas para evitar deudas innecesarias.


Se prevé que en este año el comercio electrónico pueda alcanzar más del 45% del total de ventas, debido a la comodidad al adquirir productos mediante las distintas plataformas de internet y a la posibilidad de realizar una comparativa de precios en las páginas web de las distintas empresas, así como realizar compras mejor pensadas.


Asimismo, los pagos online, transferencias bancarias y sobre todo el pago con tarjeta de débito y crédito se han vuelto las formas más usadas, reemplazando el manejo de dinero en efectivo, aunque sigue siendo indispensable mantener medidas de seguridad para evitar fraudes, robo de datos y clonación de las tarjetas.


Es fundamental valorar que nuestras finanzas permitan adquirir productos o servicios y dejar de adquirir aquellos artículos que en lo futuro resulten innecesarios, puesto que afectan la economía familiar.


Se recomienda tener como buena práctica, la compra de productos locales, indicador esencial para evitar desempleo y cierre de empresas de todos los tamaños. En el país existen más de dos millones de pequeños comercios que ofrecen miles de productos. Consumiendo esos artículos apoyamos la economía de miles de familias mexicanas.