/ jueves 22 de abril de 2021

¡Deja de comprar lo que no necesitas!

¿Alguna vez te has preguntado por qué está llena tu casa o tu habitación de cosas que no necesitas o que solo usaste una vez? Ser comprador compulsivo puede acarrearte muchos problemas financieros y familiares. Aquí te daremos unos tips para que controles ese mal hábito.

Lo primero que debes saber es que detrás de un comprador compulsivo existe una persona insegura, desmotivada e indecisa con dificultades para relacionarse con otros. Posiblemente esa persona también tuvo carencias en su infancia, por eso hoy quiere satisfacerlas.

Los compradores compulsivos buscan cubrir la falta de cariño, atención, reconocimiento y autovaloración comprando artículos que no necesitan.

¡Cuidado! Las personas que tienen estas conductas recurren a empeñar, sobregirar sus tarjetas de crédito, sacrificar el gasto familiar y hasta poner en riesgo su relación de pareja, familiar, laboral y de amistad con tal de seguir comprando.

Si esta actividad es recurrente, comprar se puede volver una adicción. Pues quien compra de esta manera, cae en la cuenta de que lo que ha comprado lo dejó sin dinero o no era necesario y entra en depresión o estrés de nuevo. Y para sentirse mejor vuelven a comprar.

Especialistas advierten que son las mujeres las más propensas en caer en este vicio. ¡Aguas!

Por eso para evitarlas sigue estas recomendaciones:

1. Haz una lista de lo que comprarás. Toma conciencia y reflexiona sobre lo que verdaderamente necesitas. Y compara precios.

2. No salgas de compras cuando estés triste.

3. Pide a alguien de tu confianza que te acompañarte cuando vayas de compras. Su misión será vigilar tus compras y limitarte en caso de ser necesario.

4. Si sales de compras lleva solo en efectivo la cantidad que hayas destinado para comprar. Deja las tarjetas de crédito en casa.

5. Haz una limpieza de tu hogar y detecta cuántos objetos de la misma categoría tienes, esto te ayudará a darte cuenta de que eres una compradora compulsiva. Aprovecha esta situación para hacer una venta de garage y recuperar un poco del dinero perdido. Recuerda dejar ir para que nuevas cosas entren y vengan a tu vida.

6. Si las compras han puesto en números rojos tus ingresos, busca ayuda profesional de un psicólogo o terapeuta.


@lady_varo
ladyvaro.fp@gmail.com

¿Alguna vez te has preguntado por qué está llena tu casa o tu habitación de cosas que no necesitas o que solo usaste una vez? Ser comprador compulsivo puede acarrearte muchos problemas financieros y familiares. Aquí te daremos unos tips para que controles ese mal hábito.

Lo primero que debes saber es que detrás de un comprador compulsivo existe una persona insegura, desmotivada e indecisa con dificultades para relacionarse con otros. Posiblemente esa persona también tuvo carencias en su infancia, por eso hoy quiere satisfacerlas.

Los compradores compulsivos buscan cubrir la falta de cariño, atención, reconocimiento y autovaloración comprando artículos que no necesitan.

¡Cuidado! Las personas que tienen estas conductas recurren a empeñar, sobregirar sus tarjetas de crédito, sacrificar el gasto familiar y hasta poner en riesgo su relación de pareja, familiar, laboral y de amistad con tal de seguir comprando.

Si esta actividad es recurrente, comprar se puede volver una adicción. Pues quien compra de esta manera, cae en la cuenta de que lo que ha comprado lo dejó sin dinero o no era necesario y entra en depresión o estrés de nuevo. Y para sentirse mejor vuelven a comprar.

Especialistas advierten que son las mujeres las más propensas en caer en este vicio. ¡Aguas!

Por eso para evitarlas sigue estas recomendaciones:

1. Haz una lista de lo que comprarás. Toma conciencia y reflexiona sobre lo que verdaderamente necesitas. Y compara precios.

2. No salgas de compras cuando estés triste.

3. Pide a alguien de tu confianza que te acompañarte cuando vayas de compras. Su misión será vigilar tus compras y limitarte en caso de ser necesario.

4. Si sales de compras lleva solo en efectivo la cantidad que hayas destinado para comprar. Deja las tarjetas de crédito en casa.

5. Haz una limpieza de tu hogar y detecta cuántos objetos de la misma categoría tienes, esto te ayudará a darte cuenta de que eres una compradora compulsiva. Aprovecha esta situación para hacer una venta de garage y recuperar un poco del dinero perdido. Recuerda dejar ir para que nuevas cosas entren y vengan a tu vida.

6. Si las compras han puesto en números rojos tus ingresos, busca ayuda profesional de un psicólogo o terapeuta.


@lady_varo
ladyvaro.fp@gmail.com