/ miércoles 22 de enero de 2020

El Dr. Pablo Sandoval Cruz

“Un dirigente social extraordinario” fue como el mismo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se refirió ayer al enterarse del fallecimiento de uno de los personajes que merecen estar en la historia de nuestra nación: el Dr. Pablo Sandoval Cruz.

Guerrerense destacado, médico politécnico e ideólogo, Pablo Sandoval fue reconocido por propios y extraños como un gran luchador social, que lo mismo daba consultas gratuitas a personas de escasos recursos, que escribía libros y apoyaba movimientos sociales, principalmente con sindicatos y universidades. Pero lo que mayormente le reconocemos todos, es la notable inteligencia, congruencia, ética, y justa medianía con la que vivió por más de 100 años, 101, para ser exactos.

Y eso se nota por el enorme cariño y afecto que le demostraban sus paisanos en Chilpancingo y en todo el estado de Guerrero, así como en el país. Y también por la herencia y lo que inculcó a los que llevaban y llevan su sangre. Tuve el privilegio hace 25 años, en mis épocas de universitario, de conocer a su hijo, Pablo Sandoval Ramírez (†), quien fue el primer político de oposición en presidir el Congreso mexicano en 1997, y padre de uno de mis mejores amigos, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, economista destacado, dirigente e intelectual, que actualmente trabaja como delegado del Gobierno Federal en el estado de Guerrero. También conviví y conocí a otro de sus hijos, Cuauhtémoc Sandoval Ramírez (†) ex Senador, Diputado Federal, destacado internacionalista, político y columnista, quien también hacía honor al apellido.

Su nieta, la Dra. Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, Secretaria de la Función Pública describió de la forma más precisa el fallecimiento del Dr. Sandoval “después de más de 100 años de lucha, amor revolucionario y entrega a la Patria, llega a su fin la vida de un referente indiscutible de la ética de izquierda en México. Hasta siempre Papá grande, abuelo querido”.

Mi pésame, abrazo y solidaridad para sus nietos Amílcar, Irma Eréndira, Netzaí, Moisés, y amistades y familiares de este gran luchador social. Que en paz descanse.

“Un dirigente social extraordinario” fue como el mismo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se refirió ayer al enterarse del fallecimiento de uno de los personajes que merecen estar en la historia de nuestra nación: el Dr. Pablo Sandoval Cruz.

Guerrerense destacado, médico politécnico e ideólogo, Pablo Sandoval fue reconocido por propios y extraños como un gran luchador social, que lo mismo daba consultas gratuitas a personas de escasos recursos, que escribía libros y apoyaba movimientos sociales, principalmente con sindicatos y universidades. Pero lo que mayormente le reconocemos todos, es la notable inteligencia, congruencia, ética, y justa medianía con la que vivió por más de 100 años, 101, para ser exactos.

Y eso se nota por el enorme cariño y afecto que le demostraban sus paisanos en Chilpancingo y en todo el estado de Guerrero, así como en el país. Y también por la herencia y lo que inculcó a los que llevaban y llevan su sangre. Tuve el privilegio hace 25 años, en mis épocas de universitario, de conocer a su hijo, Pablo Sandoval Ramírez (†), quien fue el primer político de oposición en presidir el Congreso mexicano en 1997, y padre de uno de mis mejores amigos, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, economista destacado, dirigente e intelectual, que actualmente trabaja como delegado del Gobierno Federal en el estado de Guerrero. También conviví y conocí a otro de sus hijos, Cuauhtémoc Sandoval Ramírez (†) ex Senador, Diputado Federal, destacado internacionalista, político y columnista, quien también hacía honor al apellido.

Su nieta, la Dra. Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, Secretaria de la Función Pública describió de la forma más precisa el fallecimiento del Dr. Sandoval “después de más de 100 años de lucha, amor revolucionario y entrega a la Patria, llega a su fin la vida de un referente indiscutible de la ética de izquierda en México. Hasta siempre Papá grande, abuelo querido”.

Mi pésame, abrazo y solidaridad para sus nietos Amílcar, Irma Eréndira, Netzaí, Moisés, y amistades y familiares de este gran luchador social. Que en paz descanse.

miércoles 19 de febrero de 2020

Feminicidios y neoliberalismo

miércoles 12 de febrero de 2020

Construir Comunidad

miércoles 05 de febrero de 2020

La Simulación de la Semovi

miércoles 29 de enero de 2020

¿Y la austeridad apá?

miércoles 22 de enero de 2020

El Dr. Pablo Sandoval Cruz

miércoles 15 de enero de 2020

El estilo Sheinbaum

miércoles 08 de enero de 2020

Metrobús línea 3

miércoles 18 de diciembre de 2019

T - MEC: Tratado Marcelo Ebrard Casaubón

miércoles 11 de diciembre de 2019

¿Sigue Felipe Calderón?

miércoles 04 de diciembre de 2019

¿Cambios con Sheinbaum?

Cargar Más