/ domingo 20 de diciembre de 2020

A sufrir otra vez

Nuevamente la angustia, la desesperación, el miedo y la incertidumbre se apodero de los ciudadanos, después de que el gobierno del Estado de México informó que a partir de este sábado, por los constantes contagios de Covid-19, la entidad mexiquense regresa al semáforo rojo, para evitar que el virus se siga propagando y afecte a más personas.

Sin duda amigo lector que esta determinación causo entre la población nuevamente zozobra y hasta miedo, pues cómo sucedió cuando el virus llegó a nuestro país, empresas, negocios, teatros, estadios de futbol, cine y centros comerciales entre otros tuvieron que cerrar, causando enormes pérdidas económicas y la gente se tuvo que encerrar en sus casas.

Estas acciones, a parte de que generaron pérdidas económicas muy graves, también fueron causantes de que muchas personas perdieran sus empleos. Y es en este punto donde la gente tiene más miedo, pues consideraron que cuando la situación se estaba normalizando a medias, nuevamente se vuelve a caer en lo mismo y no saben si en este nuevo brote de coronavirus van a mantener sus trabajos.

Las calles seguramente van a lucir vacías de nueva cuenta como sucedió cuando el Covid-19 llego a nuestro país y se tuvieron que tomar medidas extremas como ahora, para evitar que el virus se propague y la cifra de muertos en nuestro país que ya rebasa los más de 117 mil, aumente.

El gobierno federal que encabeza López Obrador tiene que tomar medidas emergentes y preparar acciones contundentes para enfrentar con buenos resultados esta situación, que de por sí ya es delicada y que ahora posiblemente será peor.

Después de que se anunció que el Estado de México y la Ciudad de México regresaban al semáforo rojo por la gran cantidad de personas que se estaban contagiando con el coronavirus, empresarios salieron al paso y mostraron una profunda preocupación, pues afirmaron que no sabían si “un segundo golpe”, lo iban a soportar.

Lo mismo pasa con chóferes de camionetas colectivas y taxistas, quienes también mostraron preocupación porque ya tuvieron la experiencia del primer caso en que la gente se tuvo que encerrar y prácticamente no tenían pasaje porque las calles estaban vacías.

Pues ante esta nueva medida de las autoridades para evitar contagios, lo único que nos queda es esperar a ver qué va suceder, que nos depara el destino y que Dios nos agarre confesados a todos y nos ayude a salir de esta situación que ya esa alarmante y que hasta cierto punto ya es desgastante y tiene hartos a los ciudadanos por todas las medidas de seguridad que a diario tiene que tomar. Nos leemos el domingo.

Nuevamente la angustia, la desesperación, el miedo y la incertidumbre se apodero de los ciudadanos, después de que el gobierno del Estado de México informó que a partir de este sábado, por los constantes contagios de Covid-19, la entidad mexiquense regresa al semáforo rojo, para evitar que el virus se siga propagando y afecte a más personas.

Sin duda amigo lector que esta determinación causo entre la población nuevamente zozobra y hasta miedo, pues cómo sucedió cuando el virus llegó a nuestro país, empresas, negocios, teatros, estadios de futbol, cine y centros comerciales entre otros tuvieron que cerrar, causando enormes pérdidas económicas y la gente se tuvo que encerrar en sus casas.

Estas acciones, a parte de que generaron pérdidas económicas muy graves, también fueron causantes de que muchas personas perdieran sus empleos. Y es en este punto donde la gente tiene más miedo, pues consideraron que cuando la situación se estaba normalizando a medias, nuevamente se vuelve a caer en lo mismo y no saben si en este nuevo brote de coronavirus van a mantener sus trabajos.

Las calles seguramente van a lucir vacías de nueva cuenta como sucedió cuando el Covid-19 llego a nuestro país y se tuvieron que tomar medidas extremas como ahora, para evitar que el virus se propague y la cifra de muertos en nuestro país que ya rebasa los más de 117 mil, aumente.

El gobierno federal que encabeza López Obrador tiene que tomar medidas emergentes y preparar acciones contundentes para enfrentar con buenos resultados esta situación, que de por sí ya es delicada y que ahora posiblemente será peor.

Después de que se anunció que el Estado de México y la Ciudad de México regresaban al semáforo rojo por la gran cantidad de personas que se estaban contagiando con el coronavirus, empresarios salieron al paso y mostraron una profunda preocupación, pues afirmaron que no sabían si “un segundo golpe”, lo iban a soportar.

Lo mismo pasa con chóferes de camionetas colectivas y taxistas, quienes también mostraron preocupación porque ya tuvieron la experiencia del primer caso en que la gente se tuvo que encerrar y prácticamente no tenían pasaje porque las calles estaban vacías.

Pues ante esta nueva medida de las autoridades para evitar contagios, lo único que nos queda es esperar a ver qué va suceder, que nos depara el destino y que Dios nos agarre confesados a todos y nos ayude a salir de esta situación que ya esa alarmante y que hasta cierto punto ya es desgastante y tiene hartos a los ciudadanos por todas las medidas de seguridad que a diario tiene que tomar. Nos leemos el domingo.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 28 de febrero de 2021

Las Delicias del Poder

Alvaro Velazquez

domingo 21 de febrero de 2021

Ni a cual irle

Alvaro Velazquez

domingo 14 de febrero de 2021

Ya se inconformaron

Alvaro Velazquez

domingo 31 de enero de 2021

Siguen en la misma

Alvaro Velazquez

domingo 10 de enero de 2021

No Cesa

Alvaro Velazquez

domingo 03 de enero de 2021

Nadie los toca

Alvaro Velazquez

domingo 27 de diciembre de 2020

Otra vez violencia

Alvaro Velazquez

domingo 20 de diciembre de 2020

A sufrir otra vez

Alvaro Velazquez

Cargar Más