/ miércoles 22 de septiembre de 2021

Damián Alcázar dice que se vale ser crítico con la 4T

Damián Alcázar dice que se puede ser crítico con la 4T, como ha hecho con historias y personajes que diseccionan estereotipos políticos de sexenios pasados, y se acomodan en la memoria. “Por supuesto que sí, sí se vale, hay que hacerlo, pero sí te tengo que decir que dentro de todo el diapasón posible para hacerle una crítica al nuevo Gobierno, pues las cosas que se les puede criticar son realmente, pues, casi, casi que insignificantes con respecto a otros gobiernos. La corrupción, el latrocinio absoluto, el enriquecimiento ilícito, la injusticia absoluta, la violencia que desataban los mismos gobernantes, pues eso no existe”.

\u0009Damián es considerado uno de los mejores actores mexicanos. En estos días platicamos con él a propósito de una nueva serie para HBO, en la que es el Asesino del Olvido. Un hombre ya en su tercera etapa, ya en la vejez, que es protagonista de una historia alrededor del alzheimer y crímenes terribles. Un hombre que se sentía muy cobarde, pero llega un momento en que sabe que su memoria se puede esfumar en meses, y decide no olvidar.

Con el nuevo Gobierno, dice el protagonista de El Infierno y La Ley de Herodes, se puede hablar de empecinamiento o de una manera de ser de un personaje, como muy belicosa, para armar un diálogo o discusión. “La crítica, por más que le busquemos, la crítica es una capa superficial, a lo que se podía criticar de los otros regímenes”.

Explica que si uno le rasca, si toma en cuenta los 40 años pasados en el país, evidentemente no hay mucho más de dónde cortar para hacer una crítica de la 4T, a menos que se base, asegura, en las fake news. Medias frases o interpretaciones.

“Ahora, no se puede en cuatro años, por supuesto que no se puede cambiar un país. Se inicia, y yo creo que eso sí es importante destacarlo”, dice el actor. “Hay muchas cosas que se pueden criticar, pero al mismo tiempo nos damos cuenta, nos enfrentamos a que bueno, pues nuestra crítica es realmente quítame estas fajas, porque no hay mucho más. Todavía hay muchísimos corruptos agarrados a la teta del Estado que no la quieren soltar y con muchas trampas todavía lo pueden conseguir”.

Damián recuerda que cuando fue a desayunar con el presidente López Obrador le habló de su arte. “Le fui a hablar de las profundas desigualdades con el cine mexicano, con respecto al cine norteamericano, por ahí empezamos. Luego comenzamos a hablar del cine que ya no se ve. Yo soy de una generación que pudo ver cine chino, cine japonés, cine italiano, argentino, y mexicano, en el cine. Ya nuestros jóvenes, de 40 años para acá, nunca han visto cine mexicano, si acaso uno que otro, no han visto cine mexicano, ni cine inglés, ni japonés, ni cine chino en el cine. Entonces todo eso empezamos a hablarlo”.

El mandatario lo mandó con Genaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), y ya comenzaron a generar ideas junto con el periodista y productor Epigmenio Ibarra. Están diseñando ciclos de películas para Canal 11, 14 y 22.

“También con mi amigo Epigmenio y Don Genaro, fuimos a ver a la doctora Claudia Sheinbaum, una señora sensible e inteligente, ejerciendo realmente un trabajo formidable para la ciudad. Le hablé de cine, y me dijo: Ya está Damián, ¿te parece cine en la ciudad?, y ya tenemos la programación. Hay más de mil películas para verse en las plazoletas de todas las alcaldías, en los salones, en escuelas, tengo que ir a hablar con la gente de Educación Pública, para insistirles que los niños tienen que ver cine. Todo esto que te digo, que se está generando, es sin apoyo económico. No me interesa ni me paga nadie por esto, me interesa que el cine se vea”.

Damián Alcázar dice que se puede ser crítico con la 4T, como ha hecho con historias y personajes que diseccionan estereotipos políticos de sexenios pasados, y se acomodan en la memoria. “Por supuesto que sí, sí se vale, hay que hacerlo, pero sí te tengo que decir que dentro de todo el diapasón posible para hacerle una crítica al nuevo Gobierno, pues las cosas que se les puede criticar son realmente, pues, casi, casi que insignificantes con respecto a otros gobiernos. La corrupción, el latrocinio absoluto, el enriquecimiento ilícito, la injusticia absoluta, la violencia que desataban los mismos gobernantes, pues eso no existe”.

\u0009Damián es considerado uno de los mejores actores mexicanos. En estos días platicamos con él a propósito de una nueva serie para HBO, en la que es el Asesino del Olvido. Un hombre ya en su tercera etapa, ya en la vejez, que es protagonista de una historia alrededor del alzheimer y crímenes terribles. Un hombre que se sentía muy cobarde, pero llega un momento en que sabe que su memoria se puede esfumar en meses, y decide no olvidar.

Con el nuevo Gobierno, dice el protagonista de El Infierno y La Ley de Herodes, se puede hablar de empecinamiento o de una manera de ser de un personaje, como muy belicosa, para armar un diálogo o discusión. “La crítica, por más que le busquemos, la crítica es una capa superficial, a lo que se podía criticar de los otros regímenes”.

Explica que si uno le rasca, si toma en cuenta los 40 años pasados en el país, evidentemente no hay mucho más de dónde cortar para hacer una crítica de la 4T, a menos que se base, asegura, en las fake news. Medias frases o interpretaciones.

“Ahora, no se puede en cuatro años, por supuesto que no se puede cambiar un país. Se inicia, y yo creo que eso sí es importante destacarlo”, dice el actor. “Hay muchas cosas que se pueden criticar, pero al mismo tiempo nos damos cuenta, nos enfrentamos a que bueno, pues nuestra crítica es realmente quítame estas fajas, porque no hay mucho más. Todavía hay muchísimos corruptos agarrados a la teta del Estado que no la quieren soltar y con muchas trampas todavía lo pueden conseguir”.

Damián recuerda que cuando fue a desayunar con el presidente López Obrador le habló de su arte. “Le fui a hablar de las profundas desigualdades con el cine mexicano, con respecto al cine norteamericano, por ahí empezamos. Luego comenzamos a hablar del cine que ya no se ve. Yo soy de una generación que pudo ver cine chino, cine japonés, cine italiano, argentino, y mexicano, en el cine. Ya nuestros jóvenes, de 40 años para acá, nunca han visto cine mexicano, si acaso uno que otro, no han visto cine mexicano, ni cine inglés, ni japonés, ni cine chino en el cine. Entonces todo eso empezamos a hablarlo”.

El mandatario lo mandó con Genaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), y ya comenzaron a generar ideas junto con el periodista y productor Epigmenio Ibarra. Están diseñando ciclos de películas para Canal 11, 14 y 22.

“También con mi amigo Epigmenio y Don Genaro, fuimos a ver a la doctora Claudia Sheinbaum, una señora sensible e inteligente, ejerciendo realmente un trabajo formidable para la ciudad. Le hablé de cine, y me dijo: Ya está Damián, ¿te parece cine en la ciudad?, y ya tenemos la programación. Hay más de mil películas para verse en las plazoletas de todas las alcaldías, en los salones, en escuelas, tengo que ir a hablar con la gente de Educación Pública, para insistirles que los niños tienen que ver cine. Todo esto que te digo, que se está generando, es sin apoyo económico. No me interesa ni me paga nadie por esto, me interesa que el cine se vea”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 03 de diciembre de 2021

Los Carmona Angulo

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 22 de noviembre de 2021

Tiemblan los de Huawei

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

miércoles 17 de noviembre de 2021

El señor Pablo Gómez es ético, dice Muna Dora

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

viernes 05 de noviembre de 2021

Ausente caso CORAFI en Segundo Informe de ASF

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 01 de noviembre de 2021

Las cortinas de humo del Metro

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

lunes 25 de octubre de 2021

Susana contra los sindicatos blancos

EL ESPECTADOR

Hiroshi Takahashi

Cargar Más