/ martes 15 de septiembre de 2020

Conflictos laborales en la CNDH

Qué pasa en la CNDH. Desde la designación de su titular Rosario Piedra Ibarra, las grillas y conflictos internos han sido frecuentes; así como los despidos de personal de algunos programas, visitadores y coordinadores de Comunicación Social.

Pese a la pandemia de Covid-19, desde febrero decenas de trabajadores han sido cesados, sin las indemnizaciones que marca la ley, entre los afectados están cuatro exoperadores de servicios del Programa de Sexualidad, Salud y VIH, denuncian los afectados. Les violaron sus derechos laborales y humanos.

En la quinta visitaduría hay varios cesados, a pesar de no existir cause of despido, y otros han sido obligados a firmar su renuncia. Gonzalo Cortés, visitador adjunto del Programa de Agravio a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, perdió su empleo y acusa que no ha sido indemnizado.

A Cortés le fue notificado su cese por “pérdida de confianza”. En agosto 26, les pasó lo mismo al ex titular de la Primera Visitaduría, José Martínez Cruz y al ex titular de la Sexta Visitaduría, Edgard Sánchez Ramírez, por el mismo motivo.

Por las declaraciones de estos dos últimos, Piedra Ibarra envió un mensaje virtual, del porque solicitó su renuncia. “Por haber traicionado a las víctimas y al encargo encomendado, porque no había compromiso ni resultados”, indica.

Desmintió falsedades y mentiras que han usado los ex directores para “Torcer lo que sucede en la CNHD”.

Antes, una situación que hizo ruido fue el despido injustificado del subdirector del área de comunicación social, Lázaro Serranía, el 15 de junio. En una primera instancia denunció el cese, luego lo corrigió y el servidor difundió una carta, donde aseguró que nunca fue cesado.

La que se responsabilizó en ese momento fue Alejandra Ezeta Bagnis, quien era la directora de Comunicación Social.

Tras las denuncias de Ezeta y de otros despedidos, la CNDH rechazó cualquier violación a Derechos Humanos y laborales. Que no hay denuncias ante el Comité Técnico de Revisión Laboral para resolver las quejas que pueden presentarse en ese organismo. “Algunos empleados se han tenido que ir, pero se han respetado sus derechos laborales”, citó.

Ese panorama pone en entredicho, al organismo encargado de proteger los derechos humanos, porque transgrede los derechos laborales de sus propios empleados. Incluso, a diversas ONG´S y sindicatos les preocupa el curso que adoptan la CNDH y se oponen a que regrese al molde anterior ”.

Sígueme @ Patri17Carrasco


Qué pasa en la CNDH. Desde la designación de su titular Rosario Piedra Ibarra, las grillas y conflictos internos han sido frecuentes; así como los despidos de personal de algunos programas, visitadores y coordinadores de Comunicación Social.

Pese a la pandemia de Covid-19, desde febrero decenas de trabajadores han sido cesados, sin las indemnizaciones que marca la ley, entre los afectados están cuatro exoperadores de servicios del Programa de Sexualidad, Salud y VIH, denuncian los afectados. Les violaron sus derechos laborales y humanos.

En la quinta visitaduría hay varios cesados, a pesar de no existir cause of despido, y otros han sido obligados a firmar su renuncia. Gonzalo Cortés, visitador adjunto del Programa de Agravio a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, perdió su empleo y acusa que no ha sido indemnizado.

A Cortés le fue notificado su cese por “pérdida de confianza”. En agosto 26, les pasó lo mismo al ex titular de la Primera Visitaduría, José Martínez Cruz y al ex titular de la Sexta Visitaduría, Edgard Sánchez Ramírez, por el mismo motivo.

Por las declaraciones de estos dos últimos, Piedra Ibarra envió un mensaje virtual, del porque solicitó su renuncia. “Por haber traicionado a las víctimas y al encargo encomendado, porque no había compromiso ni resultados”, indica.

Desmintió falsedades y mentiras que han usado los ex directores para “Torcer lo que sucede en la CNHD”.

Antes, una situación que hizo ruido fue el despido injustificado del subdirector del área de comunicación social, Lázaro Serranía, el 15 de junio. En una primera instancia denunció el cese, luego lo corrigió y el servidor difundió una carta, donde aseguró que nunca fue cesado.

La que se responsabilizó en ese momento fue Alejandra Ezeta Bagnis, quien era la directora de Comunicación Social.

Tras las denuncias de Ezeta y de otros despedidos, la CNDH rechazó cualquier violación a Derechos Humanos y laborales. Que no hay denuncias ante el Comité Técnico de Revisión Laboral para resolver las quejas que pueden presentarse en ese organismo. “Algunos empleados se han tenido que ir, pero se han respetado sus derechos laborales”, citó.

Ese panorama pone en entredicho, al organismo encargado de proteger los derechos humanos, porque transgrede los derechos laborales de sus propios empleados. Incluso, a diversas ONG´S y sindicatos les preocupa el curso que adoptan la CNDH y se oponen a que regrese al molde anterior ”.

Sígueme @ Patri17Carrasco


ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 22 de septiembre de 2020

Salarios recortados

DOBLE EFECTO

Patricia Carrasco

martes 15 de septiembre de 2020

Conflictos laborales en la CNDH

DOBLE EFECTO

Patricia Carrasco

martes 08 de septiembre de 2020

Fuera Bartlett de la CFE

DOBLE EFECTO

Patricia Carrasco

lunes 24 de agosto de 2020

El teletrabajo

DOBLE EFECTO

Patricia Carrasco

lunes 17 de agosto de 2020

Hugo y los contratos de protección

DOBLE EFECTO

Patricia Carrasco

lunes 03 de agosto de 2020

Benito, no quita el dedo del renglón

DOBLE EFECTO

Patricia Carrasco

lunes 27 de julio de 2020

Llaman a la unidad en el SUTGCDMX

DOBLE EFECTO

Patricia Carrasco

Cargar Más