/ jueves 18 de marzo de 2021

En una sentada: Padre rico, padre pobre

¿Eres de los que no les gusta leer o de los que nunca tiene tiempo? En esta nueva sección titulada “En una sentada” te voy a compartir las lecciones de algunos libros sobre finanzas personales que te pueden servir para enfrentar hoy -o en el futuro- tus problemas financieros.

Te invito a que si alguno de estos te llama la atención corras al internet, lo descargues gratis y lo leas o vayas a un puesto de libros usados y te eches un clavado, quizás lo encuentres a buen precio, o a lo mejor hay algún otro que te llame la atención. Recuerda que los libros nos elijen, no nosotros a ellos.

Padre Rico, Padre Pobre es un libro de Robert Kiyosaki en el que se explican inteligentes maneras de escapar del círculo vicioso en el que las personas trabajan muy duro toda su vida para otros, pero aún así no logran ahorrar nada.

Por ello, te voy a compartir algunas de las más importantes lecciones para que logres ser financieramente independiente:

· · Los ricos no trabajan por el dinero, el dinero trabaja para ellos. El libro nos dice la gente pobre estudia para que obtenga buenas calificaciones para que poder encontrar un trabajo seguro en una compañía grande. Busca lo seguro por miedo a no poder pagar sus cuentas, el miedo a ser despedidos, el miedo a no tener suficiente dinero, el miedo a comenzar de nuevo. En cambio, la gente rica “hace dinero” y no trabaja para ganarlo. Es decir, adquieren activos que son los que generan ingresos.

· La riqueza más grande es tu educación (financiera). Si las personas están preparadas para ser flexibles, mantienen la mente abierta y aprenden, se enriquecerán más y aún con los cambios. El dinero sin inteligencia financiera se pierde rápidamente. Aprende sobre todo acerca contabilidad, inversión, mercados, leyes, ofertas, mercadotecnia, liderazgo, escritura, hablar en público y comunicación. También aprende todo lo que te interese.

· Trabaja para aprender, no para ganar dinero. Encuentra un trabajo en el que tu puedas aprender las anteriores habilidades.

· Debes saber la diferencia entre un activo y un pasivo, y debes adquirir activos. Un activo es algo que pone dinero en tu bolsillo. Un pasivo es algo que saca dinero de tu bolsillo. Los ricos adquieren activos (valores e inversiones) y los pobres adquieren pasivos (compromisos y obligaciones).

· Reduce al máximo tus gastos. Deja de gastar en tonterías y cosas que no necesitas.

· Crea tu propio negocio. La mayoría de la gente trabaja para otros, en lugar de para sí mismos. Muchas personas terminan sin tener nada al finalizar su etapa activa. Así que, crea tu negocio. Según Kiyosaki, un buen negocio es aquel que no requiera tu presencia. Se caracterizan porque tú eres el dueño, pero está dirigido o administrado por un tercero. Si tienes que trabajar ahí, no es tu negocio, es tu trabajo.

· Reinvierte tus ganancias. El rendimiento generado por tus activos debería ser invertido nuevamente en otros activos. No pienses en cómo obtener más ingresos, sino busca activos más valiosos, así debes repetir el ciclo.

· Los lujos son lo último en lo que debes gastar. Un lujo verdadero es una recompensa que surge como consecuencia de haber adquirido y desarrollado una verdadera inversión.

· No solo dejes tu dinero a un asesor. Aprende cómo invertir, ya que nadie puede hacerlo mejor que tú.

· Tú te conviertes en lo que estudias. Escoge tus materiales de estudio cuidadosamente y lee mucho.

· No existe un rico que en algún momento no haya perdido dinero. Significa que la gente rica invierte y aprende a manejar el miedo a perder. Es más, el fracaso los inspira, no los derrota. No temas a perder, solo prepárate para admitir y aprender del fracaso. Nadie es perfecto.

· Controla tus emociones. No permitas que los miedos o las opiniones de la gente influya en tus acciones.

· Rodéate de ganadores. Júntate con personas más inteligentes que tú y podrás aprender ellos.

· Págate a ti primero. Cada mes, primero invierte cierta cantidad de dinero de tus ingresos en generar activos, luego paga tus deudas.

· Sueña en grande, ten claras tus metas. Responde preguntas como: “¿Por qué quieres ganar más dinero? Porque no quiero trabajar toda mi vida. Yo quiero tener control sobre cómo puedo utilizar mi tiempo.

· Desarrolla tus habilidades para escuchar. Escuchar es más importante que hablar. No discutas, mejor pregunta, obtén todo el conocimiento que puedas de otros.

· Las ganancias se hacen cuanto tú compras, no cuando vendes.

@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com

¿Eres de los que no les gusta leer o de los que nunca tiene tiempo? En esta nueva sección titulada “En una sentada” te voy a compartir las lecciones de algunos libros sobre finanzas personales que te pueden servir para enfrentar hoy -o en el futuro- tus problemas financieros.

Te invito a que si alguno de estos te llama la atención corras al internet, lo descargues gratis y lo leas o vayas a un puesto de libros usados y te eches un clavado, quizás lo encuentres a buen precio, o a lo mejor hay algún otro que te llame la atención. Recuerda que los libros nos elijen, no nosotros a ellos.

Padre Rico, Padre Pobre es un libro de Robert Kiyosaki en el que se explican inteligentes maneras de escapar del círculo vicioso en el que las personas trabajan muy duro toda su vida para otros, pero aún así no logran ahorrar nada.

Por ello, te voy a compartir algunas de las más importantes lecciones para que logres ser financieramente independiente:

· · Los ricos no trabajan por el dinero, el dinero trabaja para ellos. El libro nos dice la gente pobre estudia para que obtenga buenas calificaciones para que poder encontrar un trabajo seguro en una compañía grande. Busca lo seguro por miedo a no poder pagar sus cuentas, el miedo a ser despedidos, el miedo a no tener suficiente dinero, el miedo a comenzar de nuevo. En cambio, la gente rica “hace dinero” y no trabaja para ganarlo. Es decir, adquieren activos que son los que generan ingresos.

· La riqueza más grande es tu educación (financiera). Si las personas están preparadas para ser flexibles, mantienen la mente abierta y aprenden, se enriquecerán más y aún con los cambios. El dinero sin inteligencia financiera se pierde rápidamente. Aprende sobre todo acerca contabilidad, inversión, mercados, leyes, ofertas, mercadotecnia, liderazgo, escritura, hablar en público y comunicación. También aprende todo lo que te interese.

· Trabaja para aprender, no para ganar dinero. Encuentra un trabajo en el que tu puedas aprender las anteriores habilidades.

· Debes saber la diferencia entre un activo y un pasivo, y debes adquirir activos. Un activo es algo que pone dinero en tu bolsillo. Un pasivo es algo que saca dinero de tu bolsillo. Los ricos adquieren activos (valores e inversiones) y los pobres adquieren pasivos (compromisos y obligaciones).

· Reduce al máximo tus gastos. Deja de gastar en tonterías y cosas que no necesitas.

· Crea tu propio negocio. La mayoría de la gente trabaja para otros, en lugar de para sí mismos. Muchas personas terminan sin tener nada al finalizar su etapa activa. Así que, crea tu negocio. Según Kiyosaki, un buen negocio es aquel que no requiera tu presencia. Se caracterizan porque tú eres el dueño, pero está dirigido o administrado por un tercero. Si tienes que trabajar ahí, no es tu negocio, es tu trabajo.

· Reinvierte tus ganancias. El rendimiento generado por tus activos debería ser invertido nuevamente en otros activos. No pienses en cómo obtener más ingresos, sino busca activos más valiosos, así debes repetir el ciclo.

· Los lujos son lo último en lo que debes gastar. Un lujo verdadero es una recompensa que surge como consecuencia de haber adquirido y desarrollado una verdadera inversión.

· No solo dejes tu dinero a un asesor. Aprende cómo invertir, ya que nadie puede hacerlo mejor que tú.

· Tú te conviertes en lo que estudias. Escoge tus materiales de estudio cuidadosamente y lee mucho.

· No existe un rico que en algún momento no haya perdido dinero. Significa que la gente rica invierte y aprende a manejar el miedo a perder. Es más, el fracaso los inspira, no los derrota. No temas a perder, solo prepárate para admitir y aprender del fracaso. Nadie es perfecto.

· Controla tus emociones. No permitas que los miedos o las opiniones de la gente influya en tus acciones.

· Rodéate de ganadores. Júntate con personas más inteligentes que tú y podrás aprender ellos.

· Págate a ti primero. Cada mes, primero invierte cierta cantidad de dinero de tus ingresos en generar activos, luego paga tus deudas.

· Sueña en grande, ten claras tus metas. Responde preguntas como: “¿Por qué quieres ganar más dinero? Porque no quiero trabajar toda mi vida. Yo quiero tener control sobre cómo puedo utilizar mi tiempo.

· Desarrolla tus habilidades para escuchar. Escuchar es más importante que hablar. No discutas, mejor pregunta, obtén todo el conocimiento que puedas de otros.

· Las ganancias se hacen cuanto tú compras, no cuando vendes.

@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com