/ domingo 4 de julio de 2021

Crónica de un amarillo anunciado

Teoría Práctica

Para nada era difícil saber que el semáforo amarillo iba a volver para quedarse, es más hasta se podría pensar que pronto el amarillo se va a convertir en el eterno naranja, pues no solo están aumentando el ritmo de los contagios, también lo está haciendo el de hospitalizaciones y esta vez, ya no es gente mayor, ahora son los jóvenes los que están padeciendo grave la enfermedad.

El problema efectivamente está en las personas que nada mas escucharon amarillo, desde la primera vez, y salieron a hacer su vida como si ya no hubiera riesgo, y es ahora quienes han abonado a que la pandemia esté cada vez más lejos de terminar y no solo eso, que ahora se esté convirtiendo en una más violenta que la primera y segunda ola.

Pero este problema no solo es de la gente irresponsable, porque no podría decírsele de otra manera, también es del gobierno que en definitiva no ha atinado un solo mensaje positivo que abone a que la ciudadanía se cuide, ni un solo mensaje ha dado a entender que aún estamos en peligro, sino todo lo contrario.

Desde el inicio de la pandemia y el confinamiento en aquel ya lejano marzo de 2020, hasta ahora, los mensajes del ejecutivo han ido en el tono valemadre de “no pasa nada” “estamos protegidos” y cosas tan absurdas como que solo se contagian los corruptos y tantas palabrerías que el señor de Palacio Nacional ha dicho y peor, todos en su gabinete y en general en la 4T han repetido hasta el cansancio para que nos la creamos.

Es fácil de recordar que durante meses “estuvimos en el punto alto de la pandemia y ya iba a empezar a bajar”, que el índice de contagios se incrementó cada día más hasta que empezaron a maquillar las cifras, a retrasar hasta tres semanas las cifras para que no se fueran de golpe, a dejar los “sospechosos” como cifra aparte para dosificarlo y que no hubiera un golpe duro a la imagen de la 4T.

El hecho es que en diversos estados, principalmente en la Ciudad de México, se mintió a la población en cuanto al color del semáforo, se pasó a verde con la única intensión de que se pudieran hacer campañas como la 4T sabe, de boca en boca, lo que por supuesto envió un mensaje equivocado y las consecuencias están ahí. Semáforo amarillo que pronto irá a naranja si no nos hacemos cargo.

Para nada era difícil saber que el semáforo amarillo iba a volver para quedarse, es más hasta se podría pensar que pronto el amarillo se va a convertir en el eterno naranja, pues no solo están aumentando el ritmo de los contagios, también lo está haciendo el de hospitalizaciones y esta vez, ya no es gente mayor, ahora son los jóvenes los que están padeciendo grave la enfermedad.

El problema efectivamente está en las personas que nada mas escucharon amarillo, desde la primera vez, y salieron a hacer su vida como si ya no hubiera riesgo, y es ahora quienes han abonado a que la pandemia esté cada vez más lejos de terminar y no solo eso, que ahora se esté convirtiendo en una más violenta que la primera y segunda ola.

Pero este problema no solo es de la gente irresponsable, porque no podría decírsele de otra manera, también es del gobierno que en definitiva no ha atinado un solo mensaje positivo que abone a que la ciudadanía se cuide, ni un solo mensaje ha dado a entender que aún estamos en peligro, sino todo lo contrario.

Desde el inicio de la pandemia y el confinamiento en aquel ya lejano marzo de 2020, hasta ahora, los mensajes del ejecutivo han ido en el tono valemadre de “no pasa nada” “estamos protegidos” y cosas tan absurdas como que solo se contagian los corruptos y tantas palabrerías que el señor de Palacio Nacional ha dicho y peor, todos en su gabinete y en general en la 4T han repetido hasta el cansancio para que nos la creamos.

Es fácil de recordar que durante meses “estuvimos en el punto alto de la pandemia y ya iba a empezar a bajar”, que el índice de contagios se incrementó cada día más hasta que empezaron a maquillar las cifras, a retrasar hasta tres semanas las cifras para que no se fueran de golpe, a dejar los “sospechosos” como cifra aparte para dosificarlo y que no hubiera un golpe duro a la imagen de la 4T.

El hecho es que en diversos estados, principalmente en la Ciudad de México, se mintió a la población en cuanto al color del semáforo, se pasó a verde con la única intensión de que se pudieran hacer campañas como la 4T sabe, de boca en boca, lo que por supuesto envió un mensaje equivocado y las consecuencias están ahí. Semáforo amarillo que pronto irá a naranja si no nos hacemos cargo.

Metrópoli

Esta semana inicia vacunación contra Covid-19 a personas de 18-29 años en cinco alcaldías

Esperan inmunizar a 293 mil personas mayores de 18 años y con las que se prevé alcanzar una cobertura del 84.6 por ciento con esquema completo

Policiaca

Cae Jonathan Alexis "N" por feminicidio en 2016

Este sujeto quedó a disposición de la Autoridad Judicial en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Texcoco

Ciencia

Neri Vela: Si los empresarios no fueran tan egoístas habrían más viajes al espacio

El astronauta mexicano celebró los 36 años de la primera visita de un mexicano al espacio

OMG!

Más violento y vengativo: revelan tráiler de The Batman, la película

El superhéroe interpretado por Robert Pattinson se muestra más violento y con ira en el avance que se presentó dentro de la DC Fandom

Mundo

Bill Clinton presenta mejoría tras ser hospitalizado por una infección

El expresidente de Estados Unidos, hospitalizado desde el martes, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos por motivos de "seguridad y privacidad"

México

Apoyan a pequeños productoras de café chiapanecos

Fue inaugurada la Cafetería Sierra Azul en Tuxtla Gutiérrez con la que buscan vincular al productor con el consumidor para que más marcas, familias y mujeres vinculadas con la producción de café oferten directamente al mercado

Metrópoli

Alcaldías deben velar por la accesibilidad de discapacitados

La diputada Leticia Estrada promueve reformar La Ley de Accesibilidad de la Ciudad de México