/ jueves 2 de diciembre de 2021

El popular

Las encuestas sirven para propósitos meramente políticos y en muchos de los casos, están al servicio del mejor postor.

Así funciona y así continuará. Todos los gobiernos recurren a ese instrumento para medir su popularidad.

En el caso del Presidente Andrés Manuel López Obrador no es la excepción. Es un amante de las encuestas, sondeos y rifas.

Incluso ha llegado a decir que está ubicado como uno de los mejores presidentes del mundo.

Si lo anterior fuese cierto, entonces México estaría situado en una posición envidiable en el concierto internacional.

En este espacio se ha dado cuenta de manera recurrente de cuál es la situación real en temas sensibles como salud, seguridad pública y corrupción.

Los números no mienten, lo que cambia es la percepción. López Obrador es popular porque a diario se expone mediáticamente.

Habla todos los días, desde su conferencia matutina en Palacio Nacional. El promedio de sus participaciones ronda las dos horas.

Difícilmente un medio de comunicación puede abstraerse de dar a conocer parte de su mensaje.

El manejo informativo tiene diversas vertientes. La primera es presentar el mensaje tal y como lo dice el Presidente.

La segunda vertiente, es donde se ubican los analistas, articulistas, especialistas y columnistas. Su papel es refutar, polemizar, criticar y cuestionar.

Otra vertiente más, y que está al margen del manejo informativo, es el de las redes sociales, donde se disparan las denostaciones, agresiones e incluso ofensas.

El Presidente quisiera un mundo ideal como se menciona en la primera vertiente. Pero no admite la crítica y responde iracundo.

Incluso creó sección especial en su conferencia, para que una vez a la semana, se desmienta en apariencia lo que califica como “mentiras” o exageraciones.

El caso es que al cumplir tres años de su gobierno, diversos medios de comunicación presentaron encuestas donde la popularidad se va hasta las nubes.

La apuesta del Presidente fue reflejar esa “aceptación” en la magna concentración en el Zócalo, principal plaza de la nación.

Pero de nuevo, volvemos a las redes sociales. En las últimas 24 horas se difundieron imágenes de “acarreados” desde diversas entidades de la República.

Hubo quienes se dedicaron a contar microbuses y autobuses que trasladaron a seguidores del mandatario hasta la Plaza de la Constitución.

Los alcaldes morenistas de la Ciudad de México, cargaron con la mayor responsabilidad de llenar el Zócalo. El acarreo lo difundieron en redes sociales.

Esa es otra encuesta que mañana presumirá a los cuatros vientos el Presidente durante su conferencia.

Eso es lo único que le interesa: la popularidad. Esa es su vitamina, el aplauso fácil. Lo demás no importa, aunque el país se caída a pedazos, con una inflación sin freno.

PROSPECCIÓN…. Sandra Cuevas, alcaldesa en Cuauhtémoc reabrió el Centro Social y Deportivo Guelatao, ubicado en la calle República de Honduras S/N, Col. Centro Histórico, luego de 41 días de permanecer cerrado para verificar la calidad del inmueble y tras contar con un dictamen del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México, que dictaminó que no presenta daños de importancia en los elementos estructurales.

Twitter: @JoelSaucedo

saucedosj@yahoo.com.mx

Las encuestas sirven para propósitos meramente políticos y en muchos de los casos, están al servicio del mejor postor.

Así funciona y así continuará. Todos los gobiernos recurren a ese instrumento para medir su popularidad.

En el caso del Presidente Andrés Manuel López Obrador no es la excepción. Es un amante de las encuestas, sondeos y rifas.

Incluso ha llegado a decir que está ubicado como uno de los mejores presidentes del mundo.

Si lo anterior fuese cierto, entonces México estaría situado en una posición envidiable en el concierto internacional.

En este espacio se ha dado cuenta de manera recurrente de cuál es la situación real en temas sensibles como salud, seguridad pública y corrupción.

Los números no mienten, lo que cambia es la percepción. López Obrador es popular porque a diario se expone mediáticamente.

Habla todos los días, desde su conferencia matutina en Palacio Nacional. El promedio de sus participaciones ronda las dos horas.

Difícilmente un medio de comunicación puede abstraerse de dar a conocer parte de su mensaje.

El manejo informativo tiene diversas vertientes. La primera es presentar el mensaje tal y como lo dice el Presidente.

La segunda vertiente, es donde se ubican los analistas, articulistas, especialistas y columnistas. Su papel es refutar, polemizar, criticar y cuestionar.

Otra vertiente más, y que está al margen del manejo informativo, es el de las redes sociales, donde se disparan las denostaciones, agresiones e incluso ofensas.

El Presidente quisiera un mundo ideal como se menciona en la primera vertiente. Pero no admite la crítica y responde iracundo.

Incluso creó sección especial en su conferencia, para que una vez a la semana, se desmienta en apariencia lo que califica como “mentiras” o exageraciones.

El caso es que al cumplir tres años de su gobierno, diversos medios de comunicación presentaron encuestas donde la popularidad se va hasta las nubes.

La apuesta del Presidente fue reflejar esa “aceptación” en la magna concentración en el Zócalo, principal plaza de la nación.

Pero de nuevo, volvemos a las redes sociales. En las últimas 24 horas se difundieron imágenes de “acarreados” desde diversas entidades de la República.

Hubo quienes se dedicaron a contar microbuses y autobuses que trasladaron a seguidores del mandatario hasta la Plaza de la Constitución.

Los alcaldes morenistas de la Ciudad de México, cargaron con la mayor responsabilidad de llenar el Zócalo. El acarreo lo difundieron en redes sociales.

Esa es otra encuesta que mañana presumirá a los cuatros vientos el Presidente durante su conferencia.

Eso es lo único que le interesa: la popularidad. Esa es su vitamina, el aplauso fácil. Lo demás no importa, aunque el país se caída a pedazos, con una inflación sin freno.

PROSPECCIÓN…. Sandra Cuevas, alcaldesa en Cuauhtémoc reabrió el Centro Social y Deportivo Guelatao, ubicado en la calle República de Honduras S/N, Col. Centro Histórico, luego de 41 días de permanecer cerrado para verificar la calidad del inmueble y tras contar con un dictamen del Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México, que dictaminó que no presenta daños de importancia en los elementos estructurales.

Twitter: @JoelSaucedo

saucedosj@yahoo.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 28 de enero de 2022

Actriz del periodismo

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

jueves 27 de enero de 2022

De tapados y destapados

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

miércoles 26 de enero de 2022

El decreto Sheinbaum

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

martes 25 de enero de 2022

Clamor de justicia

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

lunes 24 de enero de 2022

¿Quién supliría a AMLO?

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

viernes 21 de enero de 2022

¿Amenazas o sometimiento?

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

jueves 20 de enero de 2022

La red de Batres

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

miércoles 19 de enero de 2022

Fracturas latentes

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

martes 18 de enero de 2022

Peligrosa concentración

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

lunes 17 de enero de 2022

Aspirante suben y bajan

SIN PROTOCOLO

Joel Saucedo

Cargar Más