/ jueves 13 de agosto de 2020

¿Cuánto cuesta enfermarse de COVID-19?

Mi prometido tiene COVID-19. Quiero contarles todo lo que hemos pasado y pagado con la finalidad de crear conciencia de que es mucho más barato usar un buen cubrebocas, una careta de mica, mantener sana distancia y lavarse constantemente las manos que padecer toda esta odisea e incertidumbre de padecer coronavirus.

La noche del martes de la semana pasada, mi prometido comenzó a registrar temperatura de 38 grados, así que llamé a una doctora que vivía cerca y lo revisó. Además de la temperatura parecía que tenía una infección estomacal por la diarrea que presentaba, pero la doctora no dudó ni un momento en mandarle a hacer la prueba COVID-19 al laboratorio de su preferencia. Esa noche le recetó medicina para la temperatura y para prevenir neumonía. El gasto de la primera factura de los medicamentos más la consulta fue de mil pesos aproximadamente.

Al día siguiente, él y yo nos hicimos la prueba COVID-19 en Laboratorios Polanco, el costo de la prueba por persona fue de 3,199 pesos. Nos la hicieron sin bajarnos del coche. Solo bajamos la ventanilla del auto y nos metieron dos largos y delgados cotonetes. Uno por la garganta y otro en la fosa nasal izquierda. Hasta el fondo.

No existe un costo único para las pruebas, hay para todos los gustos y alcances. El precio más barato lo podemos encontrar en los laboratorios Salud Digna, en mil 300 pesos; le siguen Laboratorios Labiomola que ofrecen el servicio en 2 mil 400 pesos; Laboratorios Azteca en 2 mil 949 pesos; Laboratorios Jenner, la tiene en 3 mil 499; Laboratorios Olab y Chopo la ofrecen en 3,599. En los Hospitales Ángeles Interlomas, ABC Observatorio, Español de la Ciudad de México y Médica Sur, el costo va de los 6 mil a los 40 mil pesos. Los precios pueden variar pues depende de las promociones que ofrezcan ese día.

Después de dos días tuvimos nuestro diagnóstico: Él era positivo y yo, negativo. Durante los dos días de espera de la prueba mi prometido se comenzó a sentir más mal. Por lo que decidió consultar a otro médico que lo atendió vía telefónica y que le cobró 1,800 pesos. Él cual sugirió una dosis más fuerte de medicamento para calmar la temperatura. Así que en esta nueva factura súmenle una caja de paracetamol, sueros y la consulta del doctorcito. El cual ya ni nos contesta el teléfono.

La cosa no paró ahí. Un tercer médico lo tuvo que ver un día después pues aunque su temperatura estaba controlada ya comenzaba la tos, las flemas y el flujo nasal. El tercer médico le pidió una tomografía de tórax sin contraste, la cual tuvo un costo de 3 mil 198 pesos. Tres medicamentos más con un costo total de 1,358 pesos. Y posteriormente unas vitaminas de 500 pesos. Nos dijo que esta enfermedad lleva un tratamiento inmediato y otro posterior para lograr una recuperación integral.

Aún no sabemos qué medicinas más falten por comprar, pero por el momento al octavo día de haber presentado los síntomas de la enfermedad mi prometido está reaccionando bien a los medicamentos.

Esto, queridos lectores, lo escribo con el ánimo de que aquellas personas que aún no creen que la enfermedad existe o no le toman importancia, se detengan en pensar cuánto cuesta hacerle frente a esto y se pregunten si cuentan con un ahorro suficiente para salir adelante. Estoy segura de que pocas personas lo lograrían.

Por favor si no tienen la necesidad de salir a la calle no salgan. Y si tienes que salir a trabajar usa un cubrebocas reforzado que no tenga perforaciones ni bordados. Cómprate una careta de mica, de esas que venden en la farmacia o en el metro, no importa que te veas ridículo o ridícula; lleva tu gel antibacterial a todos lados y lávate constantemente las manos. Limpia todo con un trapito con cloro o Pinol. No te toques la cara con las manos sucias. Es importante que no hagas fiestas y que mantengas tu sana distancia: a metro y medio habla con la gente. De verdad más vale pecar de exagerado que padecer una enfermedad desconocida sin recursos para enfrentarla.

Y, por favor, pongámonos a ahorrar para que este tipo de emergencias y otras no nos agarren con una mano atrás y otra adelante. Los quiero mucho y cuídense por favor.

ladyvaro.fp@gmail.com

@Lady_Varo


Mi prometido tiene COVID-19. Quiero contarles todo lo que hemos pasado y pagado con la finalidad de crear conciencia de que es mucho más barato usar un buen cubrebocas, una careta de mica, mantener sana distancia y lavarse constantemente las manos que padecer toda esta odisea e incertidumbre de padecer coronavirus.

La noche del martes de la semana pasada, mi prometido comenzó a registrar temperatura de 38 grados, así que llamé a una doctora que vivía cerca y lo revisó. Además de la temperatura parecía que tenía una infección estomacal por la diarrea que presentaba, pero la doctora no dudó ni un momento en mandarle a hacer la prueba COVID-19 al laboratorio de su preferencia. Esa noche le recetó medicina para la temperatura y para prevenir neumonía. El gasto de la primera factura de los medicamentos más la consulta fue de mil pesos aproximadamente.

Al día siguiente, él y yo nos hicimos la prueba COVID-19 en Laboratorios Polanco, el costo de la prueba por persona fue de 3,199 pesos. Nos la hicieron sin bajarnos del coche. Solo bajamos la ventanilla del auto y nos metieron dos largos y delgados cotonetes. Uno por la garganta y otro en la fosa nasal izquierda. Hasta el fondo.

No existe un costo único para las pruebas, hay para todos los gustos y alcances. El precio más barato lo podemos encontrar en los laboratorios Salud Digna, en mil 300 pesos; le siguen Laboratorios Labiomola que ofrecen el servicio en 2 mil 400 pesos; Laboratorios Azteca en 2 mil 949 pesos; Laboratorios Jenner, la tiene en 3 mil 499; Laboratorios Olab y Chopo la ofrecen en 3,599. En los Hospitales Ángeles Interlomas, ABC Observatorio, Español de la Ciudad de México y Médica Sur, el costo va de los 6 mil a los 40 mil pesos. Los precios pueden variar pues depende de las promociones que ofrezcan ese día.

Después de dos días tuvimos nuestro diagnóstico: Él era positivo y yo, negativo. Durante los dos días de espera de la prueba mi prometido se comenzó a sentir más mal. Por lo que decidió consultar a otro médico que lo atendió vía telefónica y que le cobró 1,800 pesos. Él cual sugirió una dosis más fuerte de medicamento para calmar la temperatura. Así que en esta nueva factura súmenle una caja de paracetamol, sueros y la consulta del doctorcito. El cual ya ni nos contesta el teléfono.

La cosa no paró ahí. Un tercer médico lo tuvo que ver un día después pues aunque su temperatura estaba controlada ya comenzaba la tos, las flemas y el flujo nasal. El tercer médico le pidió una tomografía de tórax sin contraste, la cual tuvo un costo de 3 mil 198 pesos. Tres medicamentos más con un costo total de 1,358 pesos. Y posteriormente unas vitaminas de 500 pesos. Nos dijo que esta enfermedad lleva un tratamiento inmediato y otro posterior para lograr una recuperación integral.

Aún no sabemos qué medicinas más falten por comprar, pero por el momento al octavo día de haber presentado los síntomas de la enfermedad mi prometido está reaccionando bien a los medicamentos.

Esto, queridos lectores, lo escribo con el ánimo de que aquellas personas que aún no creen que la enfermedad existe o no le toman importancia, se detengan en pensar cuánto cuesta hacerle frente a esto y se pregunten si cuentan con un ahorro suficiente para salir adelante. Estoy segura de que pocas personas lo lograrían.

Por favor si no tienen la necesidad de salir a la calle no salgan. Y si tienes que salir a trabajar usa un cubrebocas reforzado que no tenga perforaciones ni bordados. Cómprate una careta de mica, de esas que venden en la farmacia o en el metro, no importa que te veas ridículo o ridícula; lleva tu gel antibacterial a todos lados y lávate constantemente las manos. Limpia todo con un trapito con cloro o Pinol. No te toques la cara con las manos sucias. Es importante que no hagas fiestas y que mantengas tu sana distancia: a metro y medio habla con la gente. De verdad más vale pecar de exagerado que padecer una enfermedad desconocida sin recursos para enfrentarla.

Y, por favor, pongámonos a ahorrar para que este tipo de emergencias y otras no nos agarren con una mano atrás y otra adelante. Los quiero mucho y cuídense por favor.

ladyvaro.fp@gmail.com

@Lady_Varo


ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 22 de octubre de 2020

Invierte en educación financiera

LADY VARO

Lady Varo

jueves 08 de octubre de 2020

4 trucos para ahorra más dinero

LADY VARO

Lady Varo

jueves 01 de octubre de 2020

Cómo ahorrar en tu boda

LADY VARO

Lady Varo

jueves 24 de septiembre de 2020

Si vas a hacer un testamento, esto te interesa

LADY VARO

Lady Varo

jueves 17 de septiembre de 2020

¿Qué esperas para hacer tu testamento?

LADY VARO

Lady Varo

jueves 10 de septiembre de 2020

Reglas básicas para invertir

LADY VARO

Lady Varo

jueves 13 de agosto de 2020

¿Cuánto cuesta enfermarse de COVID-19?

LADY VARO

Lady Varo

Cargar Más