/ lunes 11 de octubre de 2021

AMLO: “traidores a la patria”

Por Alejandro Lelo de Larrea


¿Cuál es la intención oculta de la iniciativa de reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, si desde que la envió al Congreso de la Unión sabía que estaba muerta?


Una de las respuestas: para que la “4T” genere un discurso, una narrativa que sea su bandera de campaña para ganar la revocación de mandato de AMLO en marzo de 2022 y luego la Presidencia de la República en 2024.


El viernes, AMLO lanzó una expresión temeraria: “Si hay un acto de traición a la patria y no se aprueba que el litio esté en manos de la nación, de todas maneras vamos a negar cualquier explotación para el litio, tenemos facultades”. En realidad se refiere a su reforma eléctrica completa, pues él quiere todo o nada.


O sea que para AMLO los legisladores que voten en su contra cometerán el delito de “traición a la patria”, contemplado en el Código Penal Federal, Libro Segundo, “Delitos contra la Seguridad de la Nación”, artículo 123. “Se impondrá la pena de prisión de cinco a cuarenta años y multa hasta de cincuenta mil pesos al mexicano que cometa traición a la patria en alguna de las formas siguientes: I.- Realice actos contra la independencia, soberanía o integridad de la Nación Mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o gobierno extranjero”.


En este caso, afortunadamente los legisladores gozan de fuero constitucional. El artículo 61 prevé: “Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas.”


Ese será el discurso de la “4T”: ellos son los defensores de la patria, de la soberanía nacional; los de la oposición son los entreguistas, traidores a la patria. Discurso perverso, maniqueo, que dividirá aún más a los mexicanos.


Sheinbaum utilizará la misma narrativa para su larga precampaña 2024. El viernes pasado le preguntaron: “¿Consideraría como una traición a la patria por parte de los legisladores que voten en contra de esta reforma?”


La jefa de Gobierno respondió: “Coincido con el presidente en el sentido de que si uno recupera el mensaje de López Mateos en la nacionalización de la industria eléctrica, entregar los recursos naturales a otros países, a empresas extranjeras, es una pérdida de soberanía nacional”.

El discurso en algunos opositores es igual maniqueo, pero a la inversa: “Avalar esa reforma de AMLO sí es una traición a la patria”, según el líder del PRD, Jesús Zambrano.

Por Alejandro Lelo de Larrea


¿Cuál es la intención oculta de la iniciativa de reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador, si desde que la envió al Congreso de la Unión sabía que estaba muerta?


Una de las respuestas: para que la “4T” genere un discurso, una narrativa que sea su bandera de campaña para ganar la revocación de mandato de AMLO en marzo de 2022 y luego la Presidencia de la República en 2024.


El viernes, AMLO lanzó una expresión temeraria: “Si hay un acto de traición a la patria y no se aprueba que el litio esté en manos de la nación, de todas maneras vamos a negar cualquier explotación para el litio, tenemos facultades”. En realidad se refiere a su reforma eléctrica completa, pues él quiere todo o nada.


O sea que para AMLO los legisladores que voten en su contra cometerán el delito de “traición a la patria”, contemplado en el Código Penal Federal, Libro Segundo, “Delitos contra la Seguridad de la Nación”, artículo 123. “Se impondrá la pena de prisión de cinco a cuarenta años y multa hasta de cincuenta mil pesos al mexicano que cometa traición a la patria en alguna de las formas siguientes: I.- Realice actos contra la independencia, soberanía o integridad de la Nación Mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o gobierno extranjero”.


En este caso, afortunadamente los legisladores gozan de fuero constitucional. El artículo 61 prevé: “Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas.”


Ese será el discurso de la “4T”: ellos son los defensores de la patria, de la soberanía nacional; los de la oposición son los entreguistas, traidores a la patria. Discurso perverso, maniqueo, que dividirá aún más a los mexicanos.


Sheinbaum utilizará la misma narrativa para su larga precampaña 2024. El viernes pasado le preguntaron: “¿Consideraría como una traición a la patria por parte de los legisladores que voten en contra de esta reforma?”


La jefa de Gobierno respondió: “Coincido con el presidente en el sentido de que si uno recupera el mensaje de López Mateos en la nacionalización de la industria eléctrica, entregar los recursos naturales a otros países, a empresas extranjeras, es una pérdida de soberanía nacional”.

El discurso en algunos opositores es igual maniqueo, pero a la inversa: “Avalar esa reforma de AMLO sí es una traición a la patria”, según el líder del PRD, Jesús Zambrano.