Antonio De Marcelo Esquivel

  / martes 24 de diciembre de 2019

El reto, dejar de usar plásticos

En el siglo pasado ocurrieron diversos fenómenos en los mercados, donde la publicidad fue pieza clave para satanizar diversos productos con el afán de que otros entraran en el gusto del consumidor, se trataba simplemente de dinero, contrario a esta primea parte del siglo XXI, en que la publicidad contra el uso de algunos artículos tiene que ver directamente con la superviviencia de la raza humana.

Con esto entramos a una nueva década, donde es necesario modificar nuestros modos de consumo, para dejar de usar bolsas y otros productos de un solo uso como los plásticos, que dan en el supermercado, las tiendas o cualquier negocio y a este producto contaminante se suma el pet, esas botellas que vemos tiradas en cualquier lugar del mundo a donde vayamos.

No es nuevo esto, desde hace tiempo organizaciones medioambientales se han encargado de divulgar fotos y datos de toda esa fauna que muere cada día por la grave contaminación a que ya sometimos al planeta; así vemos ballenas, tiburones y orcas que al morir dejar ver en sus interior decenas de kilos de plásticos, que seguro confundieron con alimento.

Peces, pájaros y mamíferos mueren, y muchas especies desaparecen cada día producto de la contaminación de bolsas de plástico y envases de pet, lo que nos provoca tristeza ante la imagen, pero no suficiente para que hagamos conciencia de nuestro papel en este proceso de parar la contaminación.

En nuestro país una de las reglas, dura, pero necesaria, es el costo de cada bolsa de plástico o bien la sanción a las empresas o negociaciones que las regalen, se trata de acabar con el uso de éstas y con ello reducir la contaminación, pues algunos números indican que el mundo produce más de 78 toneladas de plásticos, es hora entonces de llevar el contenedor de tela para las compras y recibir lo menos posible los plásticos.

En medio de todo esto, empezó a circular fotos de tiendas comerciales donde se indica que a partir del 23 de diciembre no se permitirá la venta de bebidas en envase de pet, la tienda no ha dado una postura oficial, sin embargo, se cree que es parte de las modificaciones hechas a la Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos, misma que algunas tiendas no aceptan y por lo tanto se habrían amparado.

Es mucho, mucho dinero el que está en juego por esta medida, pero también es cierto que está en juego la supervivencia del planeta y si no empezamos ahora, quizá no haya nada que heredar a las siguientes generaciones.

Sigueme en twitter @Antoniodemarcel

En el correo antonio.marcelo@oem.com.mx

En el siglo pasado ocurrieron diversos fenómenos en los mercados, donde la publicidad fue pieza clave para satanizar diversos productos con el afán de que otros entraran en el gusto del consumidor, se trataba simplemente de dinero, contrario a esta primea parte del siglo XXI, en que la publicidad contra el uso de algunos artículos tiene que ver directamente con la superviviencia de la raza humana.

Con esto entramos a una nueva década, donde es necesario modificar nuestros modos de consumo, para dejar de usar bolsas y otros productos de un solo uso como los plásticos, que dan en el supermercado, las tiendas o cualquier negocio y a este producto contaminante se suma el pet, esas botellas que vemos tiradas en cualquier lugar del mundo a donde vayamos.

No es nuevo esto, desde hace tiempo organizaciones medioambientales se han encargado de divulgar fotos y datos de toda esa fauna que muere cada día por la grave contaminación a que ya sometimos al planeta; así vemos ballenas, tiburones y orcas que al morir dejar ver en sus interior decenas de kilos de plásticos, que seguro confundieron con alimento.

Peces, pájaros y mamíferos mueren, y muchas especies desaparecen cada día producto de la contaminación de bolsas de plástico y envases de pet, lo que nos provoca tristeza ante la imagen, pero no suficiente para que hagamos conciencia de nuestro papel en este proceso de parar la contaminación.

En nuestro país una de las reglas, dura, pero necesaria, es el costo de cada bolsa de plástico o bien la sanción a las empresas o negociaciones que las regalen, se trata de acabar con el uso de éstas y con ello reducir la contaminación, pues algunos números indican que el mundo produce más de 78 toneladas de plásticos, es hora entonces de llevar el contenedor de tela para las compras y recibir lo menos posible los plásticos.

En medio de todo esto, empezó a circular fotos de tiendas comerciales donde se indica que a partir del 23 de diciembre no se permitirá la venta de bebidas en envase de pet, la tienda no ha dado una postura oficial, sin embargo, se cree que es parte de las modificaciones hechas a la Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos, misma que algunas tiendas no aceptan y por lo tanto se habrían amparado.

Es mucho, mucho dinero el que está en juego por esta medida, pero también es cierto que está en juego la supervivencia del planeta y si no empezamos ahora, quizá no haya nada que heredar a las siguientes generaciones.

Sigueme en twitter @Antoniodemarcel

En el correo antonio.marcelo@oem.com.mx

miércoles 08 de enero de 2020

Llegan seis refuerzos a Pumas

jueves 02 de enero de 2020

La triste realidad en el 2020

martes 24 de diciembre de 2019

El reto, dejar de usar plásticos

lunes 23 de diciembre de 2019

El país de las desaparecidas

miércoles 18 de diciembre de 2019

Todo mundo tiene otras cifras

lunes 16 de diciembre de 2019

Mexicanos piden asilo en los EU

Cargar Más