Antonio De Marcelo Esquivel

  / martes 13 de agosto de 2019

El jefe de la Policía rosa

El ataque sexual que sufrió una joven a manos de hombres que serían elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, ocasionó una manifestación de mujeres, quienes llegaron hasta el edificio de la calle de Liverpool, en la colonia Juárez, y de ahí marcharon al bunker de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, en la colonia Doctores.

La nota la dieron porque a pesar de que Jesús Orta Martínez trataba de responder a la exigencia de estos colectivos de mujeres, ellas no se anduvieron por las ramas y sin importar que se tratara del edificio sede de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, hicieron pintas con aerosol.

Luego, mientras el jefe de la policía uniformada hablaba con algunas manifestantes y reporteros, una se acercó y le lanzó diamantina rosa, misma que le quedó en el rostro, el cabello y el saco del funcionario.

No conformes con esta agresión, trataron de pintarlo con una lata de aerosol, pero esto fue impedido por un elemento que se encontraba cerca.

Las mujeres protestaban porque cuatro elementos de esta corporación, que fueron señalados como responsables de un ataque sexual, no fueron presentados ante el Ministerio Público.

La violenta expresión de estos colectivos fue llevada hasta las instalaciones de la Procuraduría Capitalina, donde está la oficina de la procuradora, Ernestina Godoy.

A este complejo se les conoce como “el bunker”, pero esto no importó a las mujeres que irrumpieron de tal manera que con un martillo rompieron una puerta de cristal, destruyeron y pintarrajearon lo que hallaron a su paso y nadie fue detenido.

Y no es que estemos pidiendo que detengan a alguien, porque el reclamo es justo; solo que la protesta con argumentos siempre será más poderosa.

Al respecto la jefa de gobierno declaró que el gobierno de la Ciudad de México no caería en provocaciones, condenó los hechos y adelantó que la PGJ realizaría la investigación.

¿Pero y el tema que importaba dentro de todo esto? ¿Qué va a pasar con la denuncia por violación? Son o no son ellos los responsables?

Twitter: @Antoniodemarcel

Correo: antonio.marcelo@oem.com.mx

El ataque sexual que sufrió una joven a manos de hombres que serían elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, ocasionó una manifestación de mujeres, quienes llegaron hasta el edificio de la calle de Liverpool, en la colonia Juárez, y de ahí marcharon al bunker de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, en la colonia Doctores.

La nota la dieron porque a pesar de que Jesús Orta Martínez trataba de responder a la exigencia de estos colectivos de mujeres, ellas no se anduvieron por las ramas y sin importar que se tratara del edificio sede de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, hicieron pintas con aerosol.

Luego, mientras el jefe de la policía uniformada hablaba con algunas manifestantes y reporteros, una se acercó y le lanzó diamantina rosa, misma que le quedó en el rostro, el cabello y el saco del funcionario.

No conformes con esta agresión, trataron de pintarlo con una lata de aerosol, pero esto fue impedido por un elemento que se encontraba cerca.

Las mujeres protestaban porque cuatro elementos de esta corporación, que fueron señalados como responsables de un ataque sexual, no fueron presentados ante el Ministerio Público.

La violenta expresión de estos colectivos fue llevada hasta las instalaciones de la Procuraduría Capitalina, donde está la oficina de la procuradora, Ernestina Godoy.

A este complejo se les conoce como “el bunker”, pero esto no importó a las mujeres que irrumpieron de tal manera que con un martillo rompieron una puerta de cristal, destruyeron y pintarrajearon lo que hallaron a su paso y nadie fue detenido.

Y no es que estemos pidiendo que detengan a alguien, porque el reclamo es justo; solo que la protesta con argumentos siempre será más poderosa.

Al respecto la jefa de gobierno declaró que el gobierno de la Ciudad de México no caería en provocaciones, condenó los hechos y adelantó que la PGJ realizaría la investigación.

¿Pero y el tema que importaba dentro de todo esto? ¿Qué va a pasar con la denuncia por violación? Son o no son ellos los responsables?

Twitter: @Antoniodemarcel

Correo: antonio.marcelo@oem.com.mx