/ viernes 25 de septiembre de 2020

Educar y enseñar

Es un elemento fundamental en la formación de las nuevas generaciones el retomar la educación en el seno del hogar, la escuela enseña, dota a las nuevas generaciones de conocimientos y habilidades para desarrollarse en el ambiente académico y laboral, pero los valores se adquieren en casa. Una formación integral ayudará a tener menos embarazos en adolescentes.

El cambio empezará por una educación sólida de niñas y niños, de hombres y mujeres, educar, enseñar y formar.

En la actualidad el impacto del embarazo adolescente en México es muy alto. Los adolescentes y jóvenes representan el futuro de cualquier sociedad, por ello se debe trabajar en que su etapa de formación sea la más adecuada; deben vivir a plenitud esa etapa de su vida que deben vivir con alegría, porque luego tendrán muchos años para cargar diversas responsabilidades.

Habrá que retomar la comunicación, en confianza de padres a hijos y viceversa; recobrar ese México que se perdió en algunos hogares.

El embarazo adolescente representa un problema social y económico importante para México. Cada año los servicios públicos de salud de México destinan cerca de 6 mil millones de pesos mexicanos para atender embarazos y partos de adolescentes.

Además, los costos de oportunidad derivados del embarazo adolescente y la maternidad temprana tienen un impacto educativo, laboral, social, sanitario y fiscal para el país.

De acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), tanto el embarazo como la maternidad a temprana edad pueden afectar negativamente distintos aspectos de la vida de una mujer, como son los ámbitos educativo y laboral.

El 67.4 % de las mujeres que fueron madres en la adolescencia nunca han cotizado en un sistema de seguridad social. Sus ingresos anuales resultan 31.6% menores a los de quienes fueron madres en edad adulta. El 26 de septiembre es el Día Mundial de la Prevención del Embarazo no planificado en Adolescentes.

Textualmente hay que decirlo: en México la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), busca reducir el número de embarazos adolescentes en México y erradicarlo en niñas entre 10 y 14 años y esto se logrará sólo con la participación de la sociedad en su conjunto.

En Twitter @TXTUALes

Es un elemento fundamental en la formación de las nuevas generaciones el retomar la educación en el seno del hogar, la escuela enseña, dota a las nuevas generaciones de conocimientos y habilidades para desarrollarse en el ambiente académico y laboral, pero los valores se adquieren en casa. Una formación integral ayudará a tener menos embarazos en adolescentes.

El cambio empezará por una educación sólida de niñas y niños, de hombres y mujeres, educar, enseñar y formar.

En la actualidad el impacto del embarazo adolescente en México es muy alto. Los adolescentes y jóvenes representan el futuro de cualquier sociedad, por ello se debe trabajar en que su etapa de formación sea la más adecuada; deben vivir a plenitud esa etapa de su vida que deben vivir con alegría, porque luego tendrán muchos años para cargar diversas responsabilidades.

Habrá que retomar la comunicación, en confianza de padres a hijos y viceversa; recobrar ese México que se perdió en algunos hogares.

El embarazo adolescente representa un problema social y económico importante para México. Cada año los servicios públicos de salud de México destinan cerca de 6 mil millones de pesos mexicanos para atender embarazos y partos de adolescentes.

Además, los costos de oportunidad derivados del embarazo adolescente y la maternidad temprana tienen un impacto educativo, laboral, social, sanitario y fiscal para el país.

De acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), tanto el embarazo como la maternidad a temprana edad pueden afectar negativamente distintos aspectos de la vida de una mujer, como son los ámbitos educativo y laboral.

El 67.4 % de las mujeres que fueron madres en la adolescencia nunca han cotizado en un sistema de seguridad social. Sus ingresos anuales resultan 31.6% menores a los de quienes fueron madres en edad adulta. El 26 de septiembre es el Día Mundial de la Prevención del Embarazo no planificado en Adolescentes.

Textualmente hay que decirlo: en México la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), busca reducir el número de embarazos adolescentes en México y erradicarlo en niñas entre 10 y 14 años y esto se logrará sólo con la participación de la sociedad en su conjunto.

En Twitter @TXTUALes

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 23 de octubre de 2020

Gracias Doctor

Adalberto Villasana

viernes 16 de octubre de 2020

Tócate, explórate

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 09 de octubre de 2020

Clama, ya falta menos

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 02 de octubre de 2020

Doctrina Monroe

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 25 de septiembre de 2020

Educar y enseñar

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 18 de septiembre de 2020

Prevenidos y resilientes

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 11 de septiembre de 2020

Candidatos en Bolivia

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 04 de septiembre de 2020

El privilegio de trabajar

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 28 de agosto de 2020

Abuelos, tesoro nacional

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

viernes 21 de agosto de 2020

Aprender a aprender

TEXTUAL-es

Adalberto Villasana

Cargar Más