/ sábado 14 de diciembre de 2019

¿ERES VIOLENT@?

Maestros y especialistas en el tema de violencia y bullying han emprendido un innovador esfuerzo para generar que las escuelas no solo sean espacios libres de violencia, sino también generadores de la cultura de paz y conciliación que tanto necesita el país.

Para ello, la compañía certificadora Lloyd International presentó El Cuadernillo Antibullying en español y lengua Náhuatl y entregó los primeros certificados Antibullying a tres escuelas de nivel básico y a la Universidad de la Salud del Estado de México.

Durante este titánico trabajo de educación que esperan llevar a todos los planteles del país, los especialistas detectaron que los niños, adolescentes y jóvenes no reconocen cuando son víctimas de violencia o generadores de ella, incluso algunos consideraron este tipo de situaciones “como normales”.

Por ello, solicitaron a especialistas de la Unidad Politécnica de Gestión con Perspectiva de Género del Instituto Politécnico Nacional, que tienen una amplia experiencia en la materia, su colaboración a fin de diseñar una estrategia que permita a los niños y jóvenes reconocer este tipo de conductas, no solo para protegerse de ellas, sino también para no reproducirlas.

El IPN diseñó el “Violentómetro”, a través del cual es posible detectar las diferentes manifestaciones de violencia. Con el apoyo de material gráfico y didáctico, que se divide en tres escalas de diferentes colores, la población no solo estudiantil, sino también en el ámbito laboral o familiar puede detectar situaciones que pueden encontrarse ocultas en la vida cotidiana y que muchas veces se confunden o desconocen.

La escala se divide en tres colores, en alerta de amarillo se encuentran casos como: las bromas hirientes, chantaje, mentiras o engaños, ignorar (ley del hielo), celos, culpabilizar, descalificar, ridiculizar u ofender, humillar en público, intimidar, amenazar, controlar o prohibir (amistades, familiares, dinero, apariencia, actividades, celular, mails y redes sociales).

En un color rojo, aparecen situaciones como: manoseo, caricias agresivas o golpes “jugando”. El tono rojo se vuelve más intenso cuando hay: pellizcos, araños, empujones, jalones, cachetadas, patadas y en una última escala de color morado se encuentran agresiones como: encierros, aislamiento, lanzar objetos o armas, amenazas de muerte, forzar relaciones sexuales, abuso sexual, violación, mutilación o asesinato.

Con este trabajo, los especialistas no solo buscan erradicar la violencia en las escuelas, sino también propiciar que los espacios educativos sean generadores de una cultura de paz que permee a la sociedad entera, y la población sepa identificar que este tipo de conductas no son normales ni parte de la cultura o idiosincrasia mexicana.

Maestros y especialistas en el tema de violencia y bullying han emprendido un innovador esfuerzo para generar que las escuelas no solo sean espacios libres de violencia, sino también generadores de la cultura de paz y conciliación que tanto necesita el país.

Para ello, la compañía certificadora Lloyd International presentó El Cuadernillo Antibullying en español y lengua Náhuatl y entregó los primeros certificados Antibullying a tres escuelas de nivel básico y a la Universidad de la Salud del Estado de México.

Durante este titánico trabajo de educación que esperan llevar a todos los planteles del país, los especialistas detectaron que los niños, adolescentes y jóvenes no reconocen cuando son víctimas de violencia o generadores de ella, incluso algunos consideraron este tipo de situaciones “como normales”.

Por ello, solicitaron a especialistas de la Unidad Politécnica de Gestión con Perspectiva de Género del Instituto Politécnico Nacional, que tienen una amplia experiencia en la materia, su colaboración a fin de diseñar una estrategia que permita a los niños y jóvenes reconocer este tipo de conductas, no solo para protegerse de ellas, sino también para no reproducirlas.

El IPN diseñó el “Violentómetro”, a través del cual es posible detectar las diferentes manifestaciones de violencia. Con el apoyo de material gráfico y didáctico, que se divide en tres escalas de diferentes colores, la población no solo estudiantil, sino también en el ámbito laboral o familiar puede detectar situaciones que pueden encontrarse ocultas en la vida cotidiana y que muchas veces se confunden o desconocen.

La escala se divide en tres colores, en alerta de amarillo se encuentran casos como: las bromas hirientes, chantaje, mentiras o engaños, ignorar (ley del hielo), celos, culpabilizar, descalificar, ridiculizar u ofender, humillar en público, intimidar, amenazar, controlar o prohibir (amistades, familiares, dinero, apariencia, actividades, celular, mails y redes sociales).

En un color rojo, aparecen situaciones como: manoseo, caricias agresivas o golpes “jugando”. El tono rojo se vuelve más intenso cuando hay: pellizcos, araños, empujones, jalones, cachetadas, patadas y en una última escala de color morado se encuentran agresiones como: encierros, aislamiento, lanzar objetos o armas, amenazas de muerte, forzar relaciones sexuales, abuso sexual, violación, mutilación o asesinato.

Con este trabajo, los especialistas no solo buscan erradicar la violencia en las escuelas, sino también propiciar que los espacios educativos sean generadores de una cultura de paz que permee a la sociedad entera, y la población sepa identificar que este tipo de conductas no son normales ni parte de la cultura o idiosincrasia mexicana.

sábado 08 de febrero de 2020

La lucha por medicina

sábado 25 de enero de 2020

Alguien no está haciendo su trabajo

sábado 11 de enero de 2020

¿Salud para todos?

sábado 04 de enero de 2020

Nuevo año y nuevo modelo de salud

sábado 28 de diciembre de 2019

Toxicidad Digital

sábado 21 de diciembre de 2019

Buenos Propósitos

sábado 14 de diciembre de 2019

¿ERES VIOLENT@?

Cargar Más