/ jueves 17 de junio de 2021

6 mitos que debes romper para sanar tus finanzas postpandemia

Desde que Adina Chelminsky (economista, financiera, mentora de emprendedores y periodista de finanzas personales) anunció en diciembre su libro ‘¿Cómo chingaos sobrevivir a una pandemia?’, supe que necesitaba leerlo, así que lo pedí por Amazon…pero resulta que todavía no salía a la venta y ya estaba agotado. Este lunes tuve la oportunidad de adquirirlo por Gandhi y pagué envío exprés, porque me urgía compartírselos esta semana por aquí, ya que no lo encontrarán libre por internet, a menos que lo compren en versión digital.

Bueno, después de pelearme con la librería porque el libro llegó dos días después, heme aquí para compartirles parte de lo que nos dice Adina para superar esta crisis postpandemia que nos ha dejado rotos los bolsillos, el ánimo por los suelos y en algunos casos hasta familias desgreñadas.

Este libro es como estar platicando con Adina. La autora nos cuestiona y nos invita a hacer una autorreflexión para identificar en qué momento la regamos y cómo corregir el camino. Al mismo tiempo nos explica el origen de todos nuestros problemas: la educación financiera.

“El desconocimiento financiero se ha transmitido de generación en generación. Dado que el manejo del dinero se aprende más por la práctica que por la teoría, literalmente copiamos lo que vemos: es lógico y natural que padres confundidos críen hijos que también lo estén”, dice.

Este desconocimiento, alimenta miedos y mitos que tenemos que romper:

1. “La planeación financiera es solo para los ricos”. No son los ricos los que dedican tiempo a poner en orden su vida financiera, sino que es la gente que le dedica tiempo a sus finanzas personales la que se hace rica. El camino a la riqueza está pavimentado de organización, cordura y dedicación.

2. “No me ocupo de mis finanzas personales porque soy muy joven”. Cuanto antes comiences a planear tu vida financiera, mayores posibilidades tienes de tomar mejores decisiones y cumplir un mayor número de metas y sueños.

3. “No me ocupo de mis finanzas porque ya soy demasiado viejo”. Nunca es demasiado tarde para empezar a organizar tu vida financiera; aún cuando ya estés por jubilarte, o lleves años sin trabajar, hacerlo siempre trae beneficios para ti y los tuyos.

4. “Las mujeres no necesitan preocuparse por sus finanzas personales”. Las mujeres en particular tienen menores ingresos que los hombres, mayores interrupciones en su vida laboral y viven más años en su época del retiro, por lo que el énfasis en la planeación financiera es sumamente importante. Además ellas, por lo general, son las encargadas de administrar el hogar y de marcar el camino de la educación de los hijos, por lo que para ambas labores se necesita de un buen manejo del dinero.

5. “No tengo tiempo para dedicarme al manejo del dinero”. En el campo de las finanzas personales no se necesita firmar un contrato de vida o comprometerse a la perfección. Todo cambio, por pequeño que sea, sirve de algo. Comienza a gastar en cosas que no necesitas o a generar algún ingreso extra para pagar las pequeñas deudas que tienes y verás cambios relevantes.

6. “Para manejar el dinero necesito saber matemáticas o economía y estoy negado a los números”. La planeación financiera requiere de sumas y restas que cualquier calculadora puede hacer, de sentido común, dedicarle algo de tiempo, ser un poquito más organizado y tener buenas fuentes de información. El éxito de las finanzas personales no es cuestión de fórmulas, sino de actitud y acciones.

Así que manos a la obra, te sugiero que vayas a una librería, inviertas 202 pesos y adquieras el libro de Adina Chelminsky. Tiene para ti ejercicios, ejemplos y tips muy valiosos que te animarán a poner en orden tu cartera.

@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com

Desde que Adina Chelminsky (economista, financiera, mentora de emprendedores y periodista de finanzas personales) anunció en diciembre su libro ‘¿Cómo chingaos sobrevivir a una pandemia?’, supe que necesitaba leerlo, así que lo pedí por Amazon…pero resulta que todavía no salía a la venta y ya estaba agotado. Este lunes tuve la oportunidad de adquirirlo por Gandhi y pagué envío exprés, porque me urgía compartírselos esta semana por aquí, ya que no lo encontrarán libre por internet, a menos que lo compren en versión digital.

Bueno, después de pelearme con la librería porque el libro llegó dos días después, heme aquí para compartirles parte de lo que nos dice Adina para superar esta crisis postpandemia que nos ha dejado rotos los bolsillos, el ánimo por los suelos y en algunos casos hasta familias desgreñadas.

Este libro es como estar platicando con Adina. La autora nos cuestiona y nos invita a hacer una autorreflexión para identificar en qué momento la regamos y cómo corregir el camino. Al mismo tiempo nos explica el origen de todos nuestros problemas: la educación financiera.

“El desconocimiento financiero se ha transmitido de generación en generación. Dado que el manejo del dinero se aprende más por la práctica que por la teoría, literalmente copiamos lo que vemos: es lógico y natural que padres confundidos críen hijos que también lo estén”, dice.

Este desconocimiento, alimenta miedos y mitos que tenemos que romper:

1. “La planeación financiera es solo para los ricos”. No son los ricos los que dedican tiempo a poner en orden su vida financiera, sino que es la gente que le dedica tiempo a sus finanzas personales la que se hace rica. El camino a la riqueza está pavimentado de organización, cordura y dedicación.

2. “No me ocupo de mis finanzas personales porque soy muy joven”. Cuanto antes comiences a planear tu vida financiera, mayores posibilidades tienes de tomar mejores decisiones y cumplir un mayor número de metas y sueños.

3. “No me ocupo de mis finanzas porque ya soy demasiado viejo”. Nunca es demasiado tarde para empezar a organizar tu vida financiera; aún cuando ya estés por jubilarte, o lleves años sin trabajar, hacerlo siempre trae beneficios para ti y los tuyos.

4. “Las mujeres no necesitan preocuparse por sus finanzas personales”. Las mujeres en particular tienen menores ingresos que los hombres, mayores interrupciones en su vida laboral y viven más años en su época del retiro, por lo que el énfasis en la planeación financiera es sumamente importante. Además ellas, por lo general, son las encargadas de administrar el hogar y de marcar el camino de la educación de los hijos, por lo que para ambas labores se necesita de un buen manejo del dinero.

5. “No tengo tiempo para dedicarme al manejo del dinero”. En el campo de las finanzas personales no se necesita firmar un contrato de vida o comprometerse a la perfección. Todo cambio, por pequeño que sea, sirve de algo. Comienza a gastar en cosas que no necesitas o a generar algún ingreso extra para pagar las pequeñas deudas que tienes y verás cambios relevantes.

6. “Para manejar el dinero necesito saber matemáticas o economía y estoy negado a los números”. La planeación financiera requiere de sumas y restas que cualquier calculadora puede hacer, de sentido común, dedicarle algo de tiempo, ser un poquito más organizado y tener buenas fuentes de información. El éxito de las finanzas personales no es cuestión de fórmulas, sino de actitud y acciones.

Así que manos a la obra, te sugiero que vayas a una librería, inviertas 202 pesos y adquieras el libro de Adina Chelminsky. Tiene para ti ejercicios, ejemplos y tips muy valiosos que te animarán a poner en orden tu cartera.

@Lady_Varo
ladyvaro.fp@gmail.com